La construcción motoriza la reactivación y ya recuperó el empleo perdido

Política / Economía 01/10/2021 Por Facundo Piai
La obra pública continúa dinamizando al sector, que ya reincorporó 80.000 empleos, y arrastra en su buena performance a otras industrias, según informó la Cámara de la Construcción.
Obra Publica © Telam
En Córdoba, la reactivación de la construcción, primero con la obra privada y luego con la obra pública, permitió que en un año el sector pasara de 17 mil puestos de trabajos formales en abril del 2020 a 24.495 este año.

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

Mientras la tirantez no cede en la alianza gobernante con acusaciones de subejecución presupuestaria y ajuste, la obra pública continúa traccionando a la construcción. Frente a una inflación que licúa parte del gasto ejecutado, contrariamente, la inversión en infraestructura se mantiene con crecimiento real y repercute en el trabajo. Así, la industria de la construcción aumentó su actividad en julio un 20% en relación a un año atrás y recuperó el empleo perdido. 

Autoridades nacionales de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) indicaron a la agencia nacional de noticias que “a agosto”, el sector recuperó 80.000 empleos. Así, el sector estaría empleando unos 345 mil trabajadores, recuperando el nivel de empleo de la prepandemia; al haber perdido 70.000 puestos consecuencia del virus. De acuerdo a datos publicados por el Informe de la Coyuntura de la Construcción (Ieric), en julio el empleo anotó el quinto mes consecutivo positivo. De este modo, siempre en la comparación interanual, el séptimo mes del 2021 mostró un 25% más de ocupación que un año atrás. 

Los relevamientos de empleo del Ieric afirman que el volumen de ocupación actual se corresponde con los registros de empleo de febrero del 2020. Lo cual significa que hay una recuperación sostenida pero, asimismo, las cifras aún se encuentran lejos de los registros más auspiciosos de los últimos años. Esto responde a que la base de comparación señalada es baja, no olvidemos que el año 2019 fue malo para toda la economía y el sector en particular. Sobre este punto, Luis Lumello contó en exclusiva para LNM que esperan al concluir este año haber recuperado el empleo perdido en el recesivo 2019. 

Lumello
Luis Lumello, Presidente de la Cámara de Construcción de Córdoba. (Foto: El Diario de Carlos Paz)

“La recuperación del empleo en Córdoba, en sintonía con la expansión nacional”

Lumello, presiente de la cámara de Córdoba, afirmó que la recuperación del empleo en la provincia está en sintonía con la expansión nacional. La reactivación de la construcción, primero con la obra privada y luego con la obra pública, permitió que en un año el sector pasara de 17 mil puestos de trabajos formales en abril del 2020 a 24.495; “con expectativas de que se siga incrementando”. En el despunte del sector, “la obra pública tiene un rol importante”, enfatiza el empresario, al ser elegida para apalancar la actividad en “la salida de la crisis que provocó la pandemia”. Las inversiones destinadas por el gobierno en los presupuestos así “lo confirman”.

Quien está al frente de Construcciones S.A destacó el valor de la inversión pública al remarcar que este año representará el 2,2% del PBI y el próximo se incrementará a 2,4% del producto, “contra el 1,1% del 2019”. Por su parte, la Provincia también destina un “importante flujo presupuestario” para obras. De hecho, “a nivel provincial”, muchas de las obras importantes licitadas y adjudicadas a principio de año ya están en curso, “con una duración de ejecución entre 12 y 24 meses”. En la medida en que la recaudación se mantenga solvente, desde el sector no esperan modificaciones en el plan de obras en marcha, razonan. Todo parece indicar que en lo que resta del año la actividad económica continuará marchando hacia la recuperación, por lo tanto incrementarán los ingresos tributarios y el ritmo del sector.

Por tanto, desde Camarco Córdoba estiman que la inversión del Estado en infraestructura se mantendrá invariante, no esperan cambios en lo económico, “ni en las políticas de obras públicas”. De hecho, a juzgar por el presupuesto presentado, “todo indica” que el Gobierno continuará destinando fondos a lo que es gasto social y “el resto se canalizara a los distintos organismos que ejecutan y financian las obras publicas en las provincias”. Por otro lado, el desempeño y performance de la obra privada es más difícil de prever, reconocen desde la cámara. Ocurre que la incertidumbre económica en que se encuentra el país desde hace ya tiempo empaña las señales que buscan los inversores para definir hacia dónde dirigir sus fondos. Sin embargo, sólo un 14% de las empresas estima que la actividad privada bajará, según la última encuesta de Indec sobre el sector.

Construccion 2 © NA
El efecto dinamizador de la construcción no solo se refleja en cementos y cales, sino también en el aluminio, hierro, hormigón, en el caso de las obras privadas; o asfalto, entre otros insumos, cuando de obra pública se trata. (Foto: NA)

Una actividad que tracciona a otras industrias

El mismo instituto nacional de estadística destaca en el relevamiento sobre nivel de actividad publicado esta semana la buena performance de la construcción que se expandió un 22% en comparación a julio del 2020. La recomposición de la actividad del sector también se vio reflejada en el nivel de inversión que muestra en lo que va del año. Según dio a conocer la consultora de Orlando Ferreres, la construcción aumentó la inversión en 32% en los primeros ocho meses del año en comparación al mismo periodo del año pasado. Este aumento de la capacidad instalada se ubica unos diez puntos porcentuales por arriba de la inversión general promedio de todos los sectores de la economía. 

La buena performance del sector es celebrada por el gobierno nacional y desde el gabinete económico, en particular, que apuestan al desarrollo de la construcción como motor económico y a la inversión en infraestructura que contribuya a mejorar la competitividad de las exportaciones. En un contexto de escases de divisas como el actual, este sector se vuelve clave en la ecuación del Gobierno al abastecerse principalmente de proveedores locales y requerir de poca importación para ponerse en marcha; contrariamente a otras actividades cuya expansión tracciona necesariamente importaciones. Así, el efecto multiplicador del sector se ve reflejado por ejemplo en los despachos de cemento que acumulan a agosto 7.668 millones de toneladas, ubicándose a tiro con los años de mejor desempeño del último período, según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland.

El efecto dinamizador de la construcción no solo se refleja en cementos y cales, sino también en el aluminio, hierro, hormigón, industria liviana, en el caso de las obras privadas; o asfalto (entre otros insumos), cuando de obra pública se trata. En lo que respecta a las industrias traccionadas por los emprendimientos privados, un indicador que mide los volúmenes vendidos por 12 empresas líderes en insumos para la construcción muestra que experimentaron un crecimiento del 44% en lo que va del año. Si bien la base de comparación es baja por la merma que significó el año pasado, esta recuperación en las ventas de pinturas, pastina, cerámicos, sanitarios, etc. que analiza el índice da cuenta de la expansión del ritmo de actividad de la obra privada.   

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"