Grabois pidió una reforma agraria y el Gobierno le respondió

El dirigente propuso “expropiar 50 mil parcelas”. El ministro de Agroindustria respondió que ese sistema “es tan malo” que “hasta el comunismo lo dejó”.
Luis Miguel Etchevehere
“Esos países fracasaron y tuvieron que volver atrás. Argentina este año tuvo récord histórico de cosecha", dijo Etchevehere. - Foto: Archivo

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, pidió este martes una "reforma agraria" para la "redistribución de la tierra". El Gobierno nacional le respondió que "es tan malo" ese sistema que "hasta el comunismo lo dejó de lado".

Grabois planteó vía Favecbook que "hay que avanzar con una reforma agraria que implica necesariamente la redistribución de la tierra", porque, dijo, "no puede haber en la Argentina terratenientes y nadie puede tener más de cinco mil hectáreas".

"Queremos que la tierra sea de quien la trabaja a través de un mecanismo que es absolutamente legal y no rompe ninguno de los pactos democráticos y constitucionales que tenemos hoy, que es la expropiación de 50 mil parcelas para poder entregárselas en propiedad a los pequeños productores", propuso Grabois.

Desde su cuenta de Twitter, el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, replicó que "a la idea de la vuelta de la Junta Nacional de Granos", expresada por el diputado peronista Felipe Solá, "ahora se le suma la reforma agraria y expropiación de campos", aunque "estos sistemas ya fracasaron hace muchas décadas dañando seriamente la economía en varios países".

El funcionario consideró que "es tan malo el sistema que hasta el comunismo lo dejó de lado”. “Esos países fracasaron y tuvieron que volver atrás. Argentina este año tuvo récord histórico de cosecha, que se traduce en más inversión, creación de empleo y arraigo. ¡El sistema funciona!", dijo.

A su vez, Grabois respondió desde Twitter: "Los poderosos no debaten, agreden a quienes osamos cuestionar sus privilegios. El Compendio de Doctrina Social de la Iglesia (2004) dice: ´La reforma agraria es, por tanto, además de una necesidad política, una obligación moral". Juan Pablo II no era precisamente comunista´".

Te puede interesar