EE.UU.: denuncian ataques y arrestos arbitrarios durante las protestas

Mundo 31/05/2020
Al menos una decena de periodistas que cubren las protestas denunciaron que sufrieron ataques y detenciones injustificadas. Los Ángeles decretó el toque de queda.
USA by AFP
El Gobierno de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos, declaró el toque de queda. - Foto: AFP

Al menos una decena de periodistas que informan sobre las protestas contra la violencia policial en Estados Unidos denunciaron que sufrieron ataques y detenciones injustificadas de las fuerzas de seguridad durante su cobertura.

El Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa informó que desde el comienzo de las protestas y los disturbios, registró alrededor de 10 incidentes diferentes contra los cronistas, que incluyen desde asaltos hasta amenazas, en Phoenix, Indianápolis, Atlanta y Mineápolis.

En esa ciudad, donde el lunes pasado la Policía mató a George Floy, el hecho que disparó la ola de protestas, el periodista de la CNN Omar Jiménez y su equipo, fueron detenidos cuando trasmitían en vivo y en directo el sábado.

En paralelo, la fotógrafa independiente Linda Tirado perdió la visión de un ojo luego de recibir el impacto de un proyectil de pintura lanzada por la policía.

Por su parte, la periodista de Los Ángeles Times, Molly Hennessy-Fiske, denunció que un policía de Minnesota disparó a quemarropa una lata de gas lacrimógeno contra ella y contra su equipo mientras cubría una protesta contra una comisaría de la ciudad.

El corresponsal de Nine News Australia Tim Arvier fue detenido y registrado sin que se le dieran motivos mientras cubría la protesta en Mineápolis. Tanto él como su operador de cámara fueron esposados y retenidos temporalmente por las fuerzas de seguridad.

El periodista de MSNBC, Ali Velshi, recibió el impacto de una bala de goma en la pierna y aseguró que "la policía del Estado, con el apoyo de la Guardia Nacional comenzó a disparar gases lacrimógenos contra una protesta pacífica sin provocación alguna".

También fue arrestado temporalmente un fotógrafo de la cadena WCCO, una estación local de CBS, tras ser alcanzado con una bala de goma.

El periodista del Mineápolis Star Tribune, Ryan Faircloth, se encontraba en su vehículo cuando el coche recibió el impacto de una bala de goma.

"El cristal estalló frente a mi rostro y mi cuerpo. Tengo sangre en mi cara y en un brazo", relató el cronista, mientras que el periodista del medio digital Vice, Michael Anthony Adams, y el corresponsal de la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti, Mijaíl Turguiev, también denunció agresiones policiales.

Adamás aseguró que un agente de policía lo arrojó al suelo mientras otro le roció con gas pimienta cuando se encontraba inmovilizado.

"Con el desmoronamiento de la paz civil en todo el país, la Policía y los manifestantes perciben a los periodistas como un objetivo", lamentó Bruce Brown, director ejecutivo del Comité de Reporteros, "y esa es una situación extremadamente aterradora", informó la agencia Europa Press.

Los Ángeles decretó el toque de queda

El Gobierno de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos, declaró el toque de queda hasta esta madrugada y convocó a la Guardia Nacional por los disturbios, los más importantes desde 1992, provocados por el crimen de George Floyd en Minesota.

Desde la noche del viernes, el centro de la ciudad fue el núcleo de los conflictos, con coches policiales incendiados, carreteras bloqueadas y ventanas rotas, durante las protestas contra la violencia policial desencadenadas por el crimen del ciudadano afroamericano, George Floyd, donde miles de personas salieron a protestar para pedir justicia y denunciar el sistema racista en el país norteamericano. 

Con información de Télam 

Noticia relacionada:

policías de mineapolisEE.UU.: detienen y acusan de asesinato a policía que asfixió a un hombre

 

Te puede interesar