Femicidio de Basaldúa: declaró el policía señalado en un audio viralizado

Uno de los testimonios que se escucharon fue el de Ubaldini López, efectivo mencionado en un audio viralizado con una narración anónima.
Cecilia Basadua by la tinta para prensa comunitaria córdoba
Tribunales de Cruz del Eje. Foto: La Tinta para Prensa Comunitaria Córdoba

En la octava audiencia del miércoles 11 de mayo en el juicio por el femicidio de Cecilia Basaldúa declararon Rafael David Quiroga y Carlos Armando Córdoba, ambos vecinos de Mario Mainardi.

También declaró Romina Alejandra Rivero, la persona que estaba haciendo una denuncia cuando detuvieron a los hermanos Bustos en la comisaría de Capilla del Monte.

Ese día, además declararon Alejandra Larcher, psicóloga del Poder Judicial; Ramón Ubaldini López, de la Brigada de Investigaciones de Capilla del Monte, Osvaldo Sebastián Mondo y Guillermo Nicolás Molina, estos últimos integrantes de Investigaciones de la Departamental Punilla Norte de la Falda.

Los vecinos de Mainardi

El primer testimonio correspondió a Rafael Quiroga. Vive en Capilla del Monte, no conoce a Lucas Bustos y de Cecilia sólo tuvo conocimiento por los medios de comunicación.

Expresó que vio un solo día a la mujer en el lugar, y que no vio reuniones. Sin embargo, el 24 de noviembre de 2020 en Fiscalía declaró que “la mujer estuvo una semana, tal vez dos”. En relación a esto, Quiroga dijo no recordar la declaración.

El Dr. Battistón reclamó al presidente del Tribunal Carlos Rolando Escudero, la cuestión de por qué los testigos policías están buscando a la testigo Almada y a la testigo Rivero. Escudero le contestó que esto no era importante.

Battistón le remarcó que los testigos deben permanecer separados, que no se pueden juntar ni comentar nada: “En este caso hay testigos que estuvieron en el Tribunal y están buscando a otros que tienen que atestiguar”.

El segundo testimonio corresponde a Carlos Córdoba, vive en Capilla del Monte. Hace diez años alquila una casa al lado de la casa de Mainardi.

Córdoba dijo que la primera vez que vio a Cecilia fue cuando ella había golpeado las manos afuera de su vivienda y preguntó por la casa de Mario Mainardi. Declaró que vio a Cecilia más o menos tres veces.

Rivero: “Tu hermano está preso, ¿querés terminar igual?”

La tercera testimonial fue la de Romina Alejandra Rivero, artesana y profesora de Artes. El día que llevaron detenido a Lucas Bustos, la testigo relató que fue “a hacer una exposición, porque tengo problemas con mi hija mayor”. Le consultaron cuánto demoraron en atenderla y ella dijo que más de una hora.

Dijo que Lucas Bustos estaba declarando ese día y le preguntaron si podía relatar algo en relación a lo que estaba declarando y ella dijo que no prestó atención, que estaba muy preocupada por lo de su hija.

En varias partes de su testimonio, hubo contradicciones en relación a un testimonio brindado anteriormente donde ella había declarado que escuchó una de las preguntas que le hizo la Policía a Bustos: “Tu hermano está preso, ¿querés terminar igual?” había dicho. Rivero en ese instante dijo que ahora sí recordaba lo que había declarado.

Larcher: “Sabía que estaba detenido, pero no sabía desde cuándo”

La cuarta testimonial fue la de Alejandra Larcher, psicóloga del poder judicial. Ella hizo una pericia psicológica a Lucas Bustos en presencia de peritos de la querella y de la defensa.

Larcher manifiesta que aquella entrevista duró entre 3 o 4 horas, fue presencial y utilizó técnicas proyectivas de acuerdo a su terminología. La testigo respondió que el nivel intelectual de Lucas Bustos es bajo.

Que las técnicas que se utilizaron son técnicas cuantitativas y que, para definir el diagnóstico, se hicieron pruebas de dibujo, a partir de las cuales se concluye que Lucas Bustos tiene un retraso mental, debido a poca estimulación de la familia.

