Caso Saganias: Flavia espera la concesión de prisión domiciliaria

Judiciales 27/12/2019 Por
Fue condenada a 23 años de prisión por ser considerada la instigadora del ataque sufrido por su expareja, Gabriel Fernández, a quien había denunciado por el abuso de su hija.
JusticiaPorFlavia-Tribunales
El caso de Flavia movilizó a la comunidad y hubo numerosas marchas pidiendo justicia. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Flavia Saganias confió en la Justicia cuando descubrió que su expareja había abusado de su hija de 7 años. El 8 de agosto de 2017 realizó una denuncia por este hecho en Cosquín. Puérpera y en estado de shock – a tres días de haber realizado la denuncia- Flavia posteó en Facebook: “Este abusador de niños, denunciado en la fiscalía de Cosquín sigue suelto. Un violador más que sigue libre entre nuestros niños. Se llama Gabriel Fernández y vive en calle Pampa al fondo. Por favor difundir. Cuidémonos entre nosotros ya que la justicia no hace nada”. La denuncia por abuso fue archivada dos meses después por el fiscal Martín Bertone y, en poco tiempo, ese posteo en Facebook se transformaría en un argumento central para su condena. 

“El 19 de noviembre (día mundial para la prevención del abuso infantil) se aportaron nuevos elementos probatorios, a través de un informe de una psicóloga, dando cuenta de que la niña evidencia eventos de carácter traumático; con esto, se solicitó que la fiscal intervenga investigando lo que se denunciaba”, señalaron lxs abogadxs defensores a La Nueva Mañana. En base a la incorporación de esta prueba, la causa fue reabierta el 22 de noviembre de 2019 por la fiscal Paula Kelm, pero Flavia no pudo declarar a favor de su hija cuando fue citada porque se encontraba en Bouwer. 

Condenados

Es que el 27 de noviembre de 2019, Flavia Saganias fue condenada a 23 años de prisión por un fallo de la Cámara en lo Criminal y Correccional, de la ciudad de Cruz del Eje, integrada por los Vocales Ricardo Arístides Py y Ángel Francisco Andreu y la Jueza de Ejecución Penal Dora Antinori Asís; y con el voto del jurado popular integrado por 12 personas. 

La fiscal Haydeé Gersicich fue la responsable del pedido acusatorio que terminó con el encarcelamiento de una mujer denunciante de abuso de menores, madre de 5 hijxs, haciéndola responsable -sin pruebas y valiéndose de argumentos como “el sentido común”- de instigar el brutal ataque sufrido por su expareja, ocurrido entre el 8 y el 13 de agosto de 2017. Por este delito, fueron condenados como autores materiales su madre, Mónica Bonifacio y su hermano, Enrique Saganias. Ambos recibieron la misma pena que Flavia.

Para sostener la hipótesis de la acusación, el tribunal que finalmente la condenó, se valió de “una serie de indicios que encastran entre sí” para establecer la participación de Flavia en el hecho. Entre otros puntos, señalaron como prueba los “intentos de comunicación telefónica” entre la mujer y sus familiares en horas previas y posteriores al hecho; y la recepción de una fotografía que le fue enviada por celular, dando cuenta del ataque. Contrario a todo principio de inocencia, los indicios citados parecieron simplemente refrendar la idea de que Flavia era culpable.  

“Errónea valoración de la prueba”

“Fue ella quien inició todo, desde la denuncia, hasta los escraches y quien tenía el motivo para que el hecho se cometiera y se lo hiciera de la manera como se cometió, es decir quemándole la casa, abusándolo y matándolo, como lo reconoció el propio Enrique Saganias al declarar durante el debate cuando expresó: “¿qué se les hace a los violadores?”. Resulta al menos llamativo que en los fundamentos de la sentencia, el Tribunal considerase los dichos del hermano para justificar la supuesta motivación de Flavia a cometer el crimen con las exactas características que tuvo.

