La crisis política por la interna del Gobierno intranquiliza la economía

Ed Impresa 08/07/2022 Por Facundo Piai
La ministra Silvina Batakis tiene por desafío revertir las expectativas negativas a partir de las diferencias que eyectaron a Martín Guzmán. El consumo, resentido.
Alberto Batakis © NA
Silvina Batakis asume frente a un consumo que comenzó a resentirse por la escalada de los precios y una brecha cambiaria que enciende las alarmas. (Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

La desprolija salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía reavivó una corrida sobre el dólar que parecía estar controlada. Recordemos que las regulaciones del Banco Central sobre los dólares habilitados a las empresas para importar o saldar deudas habían surtido efecto cuando la semana pasada el Central recuperó reservas. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las renuncias de anteriores ministros de Economía, esta no se da estrictamente como resultado de una crisis económica. 

La dimisión del discípulo del Nobel en economía Joseph Stiglitz se da en un contexto en el que el nivel de actividad se recuperó de la debacle pandémica, pero también de los recesivos años 2018 y 2019. Los últimos reportes oficiales ubican al nivel de actividad económica cercano al máximo de la gestión de Cambiemos (noviembre de 2017). La industria, por su parte, lleva 14 meses consecutivos de incremento del uso de su capacidad instalada y en lo que va del año acumula cuatro puntos porcentuales de crecimiento. En consecuencia, el PBI acarrea cinco trimestres consecutivos con signo positivo.

“Planificar el uso de dólares de las reservas”

A todo esto, Silvina Batakis asume frente a un consumo que comenzó a resentirse por la escalada de los precios y una brecha cambiaria que enciende las alarmas. La primera variable será determinante en el nivel de la actividad económica y en el humor social; si la turbina de la demanda deja de traccionar durante el segundo semestre, la economía cerrará el año con un crecimiento más moderado del previsto. Mientras que la escalada de los dólares paralelos, desatada tras el portazo que dio Guzmán, genera un círculo vicioso que la ministra entrante deberá desarmar. 

El ensanchamiento de la brecha entre el tipo de cambio oficial con los dólares paralelos lleva a los actores económicos a adelantar importaciones para cubrirse de una eventual devaluación. Mientras que, por su parte, el agro reduce la liquidación a la expectativa de tener mayor claridad sobre el valor de la divisa. En consecuencia, el mes comenzó con un Banco Central perdiendo reservas, también tensionadas por los dólares demandados para importar energía. En definitiva, muchos pescan en una pecera cada vez más reducida. 

Batakis, quien administró la economía bonaerense durante el gobierno de Daniel Scioli, enfatizó en sus primeras declaraciones públicas la necesidad de “planificar el uso de los dólares de las reservas”. Si bien ratificó el rumbo económico trazado el 10 de diciembre de 2019, aún no hay claridad respecto a las medidas que implementará para contrarrestar el drenaje de divisas. En este sentido, la semana pasada el Gobierno amplió la lista de bienes por los que se debe pedir autorización para entrar al país, con el fin de sustituir importaciones. 

Las restricciones sobre las divisas para importar inquietan a la industria

Desde el Ministerio de Producción no descartaron que se amplíe la lista de licencias no automáticas. Desde el entorno de Scioli comunicaron a este medio que “hay un análisis permanente en el día a día de la coyuntura con Economía y el Banco Central en donde se va evaluando la disponibilidad de dólares”. Al menos hasta el momento “no está previsto” que aumenten bienes importables dentro del régimen de licencia no automática. Pero esto puede cambiar. 

Las restricciones sobre las divisas para importar inquietan a la industria. Si bien la realidad de los empresarios cordobeses es diversa, en los casos consultados, no hubo restricciones a los dólares para importar insumos. Si bien, según pudo averiguar este medio, durante la semana pasada hubo algún contratiempo para importar, esta semana se destrabó. Sin embargo, un informe de los metalúrgicos cordobeses alerta sobre restricciones de las empresas al mercado de cambios para importar, lo cual generaría problemas en la performance de la industria. Asimismo, no pocas industrias que insumen metales y plástico denuncian aumentos constantes en listas de precios, algunos proveedores, incluso, no estarían cotizando. En efecto, sin precio de reposición muchos optan por no vender.

 Frente al problema estructural de restricción externa y la necesidad de “planificar” el uso de dólares no se descarta mayor cepo al dólar turista. Sobre esto, el presidente del Banco Central había afirmado que no habría restricciones para los gastos en el exterior, pero esto fue bajo la administración saliente. En efecto, podría haber novedades en este sentido, teniendo en cuenta que en lo que va del año el canal de “turismo, viajes, pasajes y otros gastos en el exterior” lleva demando más de u$u2.400 millones.

Con apoyo de los gobernadores peronistas, Batakis recrea su gabinete económico bonaerense

Por su parte, Batakis conformó un equipo de trabajo con economistas conocidos por su paso en la administración de las cuentas de la Provincia de Buenos Aires. Dos aspectos marcaron aquella gestión, por un lado, el desendeudamiento: los pasivos de la provincia más poblada del país representaban el 67% de los ingresos totales de la provincia, cuando la economista se incorporó a la gestión en 2011, bajando la deuda pública al 44% en relación a los recursos totales en el 2015. Por otro lado, su gestión también se caracterizó por reducir el déficit fiscal al llevarlo al 1,5% del producto.

En aquella oportunidad fue clave en el ordenamiento de las cuentas fiscales el revalúo del valor fiscal de los campos bonaerenses. Sobre esta experiencia destacó recientemente que “siempre tendí a que las cuentas de la provincia estén en orden”. Además, descartando un “volantazo” hacia mayor expansión del gasto, la ministra aclaró que “la solvencia fiscal es de lo más importante que tiene un país porque eso hace al prestigio, al orden, a la planificación”.

En ese sentido también destacó en su raid mediático que avanzarán con “la reducción de los subsidios” protegiendo a “quienes más lo necesitan”. Al igual que Guzmán apuesta a ordenar las principales variables de la economía, generar las condiciones para generar más riquezas y, a partir de ello, hablar de distribución. No al revés. El economista saliente de perfil académico resistió a una pandemia, varias corridas, dos reestructuraciones de deuda y una guerra que desató una inflación global, más no a la interna política. Más allá de las reacciones inmediatas que requiere la economía, una tegua en la alianza gobernante parece la clave para que Batakis tenga alguna posibilidad de éxito. 

Los números de Guzmán

  • +5,7% nivel de actividad interanual acumulado en el primer cuatrimestre.
  • +4,7% índice de producción industrial en abril, con tendencia positiva y 24 meses en alza.
  • 67% de uso de capacidad instalada fabril en abril, 14 meses consecutivos de alza.
  • 12.557,4 millones de trabajadores registrados, 403 mil más que cuando asumió.
  • 6.126,4 millones de asalariados privados, 100 mil más que cuando arribó al Palacio de Hacienda.
  • 7% tasa de desocupación en el primer trimestre, de las más bajas de los últimos años.
  • 29% inflación acumulada a mayo, con proyección anual arriba del 60 por ciento.
  • 37% de población bajo la línea de pobreza al segundo semestre de 2021.

 

 

LNM - Edición Impresa 264

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

360-x-360

 

 

HINS-Energía---360x150

 

PyL_Neum-360x150

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"