"El sacrificio que les están haciendo pasar a millones de argentinos es en vano”

Así lo manifestó la diputada cordobesa de Unión por la Patria Gabriela Estévez en diálogo con LNM. "Hay que explicarle a la gente que el superávit de Milei y Caputo es un verso, porque no están pagando las cuentas", enfatizó.

Política 14/05/2024 flavio Colazo
gabriela estévez
LA DIPUTADA GABRIELA ESTÉVEZ. . "No deja de preocuparme el apoyo del espacio político del gobernador (Llaryora) a las principales medidas económicas que el Presidente ha enviado al Congreso". Foto: gentileza cuenta de X

Definida como una peronista conducida por Cristina Fernández, la diputada nacional por Córdoba Gabriela Estévez  se explayó, en una entrevista exclusiva para La Nueva Mañana, sobre todos los temas de la agenda política nacional y sobre la actualidad hacia el interior del peronismo. 

¿Cómo se define usted en cuanto a pertenencia de un espacio político determinado?

- Soy peronista -y me conduce Cristina-.

¿Qué evaluación hace de la actualidad hacia el interior del movimiento peronista?

-El peronismo está en un momento de debate y reorganización interna, pero sobre todo, de convocatoria a todos los compañeros y las compañeras con un doble objetivo: resistir las políticas neoliberales de Milei y Caputo y volver a ser gobierno con un programa transformador y actualizado con eje en la industrialización y la distribución del ingreso.

¿Quién considera que debiera asumir el liderazgo y la conducción del peronismo para confrontar al gobierno de Milei?

-Cristina es la dirigente más importante que tiene el peronismo y la oposición. Lo que ella está haciendo con mucha inteligencia es promover un debate público acerca del rumbo económico adoptado por el actual Gobierno. Hay que explicarle a la gente que el superávit de Milei y Caputo es un verso, porque no están pagando las cuentas. Es decir: nos siguen endeudando. El sacrificio que le están haciendo pasar a millones de argentinos es en vano. Eso hay que contarlo, porque del otro lado desinforman sistemáticamente a través de las redes sociales y los medios hegemónicos.

"Hay que explicarle a la gente que el superávit de Milei y Caputo es un verso, porque no están pagando las cuentas".

"Sin duda, Axel (Kicillof) es el gobernador peronista con mayor proyección política".

¿Evalúa que debería ser inmediata y contundente la confrontación aludida, o habría que esperar un mayor deterioro social y- una mayor caída de la imagen de Milei en las encuestas-?

-La dirigencia no puede especular con el dolor de la gente. El Presidente inauguró su Gobierno con un DNU que está fagocitando la economía de las familias argentinas como consecuencia de la desregulación de los precios de los alquileres, las prepagas, los servicios públicos. Por lo tanto, nuestra responsabilidad es representar y defender los intereses de los trabajadores y la clase media desde el primer día y eso estamos haciendo en el Congreso, en las calles, acompañando a los distintos sectores en cada conflicto. Y, como  decía antes, haciendo
pedagogía, explicando a la gente lo que está pasando, porque hay mucha desinformación deliberada.

¿Algunos gobernadores – Llaryora, Insfrán, Kicillof o Quintela- podrían asumir el rol de líderes conductores del peronismo? 

-Hay muchos hombres y mujeres valiosos en el peronismo, con representatividad, capacidad y experiencia para asumir responsabilidades políticas en esta nueva etapa. Axel está haciendo un trabajo enorme en la Provincia de Buenos Aires, con una gestión muy valorada por los vecinos y los intendentes, no sólo de nuestro espacio político. Sobre todo teniendo en cuenta que le toca gobernar en un escenario muy complejo, con Milei frenando la obra pública, eliminando el fondo de incentivo docente y poniendo palos en la rueda permanentemente. Ahora está concentrado en la gestión, pero sin dudas Axel es el gobernador peronista con mayor proyección política.

"El peronismo va a volver a ser Gobierno en 2027".

-¿Qué posibilidades le asigna al peronismo de poder volver a gobernar prontamente a
nivel nacional?  ¿Cuáles serían los primeros pasos que debieran darse en aras de lograr ese objetivo?

