El fútbol femenino de la Liga cordobesa tiene una nueva DT mujer

Liliana Monteros asumió en Villa Siburu. Se suma a Daniela Díaz y Mariana González, de Belgrano y Peñarol, respectivamente. "Estoy fascinada, con muchas expectativas", exclamó.
villa siburu
Liliana Monteros entrenando a las jugadoras albirrojas. Foto: Femenino Villa Siburu.

“Ya empezamos la pretemporada. Estoy fascinada, con muchas expectativas. Tengo la suerte de que se abrió esta posibilidad. Mariela (Carreras, presidenta de Villa Siburu) me dio esta oportunidad de incursionar en el fútbol femenino, donde hay mucho por hacer, por implementar”, expresa pletórica Liliana Monteros, la flamante entrenadora del plantel femenino de Villa Siburu.

De esta forma, la liga local tendrá en este 2021, por el momento, tres mujeres como directoras técnicas. Cabe destacar que, lamentablemente, sólo el 4 por ciento de las entrenadoras recibidas en Argentina dirigen equipos. En Córdoba, Monteros se suma a Daniela Díaz, de Belgrano, y Mariana González, de Argentino Peñarol.

"Estamos felices. Era un proyecto que queríamos hacer desde hace mucho tiempo. Darle calidad al fútbol femenino. Proyectamos una escuela de futbol femenino. Estamos totalmente felices con la incorporación de Liliana", le dijo a LA NUEVA MAÑANA Mariela Carreras, titular del club.

Liliana se recibió en el 2017 como DT, y ese mismo año estuvo al frente del plantel femenino de Banfield de Córdoba. No obstante, su pasión por dirigir equipos viene de hace años, empujada por su papá Miguel Ángel “Cacho” Monteros. Aparte de Banfield ha entrenado grupos independientes, fuera de clubes, equipos de fútbol 11, fútbol 7, fútbol 5 en torneos comerciales; también a equipo de niños. 

La Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA) cuenta con 16 mil egresados y egresadas a nivel nacional, y, según un informe de la periodista Ayelén Pujol, sólo 150 son mujeres. Y no todas consiguen dirigir un equipo. Tan es así que en un último certamen semiprofesional que organiza AFA en Buenos Aires, de los 17 equipos de Primera división que participaron, solo cuatro fueron dirigidos por mujeres (Lanús, Huracán, Rosario Central y Excursionistas). “No es fácil para las mujeres incursionar en este deporte. Por eso invito a muchas mujeres a que se unan… Con Mariela compartimos esto de creer y considerar a las mujeres en esta visibilización del deporte en sí. El fútbol es fútbol, no tiene género”, expresa Monteros en LA NUEVA MAÑANA.60681886_2434255519939307_5922575470993342464_n

“Es una linda carrera, donde aprendí y sigo aprendiendo mucho.  Continúo capacitándome. Además, estoy estudiando Coaching ontológico y deportivo. Trabajo mucho para esto”, explica y se la nota emocionada con esta nueva experiencia en Villa Siburu, donde, cuenta, fue muy bien recibida por el plantel.

A propósito, la DT de 46 años, narró: “Como todo el mundo al inicio de algo tenes cierta expectativa. Yo las tenía. Y fue cien por ciento bello, me aceptaron muy bien, fue lindo, me hicieron sentir cómoda. Fue agradable. Las chicas estaban como muy ansiosas por conocerme. Me estaban esperando, estaban muy motivadas con esto de jugar profesionalmente y que las apunten hacia eso. Inclusive el ser entrenadora mujer las ayuda un poco más, les es cómodo a las chicas… En algún grupo anterior he tenido cierta negativa, ‘Profe, yo no estoy acostumbrado a que me dirija una mujer’. Esa diferencia socialmente a veces las mismas mujeres te lo hacen. Pero en este caso fue excelente el recibimiento”.

El femenino de Villa Siburu ha recibido, tiempo atrás, elogios. Pero no por ganar partidos, sino por el espíritu competitivo, de equipo, de unión y solidaridad entre ellas. Es un plantel amplio que es muy apoyado en el barrio. Incluso en estos días se sumaron al entrenamiento una niña de 10 años y otra de 6. En ese marco, tanto Carreras como Monteros, presidenta y entrenadora, tienen proyectado una escuelita de fútbol para nenas. “Queremos enfocar el fútbol desde bien abajo”, explican

Siburu © Florencia Fernandez00005“¡No nos van a ver caer, ni ahora ni nunca, muchachas!”

El fútbol apareció en la vida de Liliana Monteros desde muy pequeña. Fue un amor infantil que se prolongó para siempre. “Empecé a jugar al fútbol como todas las mujeres de aquella época, jugaba al frente de mi casa en una canchita con mis vecinos. Eran todos nenes y con mi amiga Adriana Heredia, que vivía en la esquina, éramos las únicas nenas. Mi papá me apañaba, pero mi mamá se enojaba porque llegaba a casa con la ropa toda sucia”, narra, recuerda y se ríe. Y luego se emociona cuando habla de su papá “Cacho”, que falleció el año pasado, y siempre estuvo junto a ella acompañándola en esta pasión futbolera.  “Él me acompañó y apoyó en mi carrera como entrenadora. Sabía mucho de fútbol”, exclama.

Aunque mamá Amalia se enojaba, ella en su pasado juvenil también había jugado al fútbol, y con el tiempo también le brindó el apoyo. Y ese legado familiar futbolero le acuñó Liliana Monteros, y pretende transmitírselo a sus jugadoras. pp

villa siburuEn Villa Siburu buscan una DT mujer para su plantel femenino, pero...

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"