Se agrava la crisis en los SRT y el no pago de sueldos exhibe la peor cara de la UNC

El directorio sigue sin blanquear cuál es el proyecto para el multimedio universitario. Sólo se sabe que aguarda la definición del “Plan de Procedimiento Preventivo de Crisis”. El punto más alto del destrato hacia los trabajadores es el no pago de salarios y aguinaldos.

Córdoba 08/07/2024 Miguel Apontes Miguel Apontes
Protesta SRT
Los trabajadores y trabajadoras de los SRT no crobraron los salarios de junio ni el medio aguinaldo. Foto: gentileza

El horno no está para bollos en los Servicios de Radio y Televisión (SRT) de la Universidad Nacional de Córdoba. Desde marzo, sus trabajadores y trabajadoras vienen soportando un estado de angustia insostenible, y las nuevas autoridades del directorio de la empresa no dieron muestras de un manejo responsable de la situación. El punto máximo se alcanzó estos días, a partir del no pago de los sueldos de junio y el medio aguinaldo.

La Universidad, “como institución rectora de los valores sustanciales de la sociedad y el pueblo al que pertenece” (según el artículo 2 de la Misión de la UNC, en su sitio unc.edu.ar), exhibe por estos días una cara que echa por tierra el prestigio que se supo ganar, esa suerte de institución señera e identitaria de Córdoba.

La máxima autoridad de la casa de altos estudios, el rector Jhon Boretto, dijo no hace mucho sobre los SRT: “Es una herramienta muy importante, que tiene mucho potencial para desarrollar”. Y agregó: “No solo son patrimonio de la Universidad, sino de todos los cordobeses y tenemos la responsabilidad de darle sustentabilidad”.

Pero, no paga los sueldos de alrededor de 150 trabajadores. Difícil entender. 

Escrache es otra cosa

Las autoridades de los SRT (encabezadas por su presidente, el físico y ex decano de Famaf, actual secretario de Ciencia y Tecnología de la UNC, Daniel Barraco Díaz; y el abogado Andrés Biga, como vicepresidente) están molestos por lo que llaman “escraches”.

Y es que, por desgracia, los trabajadores se desempeñan en un medio de comunicación, y están haciendo uso de los recursos que tienen a mano para visibilizar el difícil momento.  

“Este programa está hecho por trabajadores que no han cobrado sus salarios ni aguinaldos”, expresan al aire los periodistas y conductores. 

En las radios del multimedio (Universidad AM 580 y Más que Música 102.3) se hace un minuto de silencio en el curso de la transmisión. 

“Esta intervención duró un minuto, ¿te imaginás si fuera para siempre? Eso quieren las autoridades de los SRT y la Universidad”.

Escrache, como lo conocemos, es otra cosa: sirvió para señalar a asesinos de la dictadura que circulaban impunemente.

Aquí se trata, ni más ni menos, de gente que no cobra su salario, que quiere seguir trabajando, defiende la fuente de empleo y que, apasionados de la comunicación, buscan que los cordobeses se enteren de tanto desatino.

“Sonreír en tiempos difíciles”, dice la conductora de la 102.3 al inicio de su espacio. Y la periodista continúa: “No estamos aquí por testarudos, estamos por nuestra responsabilidad social, no vamos a aceptar que presidente ni directivos dispongan el cierre de este medio. No piensen que pueden venir con un dedo y señalar quién se queda y quién se va. Quedamos 10 locutores, 8 operadores, en un multimedio donde funcionan dos radios, un canal de aire, un canal digital, una página web”.

¿El único proyecto es desguazar los SRT?

“El equipo de producción de esta radio está sobrecargado de trabajo a partir de las medidas adoptadas por las autoridades”, se repite al aire. Y esa insistencia, que les cae mal a los directivos, suena como un acto de defensa, ante la amenaza cierta del silencio, del apagón.

Tras cuatro meses de agonía e incertidumbre, las autoridades de la UNC y el directorio de la empresa, a juzgar por las actitudes, dan a entender que el único plan que tienen es “la motosierra”: achicar a la mitad la planta de trabajadores y trabajadoras; despedir 80 trabajadores con el 50 por ciento de indemnización; unificar las dos radios; y reducir la producción de TV en un solo turno.

