Gringo Juan y el fortalecimiento de canción pop hecha en Córdoba

Portal y Choza son las dos canciones con las que Gringo Juan comenzó a adelantar su disco debut, que se llamará Cristal Caos y verá la luz en la segunda parte del 2020.
Gringo Juan by Joaquín Ferrón
Cristal Caos se llamará el primer disco de Gringo Juan, una de las propuestas más novedosas de la escena cordobesa. - Foto: Joaquín Ferrón - Prensa Gringo Juan

Con una vida repartida entre las grandes ciudades de la provincia, Villa María, Río Cuarto y Córdoba, Juan Cruz Pauletti le da vida por estas horas a Gringo Juan, un proyecto de rock alternativo que recoge algunos de los elementos más ricos de la historia de la música nacional y se inscribe en nuestros días con un propuesta original que refresca el universo de la canción pop proyectada desde el centro del país.  

En un proceso creativo que nace desde la guitarra, Juan empezó a trabajar los temas desde su casa y maquetar cada una de las piezas que forman parte de su primer repertorio, de las cuales hasta el momento, sólo conocemos dos: Portal y Choza. En total son ocho y sólo habrá un adelanto más antes de conocer el material completo.

Las canciones aparecieron hace mucho, tienen varios años, y desde el año pasado empezó a tomar cuerpo la idea de darle consistencia al proyecto Gringo Juan con más fuerza. Pudiendo materializarlo tras la grabación de las canciones que formarán parte del disco, la idea ahora es ir mostrando los temas hasta desembocar en el álbum”, cuenta Pauletti en diálogo con La Nueva Mañana.

 “A mí me gusta mucho la canción y me gusta mucho escribir. Me parece que ahí está la génesis del proyecto, en el que también hay otras influencias como puede ser el cine. Me atrae la idea de combinar diferentes tipos de artes, porque también soy un cinéfilo al que le gusta dibujar. Eso también se refleja en mis creaciones”, asegura Juan.

Entre la tradición de la canción pop, los coqueteos con el soul y el funk y una impronta que por momentos lleva al escucha a la etapa más jazzera de los arreglos de teclas que acompañaron a Luis Alberto Spinetta durante la primera parte de los ochenta (Spinetta Jade), se descubre el universo Gringo Juan. “Spinetta es una enorme influencia, pero que particularmente me llegó de grande. Mi viejo lo escuchaba mucho pero a mí no me atraía demasiado. Me parecía raro, a mí me gustaba más Charly y otro tipo de rock un tanto alejado a lo que proponía Spinetta. Con los años lo descubrí y me encantó, sobre todo esa etapa de Spinetta Jade y la última etapa de Para los árboles, Pan y Un Mañana”, dice al respecto.

Me gusta mucho también lo que hacen bandas como Telescopios, Valdes, Hipnótica o Flayaz. Toda esa influencia del pop local más moderno también aparece en el disco, de la misma forma en que hay muchas cosas que tienen que ver con mis amigos que me ayudaron a darle forma definitiva al material que están muy marcados por formación más relacionada con el jazz”, advierte el músico que nombra a su proyecto con su nombre y el apodo con el que su grupo más cercano lo reconoce desde su más temprana edad.

Hay mucha gente que también me fueron dando una mano en el transcurso de la creación. De hecho, hay arreglos que fueron puestos en donde están a partir de propuestas suyas”, dice el cordobés de 29 años que enumera el trabajo compartido con Pedro Luján, Mati Konstantinides, Bruno Cheli, Emilio Cervatto, José Pachas, Rubén Ordóñez y Leonardo Delgado.

El disco debut de Gringo Juan se llamará Cristal Caos, según su propio hacedor “propone un viaje hacia distintos escenarios que van desde la tensión y oscuridad a paisajes livianos y espaciales. La música desde mi punto de vista representa una fuente de abundancia, como un especie de dios, pero la tragedia está presente. Cristal caos es eso, la mirada hacia el arte como un cristal, y la tragedia. Todo entrelazado”.

Te puede interesar