“La protección de la Reserva es un gran desafío ciudadano y gubernamental”

Ed Impresa 21/01/2022 Por Mónica Hernández
Desde hace 50 años, la CoopTel acompaña a los vecinos y usuarios, constituyéndose en una de las instituciones más antiguas y activas de la localidad de Salsipuedes.
Cooptel

chapa_ed_impresa_01  

 

COOPTEL - SALSIPUEDES

El primer loteador de la Villa Salsipuedes fue Juan Irós y gracias a su actitud visionaria la localidad ya contaba con dos líneas de la ex Unión Telefónica, derivadas de la central manual de Río Ceballos que tenía solo servicio para las comunicaciones en salida.

Enviados de la Standard Electric en 1963 entrevistaron al secretario de la Comisión, Oscar Salaverry, quien aceptó la propuesta para constituir una cooperativa con el fin de brindar servicios de telecomunicaciones unido a la red nacional. Comienzan las visitas domiciliarias para suscribir acciones con el importante apoyo de la Unión Obreros y Empleados Municipales de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, a mediados de los ’60 se firmaron los contratos entre la Standard Electric y el Consejo de Administración de la Cooperativa ante las autoridades municipales. Para la sede que albergaría los equipos, el compositor Alfonso Lacueva ofreció su chalet en la calle Córdoba al 200 y al mismo tiempo se intensificaron las gestiones ante la ENTel (Empresa Nacional de Telecomunicaciones), inaugurando la casa central que utilizó como enlace precario las dos líneas que pasaban por Río Ceballos.

El Consejo de Administración resolvió, en 1986, ampliar las prestaciones, creando la actual Cooperativa Telefónica de Obras y Servicios Públicos y Sociales Salsipuedes Ltda., que inauguró también el nuevo edificio de oficinas administrativas y un año después se fundó la Biblioteca Pública Ancón, además de incorporarse la telefonía rural y los servicios sociales: sepelios, ambulancia y enfermería.

Posteriormente, se obtiene la licencia para operar servicios desregulados como transmisión de datos, correo electrónico, Internet (un sistema con un desarrollo anterior al que se utiliza hoy), servicios de mensajería, paying (pago), y se firmó un convenio para ampliar la central incorporando nueva tecnología digital e inalámbrica. 
En tanto, se pone en funcionamiento en los primeros años del nuevo siglo un nodo propio de banda ancha. Se compra una importante propiedad en la avenida Belgrano y se edifica el actual Complejo Cultural Ancón, que cuenta con biblioteca pública, aulas, talleres y equipamiento destinado a la cultura de Salsipuedes y localidades vecinas.

La llegada de Internet

En 2005 se realizan inversiones para ampliar la capacidad en El Pueblito, cambiando la central remota OFDC por una switching (conmutación) Siemens. Dos años después se tiende fibra óptica al barrio Villa Las Selvas, donde se instala una central remota y equipos para el servicio de Internet. Paralelamente se brinda Internet inalámbrico y el nuevo servicio VOZ por IP, llegando a los lugares más alejados.

Nueve años más tarde crecen nuevos planteles en los barrios El Sauce y El Talita, instalándose un repetidor de Internet en barrio Cerro del Sol, el que posibilita llegar en forma inalámbrica a lugares donde antes no se podía dar servicio. 

Pese a los gravísimos daños climáticos en febrero de 2015, cuando se produjo la gran inundación en Sierras Chicas, la Cooperativa siguió creciendo, sosteniendo la prestación de sus servicios y administrando los bienes sociales con dedicación y constancia. Hoy los vecinos reciben los servicios de Internet, los de telefonía y de Guía Web.

Servicios

En tanto, la cooperativa brinda préstamo de aparatos ortopédicos, servicio de ambulancia en traslados pasivos y programados; provisión de agua potable mediante camiones-tanque a los barrios más alejados (N. de R.: las lluvias de esta semana trajeron un poco de alivio a la zona); plan integrador solidario para personas mayores a 65 años y sepelio, sala velatoria y cortejo vehicular a los asociados. Además de contar con una amplia biblioteca, infraestructura con aulas y talleres donde se desarrollan actividades culturales, cursos de capacitación en diferentes áreas y diversos eventos como presentación de libros, exposición de pinturas y fotografía, entre otros. 

Reserva Hídrica y Natural

En noviembre de 2019 el Concejo Deliberante de Salsipuedes aprobó la Ordenanza 1409/19 de creación de la Reserva Hídrica Natural Municipal, de 6.200 hectáreas, que garantiza la conectividad del Corredor Sierras Chicas junto a otras áreas protegidas, como resultado del impulso de ciudadanos y la voluntad política del Poder Ejecutivo local de gestionarla, la que garantiza la conectividad del Corredor Sierras Chicas junto a otras áreas protegidas.

Por otra parte, en este periodo se avanzó con el nombramiento y trabajo permanente del Cuerpo de Guardaparques para la primera etapa del abordaje de la cuenca alta, a través de actividades junto a propietarios, residentes y organizaciones de la zona, entre ellas, la cooperativa de servicios. 

“La protección de la Reserva es un gran desafío ciudadano y gubernamental ante múltiples amenazas que tienen los valores naturales y culturales a conservar. Aún tenemos mucho trabajo por hacer, esperamos continuar, ampliar y profundizar trabajando junto a la comunidad”, comentaron los referentes de la entidad cooperativista.


“Sal si puedes”

A lo largo de los más de 400 años de historia de la ciudad de Salsipuedes, ubicada en las Sierras Chicas a 40 kilómetros de Córdoba capital, se fueron pergeñando diversas leyendas en torno al origen de su nombre. Entre ellas, la más fuerte dice que un habitante originario, perteneciente al pueblo comechingón, secuestró a la esposa de otro y en su intento por huir ambos hombres se trabaron en lucha donde venció el secuestrador, quien arrojó al derrotado a las aguas del río y en señal de satisfacción le gritaba al infortunado: “Sal si puedes”.

Asimismo, en 1604 el general Juan de Burgos la menciona en uno de los documentos de la gobernación, siendo esa una de las referencias más antiguas a la localidad. Por esta razón, en el año 2004 se llevaron a cabo las celebraciones del cuarto centenario, pero en la actualidad no hay consenso sobre la validez de esta celebración. Cuenta con bares, hoteles y diversos alojamientos, entre otros atractivos como El Salto de La Estancita, hermosa cascada de 13 metros de caída sobre el río Salsipuedes, que nace en las estribaciones orientales de las sierras, en el Camino del Cuadrado.

En tanto, El Pueblito es un barrio de la misma localidad, que por la topografía y relieve serrano, la población se halla muy dispersa, caracterizándose por sus hermosos paisajes y el pequeño arroyo que lo cruza. Su zona urbana está parcelada mediante distintos loteos, los cuales también reciben los servicios de CoopTel.  

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar