Investigan un perjuicio de u$s38 millones para el Arsat durante el macrismo

País 29/09/2020
El ex titular de la firma nacional y actual concejal, Rodrigo de Loredo, es investigado por la interrupción de la construcción del Arsat III, proyectado para el 2019.
Rodrigo De Loredo
Rodrigo de Loredo fue titular de Arsar durante gran parte del gobierno anterior. - Foto: archivo.

Una investigación periodística reveló que existirían perjuicios millonarios en torno a Arsat durante el gobierno de Mauricio Macri y la gestión del actual concejal Rodrigo de Loredo entre 2015 y 2018.

Según publicó Ámbito Financiero, bajo la excusa de la búsqueda de financiamiento externo el ex presidente de Arsat justificó en marzo de 2016 la interrupción de la construcción del Arsat III, que el kirchnerismo había proyectado para lanzar al espacio en 2019. Sin embargo, las inversiones para el plan satelital nunca llegaron y, según un relevamiento de las nuevas autoridades, causó un perjuicio para la firma estatal de u$s38 millones.

De las obras con contrato vigente al 31 de agosto de 2020 el 55% están con desarrollo normal, el 14% están demoradas y otro 12% paralizadas. Sólo el 55% de las obras de construcción con contrato vigente están en proceso de “ejecución normal”, indicó el informe. Arsat quedó con la obligación de enfrentar pagos de contratos pendientes en dólares y en euros. Uno de ellos es con la empresa Airanespace, a la que se le deben facturas por un total de US$ 20.300.000. Otra de las deudas es con Ariane Group (ex Airbus) por € 696.350.

También se registra una mora con la firma Thales Alenia Space, por € 308.057,38 más los intereses. A todo eso hay que sumar 14 millones de euros que el Estado argentino deberá destinar en total para conservar la posición orbital (POG 81°O), algo que no se debería costear aparte “si el proyecto no se hubiese interrumpido”, dice el documento oficial. Entre 2016 y 2019, no sólo se discontinuó el desarrollo planificado del plan satelital argentino, sino que las deudas en Arsat se incrementaron y los balances no fueron tratados nunca en asamblea general, como estipula la normativa.

La evaluación debe hacerse cada cuatro meses, luego del cierre de cada ejercicio. Según estimó la nueva administración, distintos clientes del sector público nacional le deben a ARSAT más de $ 1.400 millones, de los cuales $ 1.300 difícilmente puedan recuperarse, ya que los cobros están vencidos.

Te puede interesar