La amenaza de un abogado de genocidas durante un juicio por Zoom

País 24/09/2020
Desde HIJOS La Matanza publicaron un repudio contra el abogado Eduardo San Emeterio, quien defendió, entre otros genocidas, a Luciano Benjamín Menéndez.
WhatsApp Image 2020-09-24 at 9.11.44 AM
Eduardo San Emeterio, conocido defensor de genocidas. Foto: gentileza.

Desde HIJOS La Matanza repudiaron lo que definieron como "provocación y amenazas"  del abogado Eduardo San Emeterio durante la audiencia de un juicio por delitos de lesa humanidad vía Zoom.

San Emeterio, conocido defensor de represores, y quien llegó incluso a representar a Luciano Benjamín Menéndez, defiende en el juicio a los genocidas Raúl Carballo y Ricardo Juan García, agentes que actuaron en la Brigada de San Justo.

Durante la audiencia vía remota de este miércoles, el defensor compartió en su pantalla una imagen con la frase en inglés “Dios juzgará a nuestros enemigos, nosotros arreglamos la cita”, en lo que el organismo denunció como "una clara amenaza a los familiares, sobrevivientes y testigos que desde hace más de 43 años esperamos Justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Brigada de San Justo".

"Eduardo Sinforiano San Emeterio suele presentarse, cuentan quienes lo conocen, jactándose de haberle pedido su baja al (entonces) jefe del Ejército, Roberto Bendini, indignado por el avance de las causas contra sus 'camaradas' por secuestros y desapariciones. Considera que los juicios son parte de 'un plan diabólico y sistemático'", describen desde HIJOS. 

"Es hijo de un coronel, Jorge San Emeterio, pero él nunca pasó del grado de subteniente de Reserva, el título que le dio el Liceo Militar. En 1971, a los 20 años, entró a la SIDE y en los inicios de la dictadura era custodio del general Otto Paladino, entonces jefe de la central de espías. En 1976 estuvo en el Grupo de Tareas 4, que dependía del servicio de inteligencia de la Fuerza Aérea. En 1979, disuelto el GT4, volvió a la SIDE, pero esta vez lo destinaron a la cocina, donde algunos memoriosos que no lo querían dicen que le encomendaron contar milanesas y manzanas asadas. En 1980 renunció. Luego se tomó unos cuantos años para hacer la carrera de abogacía", completan.

Y concluyen: "Su círculo de amistades incluye a Guillermo Viola, titular de la Unión de Promociones (agrupación castrense que reivindica la dictadura), al coronel Emilio Nani, quien participó en la represión de La Tablada, y al abogado Luis Daniel de Urquiza, de la mesa política sindical José Ignacio Rucci, quien hizo una cadena de oración por el cura Julio Grassi. Juntos pugnan por la libertad de los represores, junto a Cecilia Pando". 

Noticia relacionada:

Nora Cortiñas NANora Cortiñas: "Para mí, el límite es sentarse con los genocidas"

Te puede interesar