Monzó quebró en llanto al ser despedido con reconocimiento de sus pares

“Sos un gran dirigente político”, le dijo Graciela Camaño, mientras que Agustín Rossi le agradeció haber generado “el mejor clima que se podía generar”.
Emilio Monzo 2
"Debo admitir que usted ha sido un gran presidente, un hombre de consensos", dijo Camaño al presidente de la Cámara.. - Foto: captura de pantalla

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quebró en llanto al ser reconocido por sus pares al comienzo de la sesión de este miércoles. Varios legisladores de la oposición colmaron de elogios al hombre de Carlos Tejedor, mientras que por Cambiemos solo hablaron los radicales Mario Negri -jefe del interbloque- y Olga Rista; y por el Pro lo hizo Silvia Lospennato, su mano derecha en estos cuatro años, informó Parlamentario.

Transitaba el momento de los homenajes, cuando la massista Cecilia Moreau pidió la palabra para hablar sobre la “convivencia democrática”. “Hemos compartido cuatro años difíciles, muy complejos en Argentina, pero creo que más allá de todo los hemos transitado en el marco del respeto, del intento del diálogo. Y quiero en su figura reivindicar a todos los que este 10 de diciembre terminan su mandato. Usted tuvo estos cuatro años un rol fundamental, hizo desde donde pudo lo que pudo para que en este recinto todas las voces se pudieran expresar”, sostuvo.

La legisladora también le reconoció la tarea para que “la política encontrase un lugar donde encontrarse, valga la paradoja” y haber hecho “permanentemente de la construcción de puentes su forma de conducir la política y la Cámara”.

“Se lo va a extrañar, pero estamos seguros que más allá de dejar este cargo va a seguir transitando por el campo de la militancia partidaria, política, y va a volver a defender como siempre lo hizo lo popular, nacional y democrático”, completó Moreau.

Habló luego Graciela Camaño, quien comenzó reivindicando la labor de sus pares Guillermo Carmona (FpV-PJ) y Alejandro Grandinetti (CF) frente a la Comisión Bicameral Investigadora del ARA San Juan.

También destacó a su “amigo del alma” Marco Lavagna; a Nicolás Massot, que “fue el ariete con todos para que el oficialismo no desenganche del resto de las decisiones a los bloques”; a Axel Kicillof, quien “estaba metido en todas las discusiones”; a Diego Bossio, que “tuvo un rol tan importante” en los temas económicos; y a Pablo Kosiner, que “con esa impronta propia del hombre que viene de Salta” logró llevar adelante muchísimos proyectos de los bloques provinciales.

Pero el momento más emotivo llegó cuando Camaño empezó a hablarle a Monzó, quien la semana pasada durante la presentación de su balance de gestión confesó que era una legisladora que él admiraba hace años.

La legisladora de Consenso Federal recordó que a lo largo de este tiempo le ha planteado varias cuestiones de privilegio, pero “, que ha reivindicado la política como nadie”, sostuvo y subrayó que esto lo hizo dentro de “una fuerza política que no lo supo interpretar” por lo cual “también se inmoló”.

“Muchas gracias Emilio por lo que hiciste, por lo que no hiciste, y seguramente por lo que vas a hacer porque sos un gran dirigente político”, añadió Camaño y fue entonces cuando los diputados se pusieron de pie para aplaudirlo.

Nota relacionada: 

Diputados by prensa CongresoLa Cámara baja debate en el recinto la Ley de Góndolas

Te puede interesar