Industria en retroceso: advierten una fuerte caída de la actividad en Córdoba

Para la Unión Industrial de Córdoba (UIC), casi seis de cada diez empresarios (58%), consideran que la actividad fabril retrocedió en julio contra el mismo mes de 2017.
industria
Casi el 83% de los consultados considera que el año cerrará igual o peor que en 2017.

Los primeros datos que se dieron a conocer sobre el desempeño de la actividad industrial en julio muestran una importante caída de la producción manufacturera. Así lo refleja un relevamiento de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) que indica que casi seis de cada diez empresarios consultados (58%) consideran que la actividad fabril retrocedió en julio contra el mismo mes del año anterior. 

En ese sentido, se advierte que en los últimos dos meses el porcentaje de respuestas indicando una disminución de la actividad pasó del 41,9% en mayo a 56,1% en junio y al 57,9% en julio. Por su parte, quienes ven un incremento de la actividad bajaron de 24,7% en mayo a 15,3% el mes pasado.

En este contexto, hubo también un deterioro de la cadena de pagos. De acuerdo al relevamiento realizado en conjunto con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas provincial, el 38,8% de los encuestados aseguró que el mes pasado se extendieron los plazos de pago, en tanto que el 14,6% de las empresas directamente declaró un corte de la cadena normal de pagos.

Pero el dato saliente es que si bien entre mayo y julio la participación de quienes afirman que se extendió la cadena de pagos cayó de 45% a casi 39%, en el mismo período se duplicó el porcentaje de quienes declaran que se ya se interrumpió el circuito habitual de pagos, pasando del 6,5% de las respuestas al 14,5% entre mayo y julio.

En cuanto a las expectativas para este año en relación a 2017, según la encuesta de la UIC, el 55,28% de los consultados estima que la actividad se contraerá, en tanto que 23,60% entiende que se mantendrá y apenas 16,77% cree que la producción se incrementará. Así, casi el 83% de los consultados considera que el año cerrará igual o peor que en 2017, cuando según datos oficiales la actividad industrial creció 1,8%, tras la caída de 4,6% de 2016.

En tanto, el último informe de actividad de la Unión Industrial Argentina (UIA) señala que en junio la producción manufacturera reflejó una caída del 8,4% interanual. La fuerte caída del sector químico y petroquímico (19,3%) en junio y el bajón observado en la industria automotriz (13,4%), producto de la huelga de camioneros en Brasil y pocos días hábiles ese mes, resultaron clave para que la actividad industrial terminara el mes con ese fuerte desplome. La medición desestacionalizada arrojó una baja del 5,2% comparada con mayo.

Fue la mayor caída desde febrero de 2017 y el segundo dato negativo y consecutivo en lo que va del año, tras la contracción del 1,9% de mayo. Pese a ello, el acumulado del año aún está en terreno positivo, con un avance del 0,4% respecto del mismo período del año anterior, aunque la entidad fabril proyecta una baja de la actividad industrial del 2% o 3% en el segundo semestre.

Además de la actividad petroquímica y automotriz, tuvieron desempeño negativo el rubro textil (10,8%), por la caída en tejidos de algodón (12,7%) e hilados (9,7%). También cayeron la metalmecánica (4,4%) por maquinaria agrícola y autopartes, minerales no metálicos (4,4%) debido a la caída de la construcción y alimentos y bebidas (3,5%).

Te puede interesar