Familiares de víctimas de "gatillo fácil" se convocaron frente a Tribunales

La Comisión Provincial contra la Violencia Institucional pidió justicia a un año de la muerte de José Ávila, asesinado presuntamente por policías.
WhatsApp Image 2021-07-05 at 18.14.13
La Comisión Provincial contra la Violencia Institucional realizó hoy una convocatoria frente al edificio de Tribunales 1 Foto: captura de video

Este martes, la Comisión Provincial contra la Violencia Institucional realizó a las 10 de la mañana una convocatoria donde familiares y amigos reclamaron justicia por las víctimas del "gatillo fácil" en Córdoba.

A un año de la muerte de José Antonio Ávila, el joven de 35 años que fue asesinado en Villa el Libertador presuntamente por dos efectivos policiales, sus allegados participaron del reclamo frente a Tribunales. Ivana Reinoso, de la Comunidad "Justicia Por Joaquin", comentó al respecto: "Hoy nos convoca un acontecimiento lamentable y triste que es que se cumple el primer año del asesinato de José Ávila en Córdoba y de Brandon Romero en Mar del Plata, donde paralelamente se realizó una marcha. Las fuerzas policiales no solo no nos cuidan, sino que nos matan, y luego quedan impunes con una complicidad que atraviesa al poder judicial y los gobiernos".

Además,  Ivana aseguró que en el caso Joaquín Paredes, "se dispararon 102 balas, pero los cinco efectivos imputados dieron negativo en el dermatest de sus manos y uniformes. Además, el libro de actas fue adulterado porque se pueden ver tres tipo de letras distintas".

Claudio Malizia, papá de Yamil Alexis Malizia quien fuera asesinado en el 3 de noviembre del año 2018 en la ciudad de Río Tercero en un caso de violencia institucional, estuvo presente en la convocatoria de este lunes. "El motivo de la convocatoria fue presentarnos en sociedad abierta y públicamente porque entendemos que la justicia no da la cara ni tampoco la Policía cuando ocurren estos casos. Nos sentamos frente al palacio de Justicia mostrando nuestros rostros. El día de hoy, fue elegido por el aniversario del asesinato de José Ávila", precisó Malizia.

"Exigimos justicia porque es lo que no nos están brindando, no se trabaja en función de la verdad. Se liberan homicidas con uniforme como ocurrió con el caso de Joaquín Paredes. En el caso de mi hijo, a dos años y ocho meses todavía no hay imputados. En el caso de Lucas Funes, también de Río Tercero, es de 2012 y el policía implicado fue sobreseído", contó. También recordó los casos de Jesús María y Colonia Caroya de Agustín Barrios y Lautaro Guzmán. 

"Conformamos este frente para reclamar en un mismo sentido contra la violencia policial y planteando que su resolución tiene que ser una política de Estado. No son casos aislados, no es un policía, sino toda la institución. Reclamamos por respeto, verdad y justicia por nuestros hijos", afirmó Malizia

“Hay casos que tienen más repercusión que otros y que por eso nos reunimos para visibilizar los nuestros, para que los fiscales actúen, como lo hacen con los que son más mediáticos. Se nos hace muy difícil hacer conocer nuestros casos, en especial en el interior provincial. La mayoría de las víctimas son chicos inocentes y no podemos seguir dejando que esto suceda, que los maten bajo el argumento de ´controlar a la población´.Por la memoria de nuestros hijos y en defensa de su buen nombre. Para que puedan descansar en paz", enfatizó.

“En el caso de mi hijo no tengo acceso del expediente, intentaron perder  los registros fílmicos, no me dieron a conocer el nombre de los implicados, quien debía investigar estaba implicado en el asesinato de Lucas Funes. El imputado Luciano Carnero fue sobreseído y tuvo  a su cargo investigar al presunto homicida de Yamil, quien durante el presente año fue ascendido a comisario. Lo mismo pasó con Carnero, quien se desempeña actualmente en la Infantería”, relató.

Te puede interesar