-El peronismo va a volver a ser Gobierno en 2027, no tengo dudas. Los argentinos siempre han confiado en el peronismo para salir de las crisis económicas. Somos un partido de gobierno y, con nuestros aciertos y errores, siempre trabajamos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las mayorías. Hemos hecho la autocrítica que corresponde por las expectativas no satisfechas durante el gobierno anterior. Nuestro espacio en particular puede mostrar coherencia en este sentido, ya que siempre marcamos aquellos puntos en los que no
estábamos de acuerdo, de hecho votamos en contra del acuerdo con el FMI de Guzmán. Sin embargo,  esa experiencia deja varios aprendizajes que no debemos soslayar. Quedó claro que no alcanza con ganar una elección, es fundamental que todos los sectores del peronismo tengamos claro cuál será el programa que se llevará adelante. Y los pasos imprescindibles en esa dirección son: autocrítica y construcción de la unidad en torno a un programa de Gobierno para las mayorías.

Recientemente Ricardo Quintela expresó –en este medio- que lo urgente para ordenar al peronismo son las elecciones internas. ¿Coincide usted con este parecer? 

-Las elecciones internas son una herramienta válida. Pero en este preciso momento tengo la impresión que la mayoría de los argentinos no están para internas partidarias con todos los problemas que los aquejan. Hay que ver cuál es el mejor momento para una interna o cualquier otro formato que se defina, porque ahora mismo el peronismo no puede permitirse ser percibido como disociado de la realidad que está atravesando la gente.

Administración provincial del peronismo cordobés. 

 ¿Qué opinión tiene acerca de la administración provincial de Córdoba y su relación con el gobierno nacional de Milei?

-Hay medidas que valoro positivamente, como la decisión del gobernador de compensar la quita del incentivo docente por parte del Presidente con fondos propios, así como de sostener la obra pública en la medida de las posibilidades actuales de la Provincia -las que se han visto acotadas por el brutal ajuste en las transferencias no automáticas de Nación-. Sin embargo, no deja de preocuparme el apoyo del espacio político del gobernador a las principales medidas económicas que el Presidente ha enviado al Congreso y que en muchos casos son
muy perjudiciales para los cordobeses. Me refiero puntualmente al DNU 70/2023, la Ley Bases y el paquete fiscal. Este último, por ejemplo, incluye la restitución del impuesto a las Ganancias. Los diputados que responden al gobernador votaron a favor en la última sesión. Si el Senado lo aprueba supondrá que 90 mil cordobeses volverán a pagar este impuesto. Con esto no puedo estar de acuerdo. Tampoco puedo estar de acuerdo con el Pacto de Mayo al que el Gobernador ya anticipó su apoyo, porque no puedo apoyar la apertura indiscriminada de las importaciones, una medida fatal para la industria cordobesa.

"No deja de preocuparme el apoyo del espacio político del gobernador a las principales medidas económicas que el Presidente ha enviado al Congreso".

Privatizaciones y tarifas en nuestra provincia. 

¿Cuál es su reflexión respecto a las privatizaciones que promueve Milei? ¿En qué medida esto afectaría a las empresas estatales de Córdoba?

-El rechazo de nuestro bloque, el más numeroso de la Cámara, fue fundamental para que se retirara de la lista de privatizaciones a empresas muy importantes para la Provincia de Córdoba -como FADEA, Fabricaciones Militares, Dioxitek y los SRT-. Sin embargo, la media sanción que aprobó La Libertad Avanza con sus aliados -UCR, PRO, Hacemos- sigue incluyendo la privatización parcial de Nucleoeléctrica, que tiene una central nuclear en la ciudad de Embalse. También me preocupa mucho la privatización de Aerolíneas Argentinas, porque es muy importante para el desarrollo del turismo en Córdoba -que explica el 10% de los puestos de trabajo en nuestra provincia-. Estas privatizaciones golpearán mucho a nuestra economía. Espero que los senadores cordobeses voten en contra cuando se trate. Por otro lado está claro que el Gobierno está desfinanciando las empresas estatales para afectar su normal funcionamiento y de esta manera justificar su privatización. Esto ya sucedió en la última dictadura y durante los años 90.  

¿Cuál es la visión que tiene sobre cómo se manejó desde la actual administración provincial de Córdoba el tema de las tarifas de energía eléctrica?

