Yamila Cuello: detuvieron a dos hombres por homicidio y trata de personas

Córdoba 09/09/2021 Por Consuelo Cabral
Se trata de Néstor Simone, ex pareja de la joven desaparecida en octubre de 2009 en barrio Coronel Olmedo, y su hermano Horacio Palacios. La Nueva Mañana habló con Soledad Cuello.
yamila cuello
Soledad Cuello (última a la derecha en la foto) ha buscado a su hermana durante casi 12 años. Foto: Facebook de la Coordinadora por la aparición con vida de Yamila Cuello

Yamila Elizabeth Cuello desapareció hace casi 12 años en barrio Coronel Olmedo, en la ciudad de Córdoba. Tenía 21 años, tres sobrinos a los que amaba, una hermana que había perdido a su pareja hacía tres meses y a la que estaba ayudando a salir adelante, y soñaba con terminar la escuela. 

El domingo 25 de octubre de 2009, después de un llamado telefónico donde le pedía a la persona que estaba del otro lado que la tratara bien o si no no iba a ir, saludó a su abuela, con quien vivía, y le dijo que se iba a comer con unos amigos, que le tuviera el agua caliente lista porque pensaba bañarse cuando volviera.

Pero pasaron las horas y Yamila no volvía. Soledad Cuello -que se volvió emblema de lucha por la aparición con vida de su hermana y después por la de muchos pibes y pibas más- empezó a sospechar que la ex pareja de Yamila, Néstor Simone, era quien la había llamado por teléfono y con quien Yamila había salido a reunirse antes de desaparecer.

Simone y Yamila se habían separado hacía un año porque él ejercía violencia de género contra ella y hasta había llegado a apostar encuentros sexuales con Yamila como parte de pago en juegos de cartas.

Él y su hermano, Horacio Palacios, fueron desde un comienzo los señalados por la familia Cuello como responsables de la desaparición de Yamila. Sin embargo, y aunque Simone estuvo imputado, recién a casi 12 años de la última vez que la joven fue vista con vida, la Justicia Federal de Córdoba ordenó la detención de ambos. Néstor Simone y Horacio Palacios están imputados por homicidio y trata de personas.

La causa que investiga la desaparición de Yamila es la única por trata de personas en la provincia. Una carátula a la cual se llegó luego de años de lucha de la familia, principalmente de Soledad, quien conformó la Coordinadora por la Aparición con Vida de Yamila Cuello, desde donde visibilizó y pidió verdad y justicia no solo por Yamila, si no también por Facundo Rivera Alegre, Santiago Maldonado, Tehuel de la Torre y Delia Gerónimo Polijo, entre otros.

Fuentes judiciales confirmaron a La Nueva Mañana la imputación y detención de ambos, así como también la imputación de Karina Da Silva, una amiga de la escuela de Yamila, y quien según la familia fue cómplice de Simone. Da Silva fue traída por la Fiscalía Federal de Enrique Senestrari, a cargo de la investigación, desde La Rioja, provincia donde actualmente reside para declarar. Está imputada por encubrimiento, ya que habría sido quien borró datos claves en el celular de Yamila, además de dar información falsa al comienzo de la investigación. Y si bien dicho delito, prescribe a los 3 años, la discusión ahora está planteada entre lo que considera el Juzgado, que estaría prescripto, y lo que considera la Fiscalía, la cual considera que sigue vigente porque es un delito que hoy se sigue cometiendo porque mientras Yamila esté desaparecida, sigue como mínimo privada de su libertad.

"La Justicia tardó 12 años en detener a los que apuntamos desde un principio"

Soledad Cuello dice que debería estar contenta por las detenciones, pero que está triste por el tiempo que la Justicia demoró en escucharla, porque "en 12 años los culpables pueden haber borrado todo".

Ella y su familia se enteraron el martes, cuando la actual pareja de Néstor Simone la llamó para culparla por la detención. Y el miércoles fueron notificados formalmente de las detenciones e imputaciones de los dos hermanos, aunque en diálogo con La Nueva Mañana explica que desde la Fiscalía de Senestrari no les dieron mayor información que esa, y que tampoco les informaron acerca de la imputación de Karina Da Silva por encubrimiento.

"Karina fue la primera que le revisó el celular a mi hermana. Mi abuela dijo que le prestó el teléfono a Karina, que fue la única que tuvo acceso. No era una buena amiga de mi hermana. Yamila se quedaba a dormir muchas veces en la casa de ella, y no se cómo Simone cayó dos veces a la casa de la Karina. Y mi hermana le decía 'por qué viene a buscarme acá si nunca me encontró en ningún lado'. Y ahora resulta que vive en La Rioja, el mismo lugar donde cuando yo comencé a investigar era señalado por los amigos de Yamila como el lugar a donde la habían vendido a mi hermana".

"El Tribunal lo único que ha hecho es manejarse de forma impune. Si esto no se hubiera hecho ahora, si no se hubiesen tomado declaraciones, el mes que viene la causa prescribía. ¿Y qué le digo a mi mamá, a mis hijos, qué mi hermana se fue? Mi hermana no se fue. De qué sirve tenerlos presos ahora, si el chabón (por Simone en 12 años ya la pensó toda para borrar lo que hizo. Hoy por hoy no sirve. La Justicia tardó 12 años en detener a los que apuntamos desde un principio", asegura Soledad.

Te puede interesar