En esa línea, la defensa técnica de Flavia – integrada por un cuerpo interdisciplinario de abogadxs y profesionales- anticipó que casará la sentencia reconociendo que existió una “errónea valoración de la prueba” y de la “aplicación del derecho penal sustantivo”. En un comunicado, el equipo adelantó que la Fiscal Subrogante Fabiana Pochettino habría dado el visto bueno para que Flavia acceda a la prisión domiciliara y pueda de este modo volver a cuidar a sus hijos. Al cierre de esta edición, mientras se cumplía con los requisitos legales, se esperaba la resolución de la Justicia que permitiría a la mujer pasar las fiestas junto a ellxs. 

JusticiaPorFlavia-mural

- ¿Por qué afirman que el fallo que condenó a Flavia fue “injusto, patriarcal y adultocentrista”?

- “Es injusto porque se condena a una mujer sin elementos probatorios certeros, sino a partir de afirmaciones, que realizó la fiscal, provenientes de conjeturas, que no pueden ser consideradas certezas o prueba objetiva. Es patriarcal porque se ha condenado a una mujer a quién se le reprochó y condenó, simbólicamente, primero, por no haber protegido a su hija de los abusos; lo es porque se criminaliza a las mujeres que intentando acceder a sus derechos y con las herramientas que tienen a su alcance denuncian, no obtienen respuesta y entonces deciden advertir, por las redes sociales como en este caso, al resto de las mujeres buscando erradicar la violencia y que otras que pasan por las mismas situaciones se animen a hablar. Es adultocentrista porque siempre se centró el debate en la publicación en facebook de la madre, y en ningún momento se ponderó que el contexto de los hechos tenía que ver con una niña que fue víctima de abusos sexuales; lo es porque al momento de la condena se ordenó la inmediata detención de Flavia, sin contemplar el interés superior de cinco niñes, menores de edad, que quedaban sin su único sostén económico y emocional”.

- ¿Qué rol consideran que han tenido los jurados populares?

- “Nuestra crítica tiene que ver con la misma que le hacemos a las/los operadoras/es de la justicia, la falta de perspectiva de género y de igual modo con relación a los derechos de niñas, niños y adolescentes. La otra cuestión importante tiene que ver con la mirada que socialmente tenemos de quienes componen el poder judicial, del vocabulario, las posturas, que tienen quienes componen ese campo y lo complejo que es mirarlo de manera crítica”.

Flavia no está sola

La defensa de Flavia se encuentra integrada por varios profesionales: Carlos “Chuzo” González Quintana, defensor penal, integrante de la Mesa de Trabajo por los DDHH de Córdoba; Agostina Chuburu, integrante del Estudio Jurídico Juana Azurduy y del CAF (Cuerpo de Abogadas Feministas); y Gabriela Coloccini, abogada especialista en infancia e impulsora de la “ley del abogado del niño”. También forman parte de este equipo interdisciplinario la trabajadora social Paula Rodríguez de la ONG “A.S.I. NO” (Abuso Sexual en la Infancia NO!) y la Psicóloga Laura de Bernardez, colaboradora de la misma organización con sede en el Valle de Punilla.  

Además, distintas organizaciones sociales feministas y defensoras de los DDHH sostienen el reclamo de Justicia por Flavia bajo la consigna ¡Flavia junto a sus hijes ya! Son integrantes de estas organizaciones quienes mantienen un vínculo permanente con ella y están cuidando provisoriamente de sus niñxs. “Avaladas por la Senaf, varias compañeras de organizaciones de Capilla del Monte están guardando de los chicxs en su domicilio, hasta que le den la domiciliaria a su mamá”, indicó Liliana Martín, integrante del Movimiento Plurinacional de Mujeres de Capilla del Monte y agregó: “Ella se comunica telefónicamente con algunas compañeras, está fortalecida, pero muy ansiosa de ver a sus niñes, recordemos que el día que le dan la sentencia la detienen inmediatamente y nunca pudo despedirse de los más pequeños, que el sábado pasado cumplieron 3 años”.  

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar