“Quisiera ver al Presidente con el pueblo pidiendo la renuncia de la Corte”

Ed Impresa 07/01/2022 Por Daniel Salazar
Lo sostuvo el juez Juan María Ramos Padilla al explicar los motivos de la movilización frente al edificio de la Corte Suprema, el 1 de febrero, con réplicas a otros Tribunales del país.
JM Ramos Padilla ©NA
En Argentina tenemos un golpe de Estado blando. Antes se usaban bayonetas, ahora togas. (Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01  

 

Especial para La Nueva Mañana

El juez del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 29 de la Ciudad de Buenos Aires, Juan María Ramos Padilla, encabeza la convocatoria de la marcha del 1 de febrero  para pedir la renuncia de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La Nueva Mañana dialogó con el magistrado que denunció que el Poder Judicial lleva adelante un golpe blando y pidió la reacción del presidente Alberto Fernández.

¿Por qué es tan crítico del sistema judicial argentino?

- Porque el Poder Judicial ya dio un golpe de Estado blando en la Argentina.  La Corte se ha ido alzando sobre los otros poderes del Estado, sobre el Poder Ejecutivo primero, metiéndose con leyes muy importantes para el ciudadano común como la ley que declara públicos a los servicios telemáticos pero los jueces dijeron no,  defendiendo los intereses de Clarín y las grandes corporaciones económicas. Interfirió también con el Poder Ejecutivo cuando en plena pandemia le negó ordenar en motivos de salud la presencia de los chicos en las escuelas porteñas fallando en favor del gobierno de la Ciudad sin siquiera consultarle al pediatra de sus hijos o nietos cuando la información la tenía el Gobierno nacional y con algún mensaje político.

Bueno finalmente, ahora están legislando, le han dado una orden al Congreso de la Nación para que dicten una ley sobre la nueva conformación del Consejo de la Magistratura y si no ponen en vigencia otra ley que fue derogada y el señor (Horacio) Rosatti, presidente de la Corte, se pone también como nuevo presidente del Consejo de la Magistratura para manejar todos los fondos del Poder Judicial y definir que jueces se van y que jueces se quedan y una ley derogada no se puede volver a  poner en vigencia por intermedio de una sentencia judicial y la Corte no puede legislar.

Entonces, estamos criticando a la Corte, a los jueces corruptos. Uno de los poderes del Estado se pone por encima de los otros y eso es un golpe de Estado blando, está afectando a los poderes de la Nación. Parecería que esto es una cuestión política pero es una cuestión que nos afecta a todos.

¿Está en juego además el Estado de Derecho en la Argentina?

- Esto es un deterioro gravísimo al Estado de Derecho y cuando se pierde el Estado de Derecho y empiezan a gobernar los jueces que no están para gobernar sino para resolver conflictos, se pone en jaque la democracia. Pero quieren gobernar siempre contra el pueblo, como es la historia del Poder Judicial.

Además, no hay mecanismos legales aptos con una oposición que se niega a dialogar y que es una oposición contra todo para destituir a un miembro de la Corte. Usted para juzgar y condenar en el Senado a un integrante de la Corte necesita los dos tercios, ¿entonces cómo sería la cosa?, ¿tenemos que esperar a tener todos los senadores de un mismo partido para iniciar un juicio político? 

Y basta de mentiras de que el Poder Judicial se va a autodepurar,  eso es absolutamente imposible porque se están encubriendo ellos mismos los delitos que cometieron,  de que hay que sacarlos por juicio político, hablemos claro porque no podemos seguir engañando a la gente.

¿Cuál es el motivo de la movilización que usted impulsa para el 1 de febrero?

- La marcha no la convoqué yo. Yo estoy sorprendido con la necesidad que tenía la gente de expresarse espontáneamente  en llamados que he recibido y en las redes y yo solo le estoy dando visibilidad. 
Ya es hora de que empecemos a ver lo que no hacemos nosotros y ahí viene el reproche al presidente Alberto Fernández, más allá de que todos defendemos al Gobierno nacional y popular y hay que respetarlo,  cuando él asumió nos prometió que iban a terminar con los sótanos de la democracia y que íbamos a recuperar el Estado de Derecho y hasta ahora nada de eso ha ocurrido.

Es más, el Presidente parece un comentarista en materia de Justicia, comenta los fallos y dice cosas pero la verdad, lo único que pasó en la Justicia en estos dos años de gobierno fue la muerte de (Claudio) Bonadio  y los demás están todos. Ni siquiera pudimos elevar los pliegos para que se nombre a los reemplazantes de (Leopoldo) Bruglia y (Pablo) Bertuzzi,  que la Corte se ocupó de sacar un fallo rápidamente para mantenerlos en sus cargos estratégicos y el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo mantienen silencio. 

Entonces como el pueblo es el soberano que lo delega en los poderes Ejecutivo y Legislativo,  es el pueblo el que tiene que recuperar la soberanía y yo quisiera verlo a Alberto (Fernández), con la presidenta del Senado de un lado y el presidente de la Cámara de Diputados del otro lado en cadena nacional diciéndole al pueblo de la Nación quienes son estos atorrantes que se han apropiado del Poder Judicial y con el pueblo en la Plaza Lavalle sosteniendo al Presidente y pidiendo la renuncia a la Corte.

Acá en vez de juzgar por sus delitos a estos jueces corruptos y delincuentes, se los cuida para que sigan en sus cargos y la principal responsable de eso es la Corte.

¿Qué opina de lo que pasó en la provincia de Buenos Aires con el armado de causas judiciales?

- Hay que ver la realidad de los que nos está pasando: una mafia que ha tomado uno de los poderes del Estado. Vimos en televisión cómo armaban las causas, las pruebas sobran. Hemos visto un grupo de atorrantes que involucra a la AFI, miembros del Gobierno de la provincia gobernada por (María Eugenia) Vidal, del Gobierno nacional, diseñando cómo iban a hacer para modificar las leyes laborales y el armado de las causas para meter presos a sindicalistas y les explicaban cómo hacerlo y que tenían todo arreglado con el procurador General  (Julio Conte Grand).  Esto no es un poder judicial que pueda ser tolerado. La Corte sabía perfectamente lo que estaba pasando y dejó hacer.  

Desde el macrismo y  jueces  afines  sostienen que las causas de espionaje eran obra de cuentapropistas de los servicios de Inteligencia. ¿Está probado que el espionaje ilegal y el consecuente armado de causas fue decidido por la mesa judicial nacional que organizó Macri?    

- Sí, está recontra probado. Estos jueces de Comodoro Py se han hecho eco del cuentapropismo pero ahora se les cayó el telón porque estaban todas las representaciones provinciales y nacionales con (Marcelo) Villegas (ministro de Trabajo del gobierno de Mariu Vidal) donde explicaba cómo había que armar las causas.

Siguen encubriéndose entre ellos, todas las causas después terminan en Comodoro Py  y determinará Ercolini, Stornelli, Irurzun, Bruglia, Bertuzzi, Llorens. Más arriba, Hornos, Borisnky, y después llegaremos a la Corte y no va a pasar nada. Si no actuamos no va a pasar nada. El que tiene que actuar es el presidente y no lo hace, entonces lo tiene que hacer el soberano que es el Pueblo.

En Argentina tenemos un golpe de Estado blando. Antes se usaban bayonetas, ahora togas. Lo dijo muy bien Cristina (Kirchner).

  

  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar