El próximo Congreso estará dominado por el Frente de Todos

Política / Economía 29/11/2019 Por
La estrategia para conformar un único bloque con legisladores del kirchnerismo, del PJ y partidos provinciales le permitirá al futuro oficialismo tener mayorías propias.
CFK - Massa

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Para dar señales de control político y gobernabilidad al arranque de la gestión de Alberto Fernández, el Frente de Todos se encamina a tener el predominio del Congreso a partir del 10 de diciembre.

La estrategia parlamentaria pergeñada por la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, compartida con el futuro jefe del Ejecutivo, le permitirá al nuevo oficialismo consolidar la mayoría que obtuvo en las elecciones en el Senado y con las movidas ajedrecísticas que realiza en la Cámara de Diputados quedarse con la primera minoría.

En la primera reunión conjunta que tuvieron el martes, en la previa a la jura de los 24 senadores electos en la última elección, los legisladores del kirchnerismo y de la bancada Justicialista que responden a los gobernadores del PJ confirmaron el armado de un bloque único de 41 bancas, cuatro más de las necesarias para tener quorum propio para habilitar las sesiones y sancionar leyes que requieran mayoría simple.

Igual camino está recorriendo el Frente en la Cámara baja, donde se prepara para confirmarse como el bloque más numeroso tras enrolar en sus filas a fuerzas provinciales afines y monobloques.

Mayoría en el Senado 

En la última reunión que encabezó el martes el cordobés Carlos Caserio como jefe del Bloque Justicialista acordaron unificarse con el kirchnerismo y bloques propios para conformar una bancada que se llamará Frente de Todos, que será conducido por el formoseño José Mayans y tendrá una cómoda mayoría con 41 de los 72 senadores.

A los 16 del FpV, se sumaron los 12 del PJ, los dos del bloque Peronismo Tucumán -incluyendo a José Alperovich que en medio de las denuncias por violación en su contra el pleno del Senado le aceptó la licencia por seis meses que pidió-  y Beatriz Mirkin, los dos legisladores del Frente Cívico de Santiago del Estero, dos del Partido Justicialista de La Pampa, los dos unibloques de Chubut; Eugenia Catalfamo de Justicialismo San Luis; Silvia Sapag del Movimiento Popular Neuquino; Gerardo Montenegro del Frente de Todos por Santiago y los dos misioneros: Maurice Closs y Magdalena Solari.

Posteriormente, salvo algunas excepciones como la de la futura presidenta de la Cámara alta Cristina Kirchner, todos los senadores participaron del conclave ampliado conjunto. La ausencia más resonante fue la de Caserio, quien todavía tiene pendiente la decisión sobre su situación personal, de seguir como senador o integrar el futuro gabinete de Alberto Fernández, confió a este medio un asesor del senador cordobés.

Por su parte, el flamante jefe del bloque unificado del Frente de Todos, José Mayans consultado por La Nueva Mañana dijo:  “La compañera Cristina llamó a la unidad y acordaron una fórmula que el pueblo argentino la respaldó y nosotros desde el parlamento vamos a hacer lo mismo”. 

En tanto, en la sesión preparatoria del Senado la ex gobernadora de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala, será la presidenta provisional del Senado y al ex gobernador de Misiones, Maurice Closs ocupará la vicepresidencia de la Cámara.

Falta de acuerdo en Juntos por el Cambio

Mientras que por falta de acuerdo interno, Juntos por el Cambio no designó el miércoles a las tres autoridades del Senado que le correspondían: la vicepresidencia, la vicepresidencia segunda y la prosecretaría de Coordinación Operativa. Los tres puestos quedaron vacantes, según anunció durante la sesión preparatoria el actual jefe del interbloque, Luis Naidenoff.

No hubo consenso en torno a quién presidirá a partir del 10 de diciembre el nuevo interbloque Cambiemos, que tendrá 28 integrantes -15 radicales, ocho macristas y aliados provinciales de San Juan, Catamarca, Neuquén, San Luis y Salta-.

En ese sentido, está en duda la continuidad del formoseño Luis Naidenoff, y tampoco está resuelto quién conducirá el bloque de la UCR, mientras que el Pro seguiría en manos del misionero Humberto Schiavoni.

Primera minoría en Diputados

La única satisfacción que dejaron las elecciones del 27 de octubre para Juntos por Cambio, el crecimiento de su interbloque en Diputados y quedar como primera minoría esta a punto de diluirse. El Frente de Todos, al igual que en el Senado, tendrá un bloque unificado a los kirchneristas y justicialistas se sumarán fuerzas provinciales afines.

A los 109 diputados que obtuvieron en las últimas elecciones, por el acuerdo que tejió Cristina Kirchner con el gobernador santiagueño Gerardo Zamora, para colocar a su esposa como presidenta provisional del Senado y satisfacer a los gobernadores del PJ, sumará los 7 diputados del Frente Cívico por Santiago, que le responden, al Frente de Todos.  De la misma manera el ex gobernador de Misiones, Maurice Closs accedió a la vicepresidencia de esa misma cámara y aportará en diputados los tres misioneros del Frente de la Concordia -también aliado al kirchnerismo- ya llegan a los 119. Con el peronista mendocino Omar Félix, y la chubutense Rosa Rosario Muñoz (aliada massista), ya ascenderían a 121.

Con otros provinciales como los 3 puntanos que responden a los hermanos Rodríguez Saá; Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino y Luis Di Giácomo, de Juntos Somos Río Negro -estos dos últimos harán bloque propio-, se acercarían mucho a los 129.

De esta manera, la decisión del gobernador Juan Schiaretti de mantenerse prescindente de la elección presidencial y su  estrategia de la “boleta corta” para diputados con el argumento de que la polarización exigiría que todos los temas del futuro gobierno pasarían por el Congreso,  cayó por tierra y  deberá verse cómo juegan los 4 diputados cordobeses que reportan al gobernador.

Internas entre la UCR y el PRO

En la vereda de enfrente, Juntos por el Cambio también sufre la falta de definiciones para las autoridades de la Cámara baja con una interna feroz, aunque cuentan con un poco más de tiempo que en el Senado para resolverlo.

En la discusión está en juego la vicepresidencia primera de la Cámara, lugar que hoy ocupa el titular del PJ nacional, José Luis Gioja.  A nivel numérico, el Pro tendrá, a partir del 10 de diciembre, mayor cantidad de diputados (52) que el radicalismo (44), lo que habilitaría al macrismo a ocupar ese sillón.

De todas maneras, en medio de fuertes disputas internas,  la UCR y el PRO, los dos principales socios de la alianza Juntos por el Cambio, lograron  la designación de sus jefaturas de bloque de cara al próximo período parlamentario.

El bloque radical  reunió el miércoles a diputados actuales y electos y ratificó al cordobés Mario Negri para que continúe al frente de la bancada y en paralelo, el PRO en su propia reunión confirmó a Cristian Ritondo presidente del bloque.

El próximo miércoles se realizará la sesión preparatoria en Diputados en la que jurarán los legisladores electos y se designarán las nuevas autoridades del cuerpo.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"