La experiencia del "Gallo" Lencinas desde la golpeada Ecuador

El ex Instituto era una de las figuras del torneo de Primera división ecuatoriano previo a la cuarentena. En diálogo con LA NUEVA MAÑANA narra lo que se está viviendo en aquel país.
lencinas 3
Es la segunda experiencia de Lencinas en Ecuador. En el 2016 había jugado en Mushuc Runa. - También paso por el fútbol de Perú, donde logró un ascenso, y de Venezuela, donde conquistó dos títulos.

Joaquin Lencinas surgió de las divisiones inferiores de Instituto y debutó en la "Gloria" cuando el club de Alta Córdoba estaba en Primera División. Posteriormente fue forjando una gran carrera en el fútbol sudamericano, logrando títulos y ascensos en diversos país.

Actualmente se encuentra en Ecuador, vistiendo la casaca del Orense Sporting Club, club que milita en la Serie A de aquel país. El "Gallo", que se sumó este año a aquel club, ya es es referente del equipo e incluso es el capitán.  Previo al parate por la cuarentena derivada de la crisis sanitaria mundial por la pandemia del COVID-19, el cordobés era uno de los mejores jugadores del certamen.

Las informaciones que llegan desde Ecuador indican que uno de los países sudamericanos que peor la están pasando con el nuevo coronavirus, donde hay más de cuatro mil afectados.

En diálogo con LA NUEVA MAÑANA el ex Alumni de Villa María narra lo que está viviendo en la ciudad de Machala, donde reside.

"Las noticias que pasan son malas. Obvio que nosotros acá sabemos por lo que pasan en la tele, porque nosotros no salimos de casa. En Machala estamos a tres horas de Guayaquil, que son los que están más jodidos. Acá no hay tantos infectados. Hace 21 días que estamos con toque de queda desde las dos de la tarde, os autos se pueden usar una vez a la semana para salir a buscar comida. Hay bastantes restricciones y ahora nos avisaron que en abril y mayo tampoco vamos a poder entrenar. Vamos a seguir encerrados. En mi caso con tres niños es toda una aventura. Lo importante es que estamos bien. Pero reitero, lo que sabemos es por lo que pasa en la tele, con mis ojos no he podido ver nada. En Ecuador hay mucha preocupación y esperemos, con fe, que esto pase pronto", relató el defensa central.

En el campeonato de Primera división de Ecuador se habían jugado cuatro fechas, en los cuales el cordobés había aparecido en dos dentro del equipo ideal de la jornada. Su nivel era muy bueno y recibía, por ende, varios elogios a su juego. "Habíamos arrancado bien el torneo", relata el "Gallo", y ante la consulta sobre el ser reconocido siendo una de las figuras del certamen, agregó: "Por ahí a los jugadores nos da un poco de vergüenza lo del equipo ideal y ser figura, pero con los años son cosas que se disfrutan. Habíamos arrancado muy bien el torneo, sin ser un de los equipos grandes, tenemos un buen equipo, buen grupo, y se nos cortó en un buen momento del equipo".

Lencinas 1
El cordobés Lencinas está en su segunda experiencia en el fútbol de Ecuardo, ya que en el 2016 jugó en Mushuc Runa. Antes estuvo en Perú, donde logró un ascenso, y en Venezuela, donde conquistó dos títulos. Y eso le provocó pasar mucho tiempo sin sus seres queridos, perderse cumpleaños u otras situaciones importantes, por eso, según narra, esta situación la aprovecha para estar unido a su esposa e hijos.

A propósito, contó: "Aprendí que lo escenarios que nos tocan vivir, de acuerdo con los ojos que lo mirás es cómo lo vas a afrontar. Esta situación es difícil para todo el mundo, y hay que sacar lo bueno; y lo bueno es que estamos en casa con la familia. Aprendemos a conocernos un poco más áreas donde no conocíamos, estar con los niños es toda una aventura, porque son tres chicos que hace un mes que están encerrados y pasamos por todos los momentos, pero felices, con mi esposa Sabri. ¡Hasta aprendí a cocinar! - se ríe-. También entrenamos, separamos los momentos para cada cosa, y disfrutar, son momentos que el mundo no la pasa bien y hay que afrontarlo con fe, con actitud correcta, y como todo, todo pasa y esto también va a pasar".

- En este período mucha gente dice que aprendió a darle más valor a la familia, a los amigos, vos, ¿aparte de cocinar, qué más aprendiste de esta cuarentena mundial?

- La relación con la familia es algo que Dios me enseñó siempre, al igual que mi relación con Él. Lo que si aprendí es a darle valor a lo simple, lo que no se compra con dinero, a los familiares en si, papá, mamá, poder hacer actividades, ser libres de salir, porque cuando lo tenés no le das importancia y te concentras en cosas materiales. Sabemos ahora que no tenemos el control de nada. Por ahí nos creemos que podemos solucionar las cosas, y Dios me enseñaba que no tenemos el control como pensábamos. No somos tan fuertes como creíamos, ni tan poderosos. Por ahí querés controlar situaciones o resolver ciertas cosa, el tiempo, el futuro, planificar, y en este tiempo estoy aprendiendo cada día tiene su propio afán, su propia circunstancia a resolver. Cada día tiene su tiempo. Cuando estamos afuera estamos acostumbrados a vivir el tiempo muy rápido, vivimos con mucha intensidad y no disfrutamos los momentos. Este parate nos viene bien para darnos cuenta que no tenemos el control de la vida, ni del tiempo, sino que el control lo tiene Dios. Entonces, cuando vienen las situaciones hay que dejárselas a Dios, y nosotros disfrutar de la vida. Hay cosas que se nos van a escapar de las manos, como esto, que no están planificados, que nos rompen la economía, que nos rompen los planes, y no lo podes controlar. Hay que darle más valor a lo simple y cuando vengan los problemas, entregárselo a Dios, que Él si tiene el control de todas las cosas. Este coronavirus nos enseña que no somos tan poderosos".

Joaquin Lencinas

Lencinas 4Joaquín Lencinas, un trotamundos "glorioso" con fe

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"