La psicóloga definió también dentro de su pericia que Lucas Bustos tiene un tipo de pensamiento lineal y concreto. Que no tiene posibilidad de abstracción y que dentro de lo que es su capacidad discursiva se observa un trastorno que lo remite a cierta impulsividad.

También afirma que estos componentes provienen de un «sujeto inmaduro». A nivel inconsciente, la licenciada declara que es reactivo a situaciones estresantes.

La Dra. Pavón le pregunta si las conclusiones son probables, y ella dijo que para ella sí, pero la psicología “no es una ciencia exacta”, es un diagnóstico con conclusiones probables.

Luego, el Dr. Battistón le preguntó a Larcher si sabía -al momento de realizar la pericia en noviembre del 2021- en qué estado estaba Lucas, si sabía que estaba detenido, a lo que ella respondió que sabía que estaba detenido, pero no sabía desde cuándo.

Ubaldini López, un testimonio clave y un audio de WhatsApp

El testimonio de Ramón Ubaldini López resulta clave para la causa ya que fue uno de los policías mencionados en un audio que se viralizó sobre el femicidio de Cecilia en grupos de WhatsApp de Capilla del Monte.

En el audio, una mujer anónima muy nerviosa narra en aproximadamente 15 minutos, con máximo detalle, haber estado presente la noche en que Cecilia fue golpeada y desaparecida. Allí menciona a varias personas, entre ellas, Ubaldini López.

El hombre es cabo hace 7 años, trabaja en la Brigada de Investigaciones de Capilla del Monte, es de Capilla y vive en Capilla.

Su testimonio fue caótico, leía sus propias notas sin comprenderlas él mismo, hablaba muy rápido. A diferencia de los demás testigos, que se tomaron su tiempo para recordar, el testigo contó sin pausas y velozmente todo.

En la primera parte de su testimonio, el testigo dice haber tomado conocimiento de la desaparición de Cecilia a través de su superior de turno. Inmediatamente el testigo manifiesta que se comisiona solo, en su auto particular, a la casa del denunciante, Mainardi.

Ubaldini manifiesta que cuando llega al domicilio no salía nadie. Vuelve a la comisaría y busca refuerzos y se dirige nuevamente a la casa de Mainardi, esta vez en un móvil policial.

Según el testigo, en esa segunda ida lo atiende finalmente Mario Mainardi y empieza a describirle la situación. El policía dice que después fueron a entrevistar a los vecinos, pero no recuerda a dónde fueron ni a quienes entrevistaron.

Dice recordar que se dirigieron a ver al primo de Cecilia en Estancia Vieja y manifiesta que todo eso lo hace porque es enviado por la superioridad. Ahí Ubaldini dijo que Cecilia le había pedido al primo que la ayude, que no aguantaba más. Eso fue al día siguiente de la denuncia y de entrevistar a Mainardi.

Después Ubaldini manifestó que había entrevistado a “la Rasta”, Viviana Juárez. Cuenta que continuaron investigando y buscando gente.

Posteriormente, declara que van a la casa de Lazzaroni, quien había encontrado las cosas de Cecilia. Según el efectivo, Lazzaroni le había contado que venía de Ojo de Agua y encontró la mochila.

Según Ubaldini, al llegar al lugar donde apareció el cuerpo, estaban todos los jefes y habían hecho un cordón criminalístico. Ubaldini dijo que él no se acerca hasta donde estaba el cuerpo, sino que se queda a bastante distancia. Era la tarde, en el campo de Walter Luna.

Por otro lado, cuenta que en aquel momento la fiscalía le había preguntado si se realizaron investigaciones de teléfonos y de chats. Que él respondió que había transcripto los mensajes entre Viviana “la Rasta” y Mainardi.

La Fiscalía le ordena que no lo siga haciendo, ya que iban a secuestrar los celulares. La fiscalía le pide a Ubaldini que reconozca letras y firmas, le hacen leer todas estas transcripciones de las charlas telefónicas -por mensaje- entre Viviana y Mainardi, no se sabe con qué objetivo.

Las transcripciones referían a charlas de Mainardi y Viviana respecto de si convenía hacer la denuncia por desaparición, que se iba a meter en un lío, que si Cecilia estaba desaparecida le iba a complicar la vida a Mainardi.

