El INAES busca fortalecer a cooperativas de productores de cannabis medicinal

Economía social 21/07/2021
El martes 27 se realizará la primera jornada de capacitación en el contexto de la media sanción del marco regulatorio para esta actividad en el Congreso nacional.
cannabis
El INAES realizará la primera jornada de una serie de encuentros destinados a abrir el diálogo con organizaciones, productores y productoras vinculadas a la cadena de valor del cannabis medicinal y el cáñamo industrial. Foto: ilustrativa

El martes 27 de julio a las 17 horas, por medio de la plataforma Webex y a través de la Coordinación de Capacitación a Cooperativas y Mutuales del INAES, se realizará la primera jornada de una serie de encuentros destinados a abrir el diálogo con organizaciones, productores y productoras vinculadas a la cadena de valor del cannabis medicinal y el cáñamo industrial en el contexto de la media sanción del marco regulatorio para esta actividad en el Congreso.

El dictamen aprobado el 15 de julio en Senadores prevé la conformación de la Agencia Regulatoria de la industria del cáñamo y del cannabis medicinal a los fines de “reglar, controlar y emitir las autorizaciones administrativas con respecto al uso de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados”.

Dicho marco otorga al INAES la responsabilidad de generar normativa específica para promover la conformación de cooperativas con fines de producción dentro de la cadena del cáñamo y del cannabis medicinal y acompañar a las organizaciones, productores y productoras que quieran adoptar esta figura, no solo en lo concerniente a la obtención de su matrícula sino también en el camino de sus primeros años de producción con incentivos concretos mediante líneas de financiamiento que partan del reconocimiento del trabajo previo, pongan en valor los diferentes estadíos en las que se encuentra cada proyecto y acompañen los horizontes de producción que se plantee cada uno.

En el artículo 12 del citado dictamen, se confiere al INAES la responsabilidad de dictar normativa específica para la conformación de cooperativas dedicadas a las actividades de la cadena productiva del cáñamo y el cannabis medicinal. Esta responsabilidad implica también el acompañamiento de las organizaciones, productores y productoras que quieran adoptar la figura cooperativa para la inserción en el nuevo marco, como continuidad de sus actividades y con un régimen especial en las autorizaciones y en los circuitos administrativos.

El dictamen propone reconocer los saberes, conocimientos y experiencias que quienes vienen trabajando en esta cadena tienen acerca de la producción y de los usos del cáñamo y el cannabis medicinal. La conformación de cooperativas que permitan la inserción territorial de productores y productoras dentro de las economías regionales permite construir una nueva industria con una fuerte presencia federal y horizontes esperanzadores en el camino de la reactivación económica.

La posibilidad de generar regímenes específicos de autorizaciones que contemplen las particularidades de los pequeños productores y las pequeñas productoras, que fomenten el asociativismo y vertebren su organización productiva sobre la estructura legal del cooperativismo, genera las condiciones propicias para la promoción de acciones tendientes a la formalización del trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, para brindarles un marco asociativo que se ajuste a sus necesidades y permita un desarrollo institucional propicio y opciones de ayuda financiera que acompañen las expectativas de escalabilidad en la producción y las posibilidades de contener una demanda pasible de aumentar en cuanto se reglamente la nueva Ley.

El reconocimiento de los saberes adquiridos por la sociedad civil, en sus distintas formas organizativas, así como el impulso de espacios productivos asociativos y su nueva vida institucional en entidades cooperativas, permite la conformación de nuevos núcleos productivos en nuestro país que se adapten a las potencialidades regionales. Acompañar el proceso de conformación de estas entidades en cooperativas va a promover un desarrollo de la industria con alcance federal y desconcentrado, creando trabajo de calidad con marcos específicos y ajustados a las diversas escalas productivas.

Aquellos productores y productoras que quieran participar de esta primera jornada destinada a conocer los principios del cooperativismo y sus formas de organización interna, poner en común las experiencias previas en el tema, y conocer los principios del asociativismo y sus formas de organización. pueden inscribirse mediante el siguiente formulario online: https://forms.gle/UPrAy66syHxMfaVL6

En conversación con ANSOL, Bárbara Witko, representante del INAES, desarrolló los dos ejes principales en los que está trabajando el INAES: “El primero está relacionado con el proyecto de ley y se trata de la generación de una normativa específica para productores que quieran constituirse como cooperativas. Estamos trabajando en una resolución específica para aquellas organizaciones que quieran cooperativizarse y que quieran adoptar un marco específico, como es el caso de la matriculación para las cooperativas ya constituidas”.

“El segundo eje tiene que ver con el fortalecimiento de la producción de las cooperativas y con la posibilidad de aumentar su escala. Se trata de pensar si la economía solidaria puede ser parte de la nueva industria que se abre en este nuevo marco regulatorio que propone la ley, de empujar la producción hacia el nivel que las organizaciones quieren”, expresó Witko, quien representará al INAES en las capacitaciones que la entidad brindará a las cooperativas del sector durante los próximos meses.

En paralelo con lo propuesto por Thea, Witko detalló los cambios que podría generar la inclusión de las cooperativas en el circuito de producción cannábica: “Desde el INAES creemos que la posibilidad de formalizar a estas asociaciones en cooperativas mejora la distribución territorial y posibilita la formalización de trabajos que hoy son ilegales, entendiendo que la industria no es solo el cultivo sino también los insumos necesarios para ese proceso. Las cooperativas pueden permitir que no sea una actividad tan concentrada y que tenga un carácter federal”. 

Te puede interesar