Díaz dijo que creía que Uliarte "fantaseaba" y se despegó del hecho

Según informaron fuentes judiciales, la declaración terminó esta tarde y la causa vuelve a estar bajo secreto de sumario.
Intento de magnicidio
La joven de 21 años declaró ante la jueza y el fiscal Carlos Rívolo por el intento de magnicidio. Foto: archivo

Agustina Díaz, la tercera detenida por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, reconoció ante la justicia federal sus intercambios de mensajes de WhatsApp con la imputada Brenda "Ámbar" Uliarte, pero buscó despegarse del hecho al asegurar que pensaba que su amiga era una "fabuladora".

La joven de 21 años prestó declaración indagatoria durante más de dos horas ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, ante quienes sostuvo que jamás pensó que los diálogos que mantuvo con Uliarte podían convertirse en realidad, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales.

"Fabuladora", "manipuladora", "delirante" y "fantasiosa", son algunos de los adjetivos que Díaz le dedicó a Uliarte, la novia del agresor Fernando Sabag Montiel, según pudo reconstruir esta agencia de fuentes que presenciaron la indagatoria.

Acompañada por los abogados particulares Javier Molina y Marcelo Herrera, quienes pidieron su excarcelación, Díaz buscó en todo momento tomar distancia del hecho, aunque le imputaron haber participado de la planificación del ataque y del intento de encubrimiento.

"Borrá todo", decía uno de los mensajes que Díaz le mandó a Uliarte y que hoy, ante la justicia, aseguró que tenía que ver con el deseo de proteger a su amiga porque pensaba que no tenía nada que ver con el ataque y que podía quedar pegada por ser la novia de Sabag Montiel.

Entre los mensajes extraídos del celular de Uliarte, había uno que estaba borrado: Díaz reconoció que era una foto del arma que fue empleada en el ataque (se la había mandado en mayo) y dijo que quien había eliminado el mensaje era "Ámbar".

Se despegó del intento de magnicidio

Díaz afirmó durante su indagatoria que nunca se tomó "en serio" aquellas conversaciones que mantuvo con Uliarte en las cuales se expresaba la voluntad de intentar asesinar a la dos veces expresidenta Fernández de Kirchner y que lo atribuía a las fabulaciones de su amiga.

La imputada afirmó además que desde mayo que no visitaba la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por lo que aseguró que no estuvo en la zona de Juncal y Uruguay el 1° de septiembre cuando Sabag Montiel intentó asesinar a la vicepresidenta.

Antes de que iniciara la declaración de Díaz, la jueza Capuchetti había vuelto a implantar el secreto de sumario para una parte del expediente, por lo que se espera que en las próximas horas puedan producirse medidas cuya filtración previa podría frustrarlas.

Díaz quedó bajo la lupa de los investigadores a partir de una serie de mensajes que intercambió con Uliarte, a la que intentó ayudar a ocultarse de la justicia, pero también por otros previos al ataque en los que hablaban sobre cómo podía provocarse una atentado contra la vicepresidenta.

Noticias relacionadas:

cristina fernandez by telamIntento de magnicidio: aceptaron a Cristina Fernández como querellante

Te puede interesar