-Es sabido que desde del DNU 70/2023 -que aprobó Milei en diciembre pasado- se establece, en el orden nacional, la emergencia tarifaria que habilita la quita de los subsidios y la desregulación del precio de las tarifas de los servicios públicos. Pero en el orden provincial, el Gobierno podría hacer un mayor esfuerzo. Para eso se tiene que animar a avanzar en un sistema impositivo más progresivo, donde paguen más los que más tienen y donde se grave la renta en vez de la producción y el trabajo. 

Comunicación: mensajes y medios.

 ¿Cómo evalúa –y las consecuencias que acarrea- el modo de comunicar que tiene el Ejecutivo nacional?

- Me parece que es un modo de comunicación muy peligroso -tanto en el contenido como en la forma-. En el contenido, porque la Casa Rosada promueve descaradamente la desinformación-miente, miente y miente- apoyado en los medios hegemónicos y en una estrategia muy agresiva orientada a las juventudes a través de las redes sociales. Y en la forma, porque esa desinformación se realiza con un grado de violencia política nunca vista desde el retorno de la democracia. El propio Presidente publica listas negras, insulta a sus adversarios políticos, los amenaza abiertamente y en el camino estigmatiza a distintos grupos sociales vulnerados por la discriminación. Esto es muy problemático, porque la desinformación y la violencia constituyen un cóctel explosivo para la convivencia democrática. También creo que su comunicación  puede ser definida como exitosa en la medida que ganaron las elecciones y siguen cosechando una importante adhesión de la opinión pública. 

En contraposición a esto, ¿cree que desde el espacio nacional y popular se ha fallado en este aspecto?

-Sería necio negar que hemos tenido limitaciones a la hora de comunicarle a la ciudadanía nuestras decisiones y acciones, y sus razones. No menos cierto, y bastante evidente, es que Argentina sigue sometida a un nivel de concentración mediática escandalosa que no sería tolerable en ningún país desarrollado del mundo. Nosotros intentamos en su momento avanzar en la democratización de los medios, pero nos topamos con la reacción corporativa mediático-judicial. Por otro lado, en las redes sociales está claro que La Libertad Avanza supo llegar antes que otros espacios políticos, y de manera más eficiente; pero con las características que mencionaba antes: intoxicando el espacio virtual con violencia y fake news. Tenemos plena conciencia sobre estos desafíos.

Política cambiaria y sus consecuencias.

¿El dólar está retrasado?  De ser así, ¿cuáles son los beneficios y/o perjuicios para la economía nacional? ¿Córdoba se ve favorecida o perjudicada con esta situación cambiaria?

-El tipo de cambio es una variable macroeconómica relevante en economías bimonetarias como la nuestra, pero no es una variable aislada, sino que está profundamente interrelacionada con otras. Cualquier movimiento tiene efectos concretos tanto en la macro como en la microeconomía. Razón por la cual depende principalmente del modelo que se proponga para el país en relación a un contexto internacional determinado. Nosotros defendemos un modelo de desarrollo basado en el agregado de valor de las exportaciones, es decir, en la industrialización in situ de nuestras materias primas, con su consecuente creación de empleo de calidad en las comunidades. En este sentido, la política cambiaria debe responder a la pregunta acerca de qué tipo de cambio se necesita en cada momento para potenciar ese proyecto industrialista. Tanto o más importante es tener presente el impacto social de cualquier devaluación. De nada sirve tener ordenada la macroeconomía si esto implica fagocitar la economía de los hogares. Por todas estas razones, es imperioso que la política cambiaria se defina con equilibrio, armonía y responsabilidad en función de un proyecto de desarrollo federal que ponga en el centro a las familias argentinas. 

Rumbo económico: atajos y peligros inminentes.

 ¿Qué consecuencias –en relación al trabajo, empleo en blanco y salarios- avizora ante el actual panorama económico? 