Hasta marzo, había expectativas de que se proponga un plan sustentable para la continuidad del emblemático medio cordobés, símbolo cultural de la ciudad. Es más, se habló de una comisión con la participación de sus trabajadores para fijar una hoja de ruta, algo que tampoco prosperó.

Nada de eso sucedió y la llegada de las nuevas autoridades en mayo no despejó las dudas sobre el futuro de los SRT, como medio público y universitario. 

Barraco Díaz y Biga, cuestionados por carecer de antecedentes y conocimientos sobre medios de comunicación, mostraron que se pusieron al frente del multimedio con la única intención de consumar el “achicamiento” de la empresa, cuando no liquidarla.

Desde la Asamblea de Trabajadores observaron también los asesores en materia laboral de la empresa: se trata del Estudio Sappia y Asociados. Sí, el abogado José Linares pertenece a ese buffet, que lo tiene a Jorge Sappia al frente, el histórico laboralista radical y ex presidente de la Convención Nacional de la UCR.

Por estos días, hasta pasó a segundo plano lo que concierne a discutir una política comunicacional para los SRT y los contenidos de cada medio. Y es que cierne la mayor amenaza: la pérdida de numerosos puestos de trabajo, en un momento crítico del país. 

Los gremios que representan a los trabajadores de los SRT, Cispren, Aatrac, Satsaid y Locutores, activaron la “intersindical” y vienen denunciando ante las autoridades laborales de la provincia las múltiples irregularidades que se producen día a día, en un escenario de incertidumbre que no es posible sostener. Desde pedidos de inspección, hasta denuncias por atrasos en los sueldos, todo se lleva adelante. Del otro lado, apenas “silencio de radio”. 

Un medio que es parte de la identidad cordobesa

En 1958 comienza a transmitir Radio Universidad, Desde el dial 580 de AM, y a poco de andar, LW1 se convirtió en una de las emisoras de mayor audiencia en el centro del país.

En mayo de 1962 inicia sus transmisiones Canal 10, la señal de televisión abierta.

Así comenzó a tomar forma el multimedio universitario, sumándose allá por la década del 80 la FM 102.3 "Más que Música", y más recientemente el Canal U y el portal digital de noticias Cba24N.

Su plantilla de personal estaba compuesta por aproximadamente por 240 trabajadores y trabajadoras, entre planta permanente, contratos a plazo fijo y eventuales y otras prestaciones adicionales. Hoy se plantea reducirla a 72 empleados. 

En el medio, desde marzo más de 60 trabajadores se desvincularon de la empresa, al acogerse al “retiro voluntario”. Cobraron el 100 por ciento. 

Los que optaron por continuar, podrían ser objeto de una injusticia tremenda, pues de seguir su curso el “Plan de Procedimiento Preventivo de Crisis” presentado por las autoridades ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia, la idea es despedir a 80 trabajadores más, claro que con el pago del 50 por ciento de la indemnización.

Los intentos privatizadores ya estuvieron durante la década del 90, cuando ocupaba la presidencia Carlos Menem. Por esos años, el Consejo Superior se pronunció por la continuidad del medio en su órbita. Hoy la empresa es una sociedad anónima, con una mayoría accionaria de la UNC (99,50%) y la participación de la Municipalidad de Bell Ville con un 0,50%.

Noticia relacionada

radio nacional cordobaRadio Nacional: levantan programación local y retransmitirán espacios producidos en Buenos Aires

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias
Aula gentileza Radiofonica

La docencia en su laberinto

Néstor Pérez (*)
Opinión 20/07/2024

"Tal vez no sea tan mala idea comenzar al revés, río arriba, problematizando en cada hogar la cuestión educativa. Como si se tratara del antídoto para corregir la estupidez, la brutalidad que nos machaca cada nuevo día", sostiene el autor de la columna.

Te puede interesar
Lo más visto