Una semana trágica para la guitarra rockera argentina

A las muertes de Gady Pampillón y Osvaldo "Bocon" Frascino se sumó este sábado la partida de Ángel D'Mayo. Había tocado con Charly Gracía, Vox Dei y Alejandro Medina. Vivía en México desde el 2008.
Gady-Bocon-DMayo
Entre el martes y el sábado murieron Gady Pampillón, "Bocon" Frascino y Ángel D'Mayo. - Foto: gentileza

La que termina, fue una semana que quedará en la memoria del universo rockero de nuestro país como una semana trágica, sobre todo en lo que refiere al rock de guitarras al frente, al más duro, el más valvular, el más relacionado al blues. 

El martes, tras una batalla contra el cáncer que se cruzó con una lucha contra la infausta burocracia médica que le impidió acceder a las drogas que necesitaba para su tratamiento, murió Gady Pampillón, uno de los emblemáticos guitarristas del rock argentino de la segunda parte de los ochenta y comienzo de los noventa.

El público masivo lo había conocido cuando reemplazó al “Negro” Carlos García López en La Torre, la banda liderada por Patricia Sosa y Oscar Mediavilla. Ya tres años antes había fundado Alakrán, uno de los grupos míticos del under porteño post-dictatorial.

En los noventa formó parte de Tarzen, luego fundó Gasolina y también tocó en la banda de Alejandro Medina (ex bajista de Manal) y el power trío El Adoquín con Rinaldo Rafanelli y Juan Rodríguez. En los últimos años se volcó al blues-rock y formó La 4×4, agrupación con la editó dos discos: Conventillo (2009) y Long Play (2015).

Su último proyecto se llamó Malas Personas, y era compartido con Patán Vidal, Gabriel Cabiaglia y Claudio Cannavo. Se había formado cuando ya sabía de su enfermedad y se presentaron en vivo en algunas ocasiones aunque no le pudieron dar continuidad.

El jueves por la noche, tras pelear con una enfermedad que lo mantenía alejado de la actividad desde comienzos de años, murió Osvaldo "Bocón" Frascino, el guitarrista que tocó el bajo en la primera formación de Pescado Rabioso y compuso memorables canciones a la par de Luis Alberto Spinetta a comienzos de los setenta.

“Bocon” tenía 69 años y encarnaba una especie de mito en la escena rockera argentina. Pese a ser reconocido como una referencia en la materia, y ser dueño de una sensibilidad compositiva deslumbrante, siempre mantuvo un perfil bajo y esquivo los flashes y los grandes escenarios para continuar con sus proyectos personales y, fundamentalmente, el grupo en el que siempre pudo plasmarlos: Engranaje.

Lo formó en 1968 y a lo largo de los años lo fue armando y desarmando. Por ahí pasaron músicos de la talla de Tito La Rosa, Horacio "Droopy" Gianello (Arco iris) o el propio Pappo, que fue el puente para que Spinetta descubriese al hombre con que craneó temas como Dulce 3 nocturno, Algo flota en la laguna, Me gusta ese tajo y Mi espíritu se fue.

Luego de separarse de Pescado Rabioso, “Bocon” se unió a Sacramento, la banda que conformaban Ciro Fogliatta, Alfredo Toth, Corre López y Ricardo Jelicié, con quienes grabó el segundo disco de la banda, que nunca se editó. Frascino compuso todas las canciones de ese álbum inédito.

Pasaron los años, y “Bocon” viajó y tocó mucho la guitarra. Por supuesto que volvió a armar y desarmar Engranaje, que tuvo unas ocho formaciones diferentes a lo largo de casi cinco décadas. En los últimos años, el público masivo pudo reconocerlo en algunos escenarios multitudinarios, como el que lo volvió a reunir con Luis Alberto Spinetta y Black Amaya en la reunión de Pescado Rabioso durante el concierto de Las Bandas Eternas.

Este sábado, Ángel Monzón murió a los 65 años. Conocido en el ambiente musical como Ángel D’Mayo, estaba internado desde hacía diez días en un hospital de la Ciudad de México por una neumonía.

En la Argentina, fue guitarrista durante un tiempo de Vox Dei y miembro estable de la banda del Roxy, un célebre boliche porteño durante los noventa. A partir de su trabajo en ese lugar, llegó a ser el reemplazo del "Negro" Carlos García López en la banda de Charly García durante más tres años. También tocó con otros históricos del rock argentino como Alejandro Medina y Jorge Pinchevsky.

Viajó a México junto al músico Machy Madco en 2008 y decidió quedarse a vivir en ese país. Allí se dedicó a tocar blues y formó la Ángel D’Mayo Blues Band.

Te puede interesar