Violación grupal: “Las políticas públicas y la Justicia fallan"

“Da escozor el nivel de sadismo, bestialidad y perversidad de estos seres humanos”, dijo su abogado, por lo que a su entender “no hay otra explicación que quisieron matarla".
violacion grupal
La víctima sufrió mutilaciones en la lengua y fractura de pelvis. Foto: MPF Córdoba

Tres hombres fueron imputados en las últimas horas acusados de haber cometido una violación grupal y graves lesiones a una joven de 25 años que el 18 de septiembre último fue encontrada al costado de una ruta, en la zona sureste de la ciudad de Córdoba, informaron fuentes judiciales.

Según la investigación preliminar, la víctima sufrió mutilaciones en la lengua y fractura de pelvis y esa madrugada fue hallada por un automovilista “tirada y sin posibilidades de moverse por si misma”, en la banquina de ruta Circunvalación, contó a Télam el abogado Carlos María González Quintana, representante de la muchacha.

El letrado detalló que la mujer seguía internada en el Hospital de Urgencias, de la capital local, y allí los estudios develaron que fue “violada, le ocasionaron graves lesiones en la zona genital, fractura de pelvis y mutilación en la lengua causada por la extirpación violenta de un piercing”.

Además, el cuerpo presentaba “escoriaciones” que serían consecuencias de haber sido arrastrado por la carpeta asfáltica de la ruta, probablemente en el mismo lugar donde fue encontrada.

En la causa interviene el equipo de forenses del Polo de la Mujer con tareas de contención psicológica, cuidados médicos y está próximo a recibir el alta para iniciar su recuperación en su casa, indicó González Quintana, quien anticipó que ese proceso va a ser “muy largo y complejo, porque la lesión más importante está en su psiquis”.

"No hay otra explicación que quisieron matarla"

“Da escozor el nivel de sadismo, bestialidad y perversidad de estos seres humanos”, dijo el letrado, por lo que a su entender “no hay otra explicación que quisieron matarla".

Asimismo reprochó el accionar del Estado y la Justicia dado que la joven ya había denunciado el primer abuso sexual en 2018, hace seis meses el segundo y este es el tercero, todos cometidos por las mismas personas.

De acuerdo al abogado, también hubo 25 y 30 denuncias por robos, actos de violencia, hostigamiento y amenazas de muerte que estás personas cometieron desde hace cuatro años, tanto a esta víctima como a los restantes miembros de su familia.

“Todas estas denuncias con las cuales la familia buscaba protección cayeron en saco roto. Tuvo que salir en los medios para que la justicia actuara”, cuestionó González Quintana.

Y, consideró: “Las políticas públicas y la Justicia fallan. No llegan a las familias de los sectores sociales, económicos y culturales desfavorecidos, vulnerables. Por milagro esta chica no está muerta”.

La joven y su familia provienen de la actividad del campo del interior provincial y desde hace un tiempo están radicados en la capital cordobesa.

El abogado explicó que los atacantes son partes de un grupo social que integraba la joven y que, desde la primera denuncia, estaba “amenazada de muerte” por esta gente.

“Por ahora son tres los detenidos pero estimamos que las responsabilidades se trasladan a tres o cuatro personas más”, que preliminarmente están acusados por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante por el número de partícipes y por lesiones graves”, indicó.

Asimismo, adelantó que va a solicitar a la fiscal a cargo de la investigación, Alicia Chirino, la ampliación de la acusación por “robo y tentativa de homicidio” porque “entendemos que han querido matarla y por alguna razón ajena a esa voluntad no lo han conseguido, afortunadamente”.

También indicó que se trabaja en las averiguaciones del por qué no se avanzó en las investigaciones de los sumarios vinculadas a las denuncias.

Te puede interesar