El curioso origen del blackjack: un viaje en el tiempo

El origen del nombre “Blackjack” nació en los Estados Unidos. Durante el siglo XX, aunque sus raíces se rastrean hasta Europa e incluso China.

Espacio Institucional 27/06/2024 Redacción La NUEVA Mañana Redacción La NUEVA Mañana
black
Blackjack La popularidad del juego del se fue incrementando cada vez más y ya, en el siglo XIX. Foto: gentileza

 

El blackjack, también denominado como veintiuno, es una modalidad de juego bastante popular en todo el mundo. Destaca por requerir estrategia, sumado a la suerte de todo juego de azar, y eso lo hace atractivo para todo tipo de jugadores, no importa si se trata de personas sin experiencia o profesionales. Y su objetivo principal es vencer al crupier sin que la cuenta de las cartas supere el total de 21 puntos.

Aunque parece un juego sencillo, tiene una historia interesante que contar respecto a su origen y evolución a lo largo del tiempo. Algunos hechos son curiosos, mientras que otros resultan divertidos.

Origen del nombre “Blackjack” y su historia

El origen del nombre “Blackjack” nació en los Estados Unidos. Durante el siglo XX, las casas de apuestas empezaron a ofrecer una bonificación especial: si un jugador recibía un as (black) de espadas y una sota (jack) de tréboles o picas en su primer par de cartas, obtenía una recompensa 10 a 1. Como esta mano se popularizó tanto, el juego pasó a ser conocido por dicho nombre.

Otro aspecto que destaca de este juego es su origen. Las explicaciones al respecto varían de acuerdo a la fuente que se consulte y esto no es algo extraño, ya que este tipo de juegos pueden tener inspiraciones diferentes, en general, desde la perspectiva de otros entretenimientos.

No obstante, los comienzos de los juegos de cartas datan del año 900 a. C., en China, país que se considera precursor de las apuestas, sobre todo porque usaban el dinero como una especie de naipes para jugar una sesión.

Ahora bien, los orígenes propios del blackjack se pueden rastrear en Europa. No existe una bibliografía que muestra una fecha exacta, pero se conoce que los juegos de cartas se introdujeron en esta región desde Asia a finales del siglo XIV. Inclusive, hay algunas referencias a este en el libro de Cervantes, Rinconete y Cortadillo.

En España el juego se hizo popular y conocido como “Veintiuna”. El objetivo principal era alcanzar los 21 puntos, sin embargo, sus reglas variaban respecto a otras partes del mundo. Por ejemplo, los ases siempre valían uno y los participantes podían obtener más cartas hasta llegar al valor límite del juego.

Aunque en España tuvo una influencia importante, otras áreas como Francia también vivieron su impacto. Aquí el veintiuno tuvo su origen en el siglo XVII. En esa época, los usuarios jugaban al “Vingt et Un”, lo que vendría siendo el blackjack en francés. Respecto a la modalidad de juego, era bastante parecido al juego de hoy día, salvo por algunas diferencias importantes, como el valor de las apuestas y la forma de hacerlas.

La popularidad del blackjack se fue incrementando cada vez más y ya, en el siglo XIX, los extranjeros de nacionalidad francesa que migraban a los Estados Unidos aprovechaban las casas de apuestas para jugar. Esto se solía notar más en los estados de Louisiana y Nueva Orleans.

El blackjack empezó a ganar más popularidad en los casinos norteamericanos, aunque existía un problema, el juego no contaba con normas claras. No obstante, al paso del tiempo se legalizó (lo que incluyó impuestos sobre los juegos de azar en general) y tuvo su propio foco en Las Vegas, el popular destino de las apuestas y lugar lleno de diversión donde existen variantes y otros títulos interesantes sobre naipes.

El blackjack en la era digital

Gracias al avance de la tecnología, los juegos de azar han evolucionado de forma sorprendente y el blackjack es uno de ellos. Con el auge de las diferentes tendencias en los casinos en línea, este juego se ha vuelto aún más popular, ya que permite que los jugadores puedan entretenerse desde la comodidad de sus hogares o en cualquier otro sitio diferente a una casa de apuestas física.

Sumado a lo mencionado anteriormente, la implementación de tecnología de punta también ha permitido la creación de variantes de este juego, como el blackjack europeo, surrender o el de un solo mazo.

También han evolucionado las modalidades de juego. Por ejemplo, hoy día se puede disfrutar del veintiuno en vivo, con crupieres reales vistos desde una pantalla y lo único que hace falta es tener una buena conexión a Internet; así como de la realidad virtual para crear espacios similares a los entornos reales de un casino.

Además, la seguridad de este juego en entornos en línea no se ha quedado rezagada. Por eso, en muchas casas de apuestas se han implementado sistemas avanzados que previenen el conteo de cartas para que el blackjack online se vuelva más cómodo de disfrutar y se eviten trampas.

En síntesis, el origen de este juego es interesante y a lo largo del tiempo traspasó fronteras hasta llegar a varios territorios del mundo. Además, con la llegada de la tecnología moderna y el Internet se puede disfrutar desde los equipos más actuales, como una PC o un smartphone.

Te puede interesar
Lo más visto