“El Presidente puede darle al Gobierno la dirección que crea conveniente”

Política / Economía 17/07/2020 Por Daniel Salazar
Así lo afirmó el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno. Además, el dirigente peronista criticó la política económica del gobierno y dijo que la deuda la va pagar el pueblo argentino.
Guillermo Moreno © NA
(Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Las controversias en la coalición de gobierno sobre la marcha que le imprime el Presidente a su administración llegaron esta semana a su punto más álgido con la nota publicada en el matutino Página 12 por la decisión de Alberto Fernández de estar acompañado en el Día de la Independencia por los grupos empresarios concentrados, con el fin de sumarlos a un proyecto económico de desarrollo nacional. La nota mereció el elogio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y sumó una dura carta de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. 

También se volvió a sumar esta semana el interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Aníbal Fernández, con sus críticas a los integrantes del gabinete nacional por algunas consideraciones políticas y la forma comunicacional del gobierno. No obstante, La Nueva Mañana entrevistó al ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que fiel a su estilo, se refirió a las opiniones encontradas en el seno del oficialismo.

- ¿Por qué es crítico de la orientación económica del gobierno?

- El Presidente debería haber anunciado ni bien comenzó su mandato un plan económico, cosa que descartó hacer y al contrario manifestó que su plan era secreto, hecho absolutamente equivocado porque si hay algo que no puede ser secreto es el plan económico. El gobierno tiene el mandato de orientar la economía pero el sector privado, a través de los empresarios y los trabajadores, son los que hacen la economía, por lo tanto de ninguna manera puede ser secreto. El gobierno ya dijo que va a convocar a una mesa de diálogo social pero que no es este el momento oportuno; debería planificar la economía con un grupo de expertos y quién en ese grupo de expertos son los que están probados, quiénes son los empresarios probados y el movimiento obrero
organizado. Bueno, eso faltó.

En segundo lugar, dijo que para el 31 de marzo iba a estar terminada la negociación de la deuda y a partir de ahí la iba a explicitar, pero bueno desde el 20 de marzo empezó la cuarentena y el tema se viene postergando. En ese momento también asumió una dicotomía entre la salud y la economía que es falsa, porque si no hay economía tampoco hay salud. 

Pero soy optimista a mediano plazo, creo que viene un modelo de producción y trabajo nuevamente en la Argentina, pero primero tienen que terminar la etapa de transición que implica el agotamiento de este ciclo de especulación y renta hacia un ciclo de producción y trabajo. Pero bueno, todo tránsito de fin e inicio de un proceso es un momento de mucha tensión y es lo que vamos a vivir.

- Usted que lidió con los grandes grupos económicos concentrados del país, ¿cree que puede haber respaldo de estos sectores a un modelo de desarrollo nacional?

- Sí, yo no tengo duda que el aparato productivo argentino se compone de las grandes empresas hasta el último taller y todos tenemos que estar en un esfuerzo mancomunado.

- Sin embargo hubo cuestionamientos de Cristina Fernández y Hebe de Bonafini a la decisión del presidente Fernández de sentar junto a él en el acto del 9 de Julio a los representantes de los grupos económicos del establishment, que jamás aportaron a ese proyecto. ¿Cómo se resuelve esto?

- Bueno, como fue en la década ganada. En la década ganada crecieron desde los pequeños talleres hasta las grandes empresas; no hay ninguna duda. Es repetir lo que se hizo y todos nos sentábamos en la mesa en un plano de igualdad.

Guillermo Moreno 2 © NA
(Foto: NA)

- Lo que muchos dirigentes, entre ellos usted, le piden al Presidente es que imponga más decisiones, que "le falta peronismo". ¿Usted cree que hoy está gobernando más el ala moderada de la alianza del Frente de Todos que el kirchnerismo-peronismo?

- Bueno, el Presidente dijo que este era un gobierno de coalición, él lo caracterizo así, no es un gobierno de pura cepa peronista, de esto no hay ninguna duda. Así que los economistas del peronismo en este caso no tenemos la responsabilidad de la acción. Si usted analiza el equipo económico, tanto en lo monetario como en el Ministerio de Economía, no va a encontrar una representación del peronismo. Como es un gobierno de coalición, en este caso queda al margen de tomar como esquema lo que ha pasado desde el 2003 en adelante. Está claro que la política económica no tiene la orientación  como la que le dio Néstor Kirchner oportunamente, eso está clarísimo y lo venimos diciendo desde hace rato. Me da la sensación de que Alberto Fernández manifestó la voluntad de parecerse a Kirchner, pero hasta ahora no lo ha conseguido, de ninguna manera, sobre todo en la orientación económica.

- ¿Cree que el Presidente es un tiempista, o sea está esperando que pase esta crisis sanitaria y el arreglo de la deuda para desarrollar las políticas económicas de un proyecto nacional o en una correlación de fuerzas, la oposición política y económica le marca la cancha?

- La verdad que no sé cuáles son las políticas económicas de Alberto Fernández, no lo sé, no está claro, no lo ha explicitado y yo lo desconozco. No sé cuáles son; él dijo alguna vez que tiene sus propios criterios económicos pero tengo la sensación de que no; carece de algún conocimiento que lo lleve a tener criterios que sean fecundos. Me da la sensación que ni es tiempista ni hay una relación de fuerza, me da la sensación que no tiene los criterios y el conocimiento suficientes para encarar el hecho económico. Después de siete meses de gobierno la sensación es de vacío.

- ¿Es bueno, es correcto que dentro de la alianza gobernante  le estén marcando muchas cosas al gobierno?

- Eso es algo que tiene que receptar o no Alberto Fernández, y me da la sensación de que no lo está receptando. Pero bueno, él tiene la legalidad para darle al gobierno la dirección que él considere conveniente, y nosotros tenemos la legitimidad como dirigentes políticos de la coalición de opinar.

- ¿Está de acuerdo en cómo se está manejando la negociación de la deuda externa? ¿Cree que una vez resuelta el país va a poder despegar?

- La negociación de la deuda externa no es un hecho complejo, es un hecho sencillo si se sabe quién va a poner la plata. La discusión no es pagar o no pagar; las deudas están para pagarse, el tema es quién pone la plata y ahí me parece que es donde el gobierno se atascó porque le está haciendo poner la plata al pueblo argentino, cuando en realidad los que tendrían que poner son los grandes propietarios de extensiones rurales de la Pampa Húmeda. Ahí está el excedente económico para poder honrar los pagos. La deuda o la pagan mil familias, los terratenientes de la Pampa Húmeda, o la paga el conjunto del pueblo. Me da la sensación que cuando la tiene que pagar el conjunto del pueblo la situación se hace muy engorrosa y es lo que está pasando. 

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar