"En las FFAA ya no hay hombres que hayan prestado servicio en la dictadura"

Política / Economía 29/05/2020 Por Flavio Colazo
En ocasión de celebrarse el 210 aniversario del Ejército Argentino, La Nueva Mañana entrevistó al actual titular del Ministerio de Defensa de la Nación, Agustín Rossi.
Rossi © Min Defensa
(Foto © Ministerio de Defensa)

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

El 29 de mayo de 1810 quedaba formalmente constituido el Ejército Argentino. En relación a esta fecha se conmemora su día en todo el país. En ocasión de celebrarse el 210 aniversario de la fuerza, La Nueva Mañana entrevistó al actual ministro de Defensa, Agustín Rossi.

¿Qué balance puede hacerse del Ejército Argentino a doscientos diez años de su creación?

- El Ejército Argentino ha tenido y ha ocupado, de diferentes maneras y en diferentes situaciones, un papel de relevancia en la historia del país. Sin duda tuvo un accionar enorme en lo que fue  la configuración de la Nación en sus primeros años. Después hubo una época en la que el Ejército se convirtió en un actor político y terminó influyendo y operando en otros ámbitos de la vida institucional de la Nación que no le  correspondían. También escribió páginas negras de la historia del país a través de las diversas dictaduras militares, como el repudiable rol en la última dictadura cívico/militar.

Desde la recuperación de la democracia, y su posterior consolidación, me parece que el Ejército Argentino ocupa, junto a las restantes FF.AA., un lugar en el diseño institucional de la Nación, aceptando la conducción política de la Defensa por parte de quien es el comandante en Jefe de las FF.AA., el Presidente de la Nación, y es este quien delega en su ministro de Defensa la conducción política de las Fuerzas con las funciones de cada una de ellas claramente especificada. Hoy tienen la función del reclutamiento, formación, adiestramiento y equipamiento militar de las respectivas fuerzas y el alistamiento, si se lo requiere. El despliegue operacional es conjunto y está en manos del Estado Mayor Conjunto con su jefe de Estado Mayor y con su comandante operacional. 

¿En qué estado encontró al Ejército luego del paréntesis suyo de cuatro años en el cargo y cuáles son las principales medidas que se tomaron hacia el interior de la institución desde el inicio de la actual administración?

- El último día de gobierno de la administración precedente se firmó una resolución mediante la cual se había cambiado la estructura orgánica de la totalidad de las Fuerzas atrasando el modelo de conducción definido en años anteriores. Entonces lo primero que hice fue reformular y  derogar esa resolución tratando de sostener una forma orgánica de conducción que a mi criterio era la forma orgánica que debe tener una fuerza moderna.

Por otro lado lo que se sintió mucho durante el lapso 2018-2019 era que había un modelo de gestión en donde el ajuste fiscal estaba por encima de las decisiones de las políticas de defensa. Se vivieron situaciones de estrechez presupuestarias enormes, sobre todo durante 2019; y también se tomaron decisiones que tenían que ver más con una política fiscal que con una de defensa; por eso se cerraron varias unidades y se cerraron divisiones, medidas con las cuales estamos en desacuerdo. En general cuando pasan todas estas políticas lo que se genera es un estado de desánimo en el espíritu de la fuerza.

Nosotros comenzamos a trabajar desde el primer día tratando de devolverle el entusiasmo al conjunto de la fuerza; en ese sentido fue presentado el proyecto de creación del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF), que ya tuvo media sanción en Diputados; e intentamos buscar que todos aquellos ciudadanos jóvenes argentinos que ingresan a las FF.AA. sientan que dentro de la fuerza hay un horizonte de desarrollo importante y que el Estado en su conjunto valoriza el accionar de las FF.AA.

Desde la recuperación de la democracia, y su posterior consolidación, me parece que el Ejército Argentino ocupa, junto a las restantes FF.AA., un lugar en el diseño institucional de la Nación.

¿Qué acciones específicas implica el actual operativo sanitario  del cual se ocupa el Ejército?

