En plena crisis, Revista Pronto cerró sus puertas y despidió a sus trabajadores

País 31/03/2020
En medio de la pandemia por coronavirus, PubliExpress, Grupo Azara e Ipesa suspendieron sus actividades y dejarán a un centenar de trabajadores en la calle.
Revista Pronto
La decisión empresarial fue informada entre este lunes y martes, y bajo el argumento de "causa de fuerza mayor". - Foto: gentileza.

En medio de la pandemia por coronavirus y una economía paralizada, PubliExpress, Ipesa y Grupo Azara decidieron cerrar sus puertas y dejarán de publicar la revista Pronto, despidiendo a un centenar de trabajadores. Se trata de las empresas que editan e imprimen varias publicaciones de tirada nacional, entre ellas Pronto, la revista más vendida del país y Diario de la Salud, la publicación más vendida en el
área de salud.

Nos declaramos en estado de alerta y denunciamos a sus dueños Eduardo Lerner y Abel Nahon, quienes intentan aprovechar la tragedia que vivimos todos los argentinos con la pandemia del Covid-19 y el aislamiento preventivo y obligatorio, para despedir a más de 80 trabajadores con indemnizaciones a la baja”, remarcaron los trabajadores a través de un comunicado.

Uno de los periodistas afectados por la medida, Matías Ayala, señaló su tristeza tras recibir la noticia en medio de un contexto de crisis y frente a un panorama incierto en el país: “Hoy a la tarde estaba así. Escribiendo notas para Revista Pronto. Con mi hija en brazos. Feliz. Unas horas después me informaron que Pronto ya no existe más. Adiós trabajo. Despedido en medio de una pandemia. Ya lloré. No me voy a dar por vencido. Te lo prometo, hijita”.

La decisión empresarial fue informada entre este lunes y martes, y bajo el argumento de "causa de fuerza mayor" fueron despedidos todos los trabajadores.

“La revista Pronto estuvo en los kioscos durante todo marzo a excepción de la última semana debido a la cuarentena. Está claro que una revista que tiene 24 años de existencia, que es la número uno del país desde hace más de una década y que hoy vende entre 35 y 40 mil ejemplares por semana, no puede presentar en siete días una supuesta inestabilidad que obligue a su cierre. Conocemos la estrategia de la patronal, que es la de presentar este cierre fraudulento para, una vez que pueda concretar las indemnizaciones a la baja, volver a reabrirla con personal tercerizado”, remarcaron los empleados.



Te puede interesar