En ese momento, la abogada de la querella, Daniela Pavón, le pregunta al testigo por qué hubo dos llamadas salientes de su teléfono a Mario Mainardi el día 9 de abril a la 1 am. El juez, Carlos Escudero, le responde de manera violenta a la abogada y le dice que no se está investigando la vida personal del policía Ubaldini.

La doctora Pavón responde que esto forma parte de la causa, que contribuye a la misma conocer estas llamadas. El presidente del jurado cierra diciendo que hay “ribetes que no voy a tolerar, estamos investigando a Bustos”.

Mondo y Molina

La penúltima declaración fue la de Osvaldo Sebastián Mondo, Cabo de Investigaciones de la Unidad Departamental Punilla Norte. El testigo es de La Falda y durante el 2020 también trabajaba en investigaciones, en el área que va desde Casa Grande hasta Giardino.

Mondo declaró que conoce a Lucas Bustos a través de la investigación y que no conoció a Cecilia Basaldúa. Testificó que el martes 28 de abril del 2020 asistió a colaborar a la comisaría de Capilla del Monte debido a que lo notificó el subcomisario de inteligencia criminal, Claudio Ponce.

El último testimonio fue el de Guillermo Nicolás Molina, Sargento Ayudante de Investigaciones de la Departamental Punilla Norte de la Falda. Durante el 2020 también trabajaba en Investigaciones. Su zona era de Casa Grande a Huerta Grande.

Le preguntaron si conoce a Lucas Bustos y respondió que lo vio en Capilla del Monte cuando lo “entrevistamos”. Molina manifestó que trabajaba en La Falda, y que un fin de semana largo recibió una llamada del oficial Bracamonte por el que fue a la comisaría de Capilla del Monte. En ese momento le comentaron la fecha de desaparición de Cecilia.

De acuerdo a los dichos de Molina fueron a entrevistar, junto al oficial Ubaldini López, a los vecinos de Mario Mainardi. Entrevistaron a tres personas pero los resultados fueron negativos. También allanaron la casa de Mario Mainardi al mediodía. En este acto se encontraban Ubaldini López, Ponce y Molina. Allí secuestraron la computadora de Cecilia, un celular y un libro o agenda.

Molina declaró que el primo de Cecilia le había dicho que ella le había mandado un mensaje que decía: “vienen por mí”. Ubaldini López recibió un llamado donde les informaron que habían encontrado el cuerpo de Cecilia. Molina declaró que además de ese día fue el último, es decir, el día de la detención de Lucas Bustos.

El testigo cuenta que hablaron con la madre de Lucas Bustos, quien se encontraba con sus hijos en el hogar. Los oficiales preguntaron a Lucas Bustos si había visto a Cecilia y si sabían por qué estaba ahí. Lucas respondió que no y en ese momento le hicieron el interrogatorio.

Preguntaron nuevamente si citaron a las familias entrevistadas y Molina contestó “no sé, no estuve en la entrevista de la familia de Bustos”. Además, agregó que no recibió fotos de Cecilia, que para su identificación se usaron las fotos de la prensa.

Le preguntaron si después de la detención de Bustos se hicieron más entrevistas, el oficial dijo que no. Ante esto, le marcaron una contradicción con sus declaraciones anteriores. En la declaración anterior había dicho que el 30 de abril realizó algunas entrevistas más a vecinos. Le preguntaron si recuerda lo que le dijeron de Lucas.

Molina dijo que una de las entrevistas fue en un predio cerrado y que la gente que vivía allí conocía a los Bustos desde el año 2011. Que había una persona de origen norteamericano que dijo lo mismo, que los conoce desde ese año y que Lucas Bustos solía andar a caballo.

Este viernes estaba prevista una inspección ocular en el terreno donde encontraron el cuerpo de Cecilia Basaldúa.

Fuente: Mesa de organizaciones feministas, sociales y de derechos humanos que acompañan a la familia Basaldúa.

Noticias relacionadas:

Fotos Enfant Terrible para Prensa Comunitaria Córdoba (4)Femicidio de Basaldúa: declaró el principal responsable de la investigación

Te puede interesar