- El despliegue de las FF.AA. actual -en el cual el Ejército, que es la fuerza más importante,  tiene un rol preponderante-  es el más importante desde el regreso de la democracia. Dentro del operativo nosotros tenemos al país dividido en 14 comandos de emergencia. En la mayoría de esos comandos está al frente un General o un Coronel; solamente los comandos de Bahía Blanca y Ushuaia están comandados por hombres de la Marina. Los comandos de emergencia llevan realizadas más de 4000 acciones, entendiendo por acciones a actividades que se realizan durante un día y que implican movilización de personal y requieren logística y elementos militares. Dichas acciones son de ayuda humanitaria como elaboración de comida, distribución de alimentos, preparación de bolsones de alimentos secos, tareas de apoyo en la comunidad, ayuda en operativos sanitarios como pueden ser las campañas de vacunación, fortalecimiento de las instituciones de sanidad que existan en los distintos sectores públicos, fortalecimiento de la propia sanidad militar  tenemos 17 hospitales militares repartidos en todo el país y agregamos dos hospitales reubicables, a la vez que estamos construyendo el centro de aislamiento- fabricación de alcohol en gel en nuestros laboratorios, producción de barbijos, camisolines y cofias dentro de los talleres textiles que tiene el Ejército, aportes de nuestro cuadros de conducción (Coroneles y Generales) en todo lo que significa la organización de los comandos de emergencia y la logística necesaria. La fuerza aérea ha prestado sus servicios repatriando ciudadanos y repartiendo medicamentos. El despliegue es enorme y va creciendo en proporción a la agresividad del virus.
 
Poco tiempo atrás el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, visitó y saludó a parte del personal del Ejército. ¿Qué valoración simbólica podemos ver en este gesto habida cuenta de su condición de víctima del terrorismo de Estado de la última dictadura cívico-militar?

- Sin duda que ese hecho tiene todo un simbolismo. El presidente de la Nación en la Asamblea Legislativa del primero de marzo hizo referencia a un hecho que también a mí me parece importante remarcar en relación a esto: en las FFAA ya no existen hombres que hayan prestado servicio activo en las fuerzas durante la última dictadura cívico-militar. El oficial más antiguo que hoy tienen las FF.AA. es uno cuyo primer destino fue en el Regimiento de Tartagal en Salta como subteniente en 1984. Esto hay que referenciarlo porque me parece que es significativo  que ya no tengamos personal militar que haya revestido algún tipo de carácter durante la última dictadura. 

Rossi25mayoMindef01
Agustín Rossi: "Es significativo  que ya no tengamos personal militar que haya revestido algún tipo de carácter durante la última dictadura". 

¿Es posible pensar una nueva vinculación entre el ejército y la ciudadanía producto de la interacción directa entre los involucrados que implica el actual operativo sanitario? 

- Cada vez que las FF.AA. aparecen en estas actividades son muy bien recibidas por el conjunto de la sociedad civil. Yo noto mucha empatía entre el personal de la fuerza  y la ciudadanía. En muchos lugares son aplaudidos al desempeñar su labor y en todas las encuestas se nota una gran aceptación y conformidad por el desempeño de las FF.AA. siendo muy bien ponderadas. Yo espero que este hecho termine de solidificar la relación entre FF.AA. y sociedad civil, y espero un poco más también; en algún momento la pandemia va a terminar y vamos a tener espacio para discutir una política de defensa, creo y deseo que en ese momento, después del accionar en la pandemia, las FF.AA. y la Defensa en su conjunto estén un escalón más alto en cuanto  a su credibilidad y confianza para llevar adelante este debate que determine claramente la definición de una política de defensa que cuente con un instrumento militar lo suficientemente capacitado y equipado para poder responder a las necesidades de las demandas de esa política de defensa.

La actual administración ha decidido asumir un proceso de reestructuración en las Fuerzas Armadas. ¿Cuáles son los principales lineamientos a los que apunta esta reforma y qué disposición ha encontrado dentro del Ejército para con la medida anunciada?

- Nosotros vimos que la ley de las FF.AA. y la ley de personal militar son viejas. La de personal tiene más de 50 años (en tiempos de Lanusse). Por lo tanto nos pareció sumamente necesario tratar de reformularla para adaptarla a los actuales tiempos. Por ejemplo uno de los hechos más evidentes es que esa ley no contemplaba la incorporación de  la mujer en la vida de las Fuerzas. Lo que decidimos hacer es conformar una comisión que asuma estas reformas mediante el estudio de esta ley.  Quisimos que la conformación de dicha comisión fuera lo más plural posible; en atención a esto hemos convocado a dos ex ministros de Defensa, representativos de los 2 principales espectros ideológicos predominantes en nuestra sociedad: Horacio Jaunarena (ex ministro de Defensa de Alfonsín y de De la Rúa)  y Nilda Garré (ex ministra de Defensa de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández). También formarán parte de esta comisión las comisiones de Defensa de Diputados y Senadores, más 3 representantes de las FF.AA. y uno del Estado Mayor Conjunto. Todo coordinado por el Secretario de Estrategia y Asuntos Militares del ministerio para que formulen un proyecto de ley que después sea elevado al Senado.  En cuanto a la disposición con que el Ejército ha recibido la propuesta debo decir que me he encontrado con un auspicioso ánimo colaborativo.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar