Un documental cordobés alrededor de la tainha, el pez sagrado del sur brasilero

Ed Impresa 28/01/2022 Por Adrián Camerano
Dirigido por el villamariense Sergio Stocchero, “Tainha, esperando el viento sur” se sumerge en los modos de vida de comunidades pescadoras del estado brasilero de Santa Catarina.
TAINHA00001
La producción de este documental, íntegramente hecho por cordobeses, relata la historia de la Tainha, ese pez venerado por las comunidades pescadoras del sur brasilero.

chapa_ed_impresa_01  

 

Sin prepaga, obra social ni acceso a la sanidad pública, cada año la tainha hace su propia lipoaspiración. Entre mayo y junio abandona aguas dulces y frías para desovar en el mar salado y tibio; ese viaje la limpia de grasa pero también puede significarle la muerte: en los mares cercanos al estado brasilero de Santa Catarina, legiones de pescadores artesanales paran la olla con ese pez que en Argentina llamamos lisa.

“Tainha, esperando el viento sur” es un documental íntegramente hecho por cordobeses que relata la historia de ese pez venerado por las comunidades pescadoras del sur brasilero. Allí lo consideran sagrado, porque cuando lo pescan, en la playa comen todos. Algo que ni los mejores gobiernos de la región estarían pudiendo lograr. 

Una historia para contar

Son los primeros años de la década pasada y una troupe de cordobeses vacaciona en Pântano do Sul. Entre las varias familias completas se encuentran las de Sergio Stocchero, Alberto Bonafé y Guillermo Alonso, a la postre director, productor y asistente de producción del documental. En ese primer viaje los cordobeses conocieron la historia de la pesca artesanal, ancestral y comunitaria de la tainha. Se las contó el pescador Didi, quien relató cómo participaba todo el pueblo y cuál era el espíritu de la actividad. “La tainha es el pez más sagrado que existe en el mar”, les dijo; “todo el mundo come cuando se pesca en la playa”, completó. Quedaron impactados. 

“Ahí vi que había una historia interesante para contar” relata ahora el director a La Nueva Mañana, y cuenta que se decidieron a hacer una película solo luego de haber regresado cada verano durante cinco años y de haber estrechado lazos con los trabajadores del mar.

- ¿Por qué Pântano do Sul?

Elegimos Pântano do Sul porque es un pequeño pueblo de unos 500 habitantes fijos, todos pescadores; porque logramos profundizar la relación con ellos, y porque es un lugar que, en lo personal, siento como propio después de tantos años; casi un microclima cultural, fuera del ruido turístico y for export. Y lo que intento reflejar en el documental no es tanto la pesca en sí, onda National Geographic, sino la idiosincracia y la filosofía de vida de los pescadores.

TAINHA00002

- Ese carácter “sagrado” de la actividad, ¿en qué consiste?

No es la pesca lo sagrado, sino que el pez es considerado sagrado desde tiempos inmemoriales, desde los pueblos guaraníes, porque “todo el mundo come cuando se pesca en la playa”. 

- Si tuviese que describir la actividad, ¿qué diría?

La pesca artesanal de la tainha es una práctica ancestral y comunitaria que se lleva a cabo durante los meses de mayo y junio en el litoral de Santa Catarina, Brasil, desde hace siglos. Cada año, antes de la llegada del invierno, la tainha sube en cardúmenes desde las aguas dulces del Río de la Plata buscando aguas más cálidas y saladas donde desovar, y con ello se renueva la esperanza de los pescadores artesanales del sur brasileño. En Pantano do Sul nos asomamos a una forma y una filosofía de vida diferente; a una manera distinta de entender el tiempo; a una manifestación encarnada de la esperanza. “Tainha, esperando el viento sur” propone un viaje hacia ese lugar, cotidiano y mágico a la vez.

- Los pobladores, ¿participaron en el film?

Bueno, Didi, uno de los pescadores, es protagonista de la película, y en general la participación de la comunidad de Pântano do Sul fue mucha y muy valiosa. Por empezar, nos abrieron sus corazones y sus casas, su intimidad pueblerina, algo bastante difícil de conseguir porque los pescadores son bastante cerrados. Sin ellos, claro, la peli no tendría sentido. 

- ¿Cómo fue el proceso de realización de la película?

Como siempre, el proceso de realizar una peli empieza en la cabeza y en la panza; empezás a sentirla, a soñarla, a verla, y en un momento decís: ‘la tengo que hacer’. En este caso, el primer empujón me lo dio Alberto, el productor. El segundo, y muy importante, fue de Luis Negreti, el rector de la Universidad Nacional de Villa María, que me brindó ayuda concreta, contante y sonante, y apoyo económico como coproductor. Y su confianza, claro, que no es para nada menor. Y así, con el aporte de la UNVM, fondos propios, un crédito del Fondo Nacional de las Artes y el apoyo de una productora brasileña -Mundo Imaginario- arrancamos, y después de cuatro o cinco años de trabajo logramos una película bien independiente, realizada por un trío de amigos cordobeses al que se sumaron otros profesionales y amigos, también cordobeses, que le pusieron la mejor de las ondas y su talento, por el mínimo honorario que establece la dignidad. Y no hay que olvidar al equipo técnico, cordobés también y muy buena onda, y a los amigos brasileños que colaboraron también con lo suyo, que no fue para nada poco. Narrado así parece rápido y fácil, pero no fue ninguna de las dos cosas. Lo que sí fue es un experiencia hermosa y fantástica.

- ¿Tienen fecha de estreno?

La película aún no está disponible para ser vista porque estábamos esperando fecha de estreno en festivales. Y lamentablemente, por la pandemia, no hemos podido ir a presentarla todavía en el pueblo, pero tenemos idea de ir pronto. Estamos intentando reunir los fondos para viajar y estrenar la peli en la playa, para todo el pueblo; ese sería el broche de oro.


Biofilmografía del director

TAINHA00003

Sergio Stocchero, escritor, periodista, guionista y realizador audiovisual, trabaja como editor de noticias en El Diario del Centro del País, en Villa Maria. Es socio de Cooperativa Comunicar, recuperadora y editora de El Diario del Centro del País desde 2002, y fundador de la productora independiente Tire Dié.

Entre sus influencias nombra a los directores argentinos y extranjeros Leonardo Favio, Fernando Birri, Carlos Sorín, Emir Kusturica, y Martín Scorsese, pero aclara que “las influencias no son solo audiovisuales, también están la literatura y la música”. “Me cuesta separar esos lenguajes a la hora de pensar y abordar una historia”, se sincera.

Su filmografía incluye los largometrajes documentales “Barquito de papel, el diario de la gente” (2013); “Se me ha perdido una niña” (2009); “Una historia de caminos” (2009) y “El Mula” (2006). También el cortometraje documental “Zambuites” (2002); el cortometraje de ficción “Y el cielo quedaba tan alto” (1989) y el cortometraje docudrama unitario “La muerte de la chiva Vázquez” (1987).

"Tainha, esperando el viento sur" fue seleccionada para la 12° edición del festival internacional Arraial Cine Fest, en la categoría largometraje documental. El encuentro será online y se realizará entre el 8 y el 12 de febrero próximo. 
 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"