Carolina Bakker recuperó la libertad después de un mes en prisión

Judiciales 02/07/2020
Acusada en la causa que investiga la "entrega de una bebé", Bakker estaba detenida desde el 13 de mayo. La fiscalía de Cañuelas continuará con la investigación de los hechos.
Detencion de Carolina Bakker InfoCañuelas
La beba fue entregada con un certificado de nacimiento expedido en el hospital de Ezeiza. - Foto: gentileza InfoCañuelas.

Tras ser detenida el pasado 13 de mayo en su casa de Villa Giardino, Carolina Bakker fue liberada en la causa que investiga la “entrega de una bebé” ofrecida por la red social Facebook.

El doctor Miguel Rizzo, titular del Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas, rechazó el pedido de prisión preventiva, otorgándole la libertad, concediéndole la excarcelación bajo caución juratoria. En la resolución del Juez de Garantías se estableció que Carolina deberá comunicarse con la sede judicial de Cañuelas, el primer día hábil de cada mes.

En diálogo con la web Portal de Opinión, Bakker sostuvo que “se hizo justicia” sobre su situación, ya que obró con el corazón y no con la mente, al momento de colaborar con la pareja, padres de la niña, porque permanentemente decían que “la iban a tirar” porque la mamá no la quería. Hasta el momento Carolina, el padre y la mujer que propietaria del vehículo con el que fueron a buscar a la niña, se mantienen en contacto con la fiscalía, pero siguen sin declarar, ni como testigos ni imputados.

Carolina Bakker, afirmó que durante el procedimiento policial llevado a cabo en su domicilio por personal policial de Villa Carlos Paz, fue maltratada, permaneciendo seis días en el calabozo para luego ser trasladada durante diez horas a Cañuelas, sin descanso, por lo cual no pudo prestar declaración al arribo a la sede judicial.

La mujer se arrepiente de la situación en la que se involucró y arrastró a su padre. Aunque asegura, lo hizo porque la madre de la niña le pedía dinero para subsistir, no en concepto de “venta de una bebé”. De hecho, afirma que en una grabación de celular que está en el teléfono secuestrado, ella le dice que: “No quiere comprar una beba”, junto a otros mensajes que le enviaba el padre de la recién nacida, amenazándolos si no entregaban el dinero.

El fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°1, Lisandro Damonte, había solicitado la detención de Carolina Beatriz Bakker por el delito de “tornar incierta la identidad de una menor”, al momento de recibir por parte de la madre biológica una beba de 15 días de vida.

La entrega de la bebé se efectuó en Cañuelas el 11 de mayo, cuando Carolina Bakker se trasladó hasta la localidad ubicada en la zona sur del gran Buenos Aires a bordo de un automóvil conducido por una mujer, conocida de la familia, utilizando permisos oficiales. El movimiento de las mujeres había quedado registrado por las cámaras de seguridad de Cañuelas que permitieron identificar el automóvil, luego de que la madre entregadora, se presentara en la seccional local argumentando que su “bebe había sido robada”.

La investigación judicial también llevó a la detención de los padres de la niña, Daiana Fazio de 26 años y Gustavo Ugarte de 46, acusados por el delito de “promover la supresión de identidad”.

Ahora, la Fiscalía de Cañuelas continuará con la investigación de los hechos, sin dejar de lado una situación muy particular, porque de acuerdo a los dichos de Bakker, la beba fue entregada con un certificado de nacimiento expedido en el hospital de Ezeiza.

Te puede interesar