Talleres clasificó por primera vez a octavos en la Copa Libertadores

La "T" igualó 0-0 ante Sporting Cristal de Perú e hizo historia. Aprovechó la caída de Universidad Católica en Brasil. Guido Herrera, la figura.
FTAZqA7XsAAH67n
Queda solo el duelo en Chile para cumplir el fixture de la fase de grupos, pero ya hay misión cumplida.   Foto: Conmebol.

Talleres hizo historia. No pudo ser en su primera participación en 2002 ni en su segundo turno en 2019. La tercera fue la vencida. Gracias al empate en Lima 0 a 0 ante Sporting Cristal de Perú, logró su tan ansiada clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores de América para todo el desahogo de barrio Jardín.

Es que Flamengo dio una mano al superar 3 a 0 a Universidad Católica de Chile y entonces, el negocio fue perfecto, pero claro necesitaba que el Albiazul cumpliera con su parte, algo que ocurrió a puro esfuerzo y el festejo no tiene límites. 

Sobre todo porque el 2022 arrancó con muchos dolores de cabeza, con un olvidable primer semestre en el torneo local donde deambuló en los últimos puestos de la tabla, con un clima pesimista y desestabilizador, pero con el objetivo cumplido una fecha antes de la finalización de primera ronda, en el saldo todo ese sufrimiento valió la pena.

Queda solo el duelo en Chile para cumplir el fixture de la fase de grupos, pero ya hay misión cumplida.  

El semestre entonces tuvo balance positivo, a pesar de las limitaciones del plantel y la ausencia de refuerzos de jerarquía por parte de la dirigencia. Sin embargo a pesar de la escasez, Talleres vuelve a escribir una página histórica. 

En el primer tiempo el cero se mantuvo en el marcador gracias a los reflejos de Guido Herrera, la figura del partido. En ese lapso tapó tres pelotas claves: a Ávila, más una tapada a Cristopher Gonzáles de tiro y la más clara, la de Sosa en el área chica.

Muchas veces cuestionado, Herrera sacó chapa en el momento clave para que la ilusión se mantenga viva. 

Estaba claro que la estrategia era resistir y esa premisa sumó fuerzas luego de la infantil expulsión de Michael Santos. Protagonista para “ensuciar” el partido en el primer tiempo, a los tres minutos le metió el antebrazo en la cara un rival, dejando irresponsablemente  a su equipo con un hombre menos con más de 40 minutos en la cuenta regresiva. 

Caixinha acomodó piezas con Martino por la banda y Fernando Juárez por derecha, con la táctica de soportar y apostar a alguna contra. Los peruanos fueron claros dominados pero la virtud defensiva del Albiazul fue no dejar espacios y con Catalán como estandarte más la guapeza de Enzo Díaz, acabaron con las armas del rival y edificaron una sólida resistencia que posibilitó el empate y por consiguiente clasificación.

Herrera tuvo una apretada más para quedar en el olimpo y luego fue todo festejo, sobre todo de esos casi 300 hinchas que viajaron a la capital peruana para acompañar al sueño.

Talleres está entre los mejores 16 del continente, para continuar con la ilusión. 

Te puede interesar