El Marcapáginas - La pesadilla de Dios

Cultura 12/10/2019 Por
Dos mundos separados por el mar, una civilización en busca de nuevas riquezas y otra en el dilema de su propia existencia. La invasión española a América es la referencia inmediata.
Marcapaginas10-10-2019
- "La pesadilla de Dios " de Inés Lucía Blackie

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Como en un juego de ajedrez en el que cada movimiento condiciona el siguiente y obliga al contendiente a actuar ante un escenario que se renueva en cada movimiento, cada momento/capítulo de la novela “La pesadilla de Dios” va redibujando el escenario y reconfigurando la historia hasta su culminación.

Una voz habla y, en ese acto, la vida ocupa el espacio en el plano de la existencia. “Ángel” cumple, a su manera, con los designios que se le indican; y los personajes, como piezas de este juego monumental que es el mundo mismo, toman posiciones y actúan. 

Hay dos mundos que se encuentran separados por el mar. Una civilización en busca de nuevas riquezas y otra en el dilema de su propia existencia. La invasión española a América es la referencia inmediata. El choque es tanto la culminación de todo lo que se conocía hasta entonces como el inicio de algo nuevo por venir.

La prosa de Inés Lucía Blackie se carga de metáforas y simbolismos. Tiene un bagaje cultural extenso y gusta de entrarle al lenguaje poético para construir imágenes potentes y crudas que expresan la esencia más maravillosa y más oscura del ser humano. El poder y su contracara miserable se vuelve tan palpable y amarga a la lectura como encontrarle el gusto por comer gusanos que devastan cosechas enteras de frutas.

Los guiños a otras lecturas transcurren en un juego de construcción y rearmado para generar una nueva historia, la de nuestra humanidad, digna de una pesadilla.

la pesadilla de dios


La pesadilla de Dios
Inés Lucía Blackie
Galáctico Flâneur
Encuadernación rústica
21x15 cm, 192 páginas
ISBN: 978-987-86-0608-8

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar