La impotencia y tristeza de Luciana Zillio, excluida por la Liga Cordobesa

La futbolista referente de General Paz Juniors no podrá despedirse del fútbol federado en la cancha debido al límite de edad en 35 años. "Deberían integrar, no limitar", expresó.
zillio
Zillio entrenando en Juniors.

Luciana Zillio es oriunda de Oncativo. Desde pequeña juega al fútbol. A pesar de que a su mamá no le gustaba, ella seguía con esa pasión inexplicable. Apoyada por su nona jugó a la pelota y disfrutó. Viajaba a Córdoba para jugar cuando todavía no había liga de fútbol femenino. Participó de las primeras Selecciones de Córdoba. Jugaba al fútbol y amaba al fútbol. Y perdón, en pasado no debería ir… Juega al fútbol y ama al fútbol. Fue en pasado debido a que por imposición de la Liga Cordobesa no podrá jugar el torneo que iniciará en una semana.

Es que “Luchita” nació el 8 de septiembre de 1983. Entonces, por el límite de edad que impone la Liga Cordobesa no podrá retirarse en las canchas.

“Me genera impotencia el límite de edad, que personas ajenas, que no saben tu historia en el fútbol, porque detrás de cada chica hay una historia diferente, los esfuerzos que hizo. Eso me genera, impotencia que personas decidan hasta dónde podes dar vos, que te imponga. También tristeza. Es un bajón. No se es despedir, pero me despiden del fútbol, federado, tener que despedirme de mi equipo, que hace nueve años que estoy ahí, esa es la tristeza, no poder seguir integrando el equipo femenino de Juniors”, le dice Zullio a LA NUEVA MAÑANA. Se le nota en su voz ese penar. 150138696_3844027792302053_2721339897293592768_o

futbolerasFútbol femenino: logro histórico de las futbolistas ante la Liga Cordobesa

Sí, celebra que la conquista de Futboleras Organizadas Córdoba, de lograr frenar que el límite de edad se estableciera en 27 años. Aunque, el límite es de 35 años, y, por ende, ella queda afuera.

“Deberían integrar, no limitar”, expresó la futbolista que comenzó jugando a la pelota en equipo de varones, luego estuvo en la Escuelita de fútbol que llevaba adelante el “Colorado” Quiñones en Oncativo. Y agregó: “Vos sabes hasta dónde podés dar, no iba a jugar hasta los 45 años, pero por los menos dos años más podía jugar. El límite te da tristeza, porque la venís peleando y aparecen tres dinosaurios que te dicen que no podés jugar más”.

 - Hace poco más de un año fuiste una de las deportistas que presentó la indumentaria oficial de Juniors. Es decir, fuiste la imagen del club. ¿Sentiste apoyo de la institución ante esta situación?

- Sabemos que la institución nos acompaña. Pero hoy la mayoría de los clubes no pueden ir contra la Liga porque, después, se ven afectados en el fútbol masculino. La Liga los pone en una situación de cuchillo en la panza, que no lo deja ir más allá... Ningún club va a ir contra la Liga y los limitan un montón. Los pone a prueba a los clubes.

 - ¿Vas a continuar en la Subcomisión de fútbol femenino de Juniors?

 - Voy a continuar. Formamos la primera subcomisión de fútbol femenino y hay que apoyar a las chicas. Debo confesar que fue un bajón cuando me entere que no podía seguir jugando, y quería desligarme de todo. Me generó enojo, pero en este caso no tenía nada que ver Juniors ni la subcomisión. No puedo entrenar más, pero después te pones a pensar, y la idea mía es seguir entrenando y si en algún momento cambia el límite de edad, qué se yo. Todavía no está confirmado.

Aún tiene esperanzas de seguir jugando con la camiseta “Alba”. Que a último momento le digan que el límite de edad no se impondrá. El martes 30 próximo se realizará el sorteo del fixture de los torneos de la Primera A y B. Los campeonatos iniciarán el sábado 3 de abril.

- Te dan la posibilidad de hablar un ratito con Alejandro Fernández, presidente de LCF, ¿qué le dirías?

- ¿Qué le diría? Que no limite a las mujeres en nada. Que deje que crezca el fútbol femenino en Córdoba. Es el futuro. El fútbol femenino va a generar mucho, será de importancia, le generará mucho en pases de las chicas, como el masculino, se va a igualar. No tiene que limitar ni subestimar a las mujeres.

 149767409_3844029865635179_2848784401757466055_o

Luciana Zillio es una referente del fútbol femenino cordobés. Jugó en picados en su pueblo, después en la Escuelita del ex Racing y papá de la capitana de Boca, Florencia Quiñones, se vino a Córdoba a jugar en Inter. Viajaba para poder jugar. Un día en un torneo la vieron destacarse y el legendario Horacio Zola la llevó a la Selección cordobesa y luego la sumó a Belgrano. Se vino a radicar a Córdoba Capital. Jugó hasta que los horarios laborales le impidieron seguir entrenando. Pero apareció General Paz Juniors; y desde hace nueve años viste y representa a la institución en los buenos y malos momentos. 

 “El fútbol es todo, es parte de mi vida, es mi pasión. No se puede explicar. Al que no le gusta el fútbol o no conoce la pasión no lo entendería. El fútbol me acompañó desde chica”, cerró una futbolista que hizo grande el fútbol de Córdoba, abrió caminos, y unos dirigentes, lamentablemente, le están quitando la posibilidad de despedirse del fútbol federado en una cancha de fútbol, en ese recinto donde fue (y es) feliz.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"