-El modelo económico del actual Gobierno Nacional tiene al menos tres consecuencias concretas sobre el mercado de trabajo. En primer lugar, la destrucción de empleos. El INDEC registra tres meses consecutivos de caída del empleo registrado desde que asumió Milei, así como un aumento de las suspensiones en los primeros meses del año. El sector más afectado es la construcción, que sólo en el mes de enero perdió más de 20 mil puestos de trabajo. En segundo lugar, la pérdida de la capacidad de compra de los salarios. Tal es así, que el salario mínimo perdió más del 30% de su poder adquisitivo desde que ganó Milei. Finalmente, la
flexibilización laboral de hecho y de derecho. De hecho, porque ante un crecimiento sostenido del desempleo se crean condiciones objetivas para una mayor informalidad laboral. De derecho, en tanto el Gobierno y sus aliados impulsan una reforma laboral escandalosa en el marco de la Ley Bases que ya logró media sanción en la Cámara de Diputados - y a la que nosotros nos opusimos fervientemente - que de aprobarse implicaría, en términos de
derechos laborales, volver al pre-peronismo. Este es el modelo que se impuso entre 1976 y 2001 con las mismas consecuencias.

-¿Podrían la cuasi monedas paliar un poco la situación económica actual de los ciudadanos? 

 -Si se analiza históricamente cuándo aparecieron en cada caso las distintas cuasi monedas queda claro que son el resultado de un modelo económico fracasado, y en todos los casos los principales perjudicados son los asalariados. La solución  actual no pasa por ahí sino por un cambio profundo en el rumbo económico: dejar de privilegiar la timba financiera, reconstruir un Estado inteligente y promover a los sectores que producen y trabajan.

 " El INDEC registra tres meses consecutivos de caída del empleo registrado desde que asumió Milei"

Ley de Bases.

¿Qué futuro le avizora la Ley en el Senado?

-Me consta que nuestro bloque está muy unido sosteniendo el rechazo a la Ley Bases y trabajando arduamente para sumar voluntades que permitan ponerle un freno. Yo tengo mucha esperanza, porque recientemente el Senado supo construir una mayoría para rechazar el DNU 70/2023. O sea que es posible. En Córdoba estaremos muy atentos a la dirección del voto de los tres senadores que representan a nuestra provincia. Esperamos que
tengan la capacidad de escuchar el mensaje que enviaron los trabajadores con el paro general que en Córdoba fue contundente. Y, sobre todo, que tengan empatía con la terrible situación que se está viviendo en los hogares cordobeses donde en el mes de abril el 58% no pudo acceder a la totalidad de los alimentos de la canasta básica.

25 de mayo en Córdoba.

¿Cuáles son sus perspectivas respecto al pacto del 25 que promueve el Ejecutivo nacional?

-Hay puntos del Pacto que propone el Presidente que son muy preocupantes, como el regreso de las AFJP o la apertura indiscriminada de las importaciones. Eso ya lo vivimos en los 90 y las consecuencias para los jubilados y la industria fueron calamitosos. Otros puntos proponen objetivos sobre los que una puede estar de acuerdo en términos generales, lo que sucede es que después cuando el Gobierno explicita qué quiere hacer al respecto es un espanto. Pasa, por ejemplo, con la reforma laboral. Nadie ignora que es necesaria una actualización de la
legislación laboral. Pero esa actualización tiene que responder al futuro del trabajo en el contexto del avance de las nuevas tecnologías, no llevarnos de vuelta a un pasado donde lo que primaba eran relaciones de servidumbre. Pasa también, por ejemplo, con la reforma tributaria. Nosotros entendemos que es muy importante que podamos construir un consenso sólido para avanzar hacia un sistema tributario progresivo, donde paguen más los que más tienen y donde se grave la renta por sobre la producción y el trabajo. Pero el Gobierno lo que está haciendo, y puede verse con claridad en el paquete fiscal que mandó al Congreso, es
todo lo contrario. Te baja bienes personales que es el impuesto que pagan los sectores más pudientes, mientras te restituye el impuesto a las ganancias para los trabajadores, siendo que el propio Presidente había afirmado que se trataba de un impuesto inmundo y delirante cuando estaba en campaña. Por eso, acá lo que hay que hacer es abandonar el consignismo y construir políticas de Estado en serio, pero en beneficio de las mayorías, no de las 10 familias más ricas del país.

Te puede interesar
Macri

Sin internas, Mauricio Macri asume este martes como presidente del PRO

Redacción La NUEVA Mañana
Política 19/03/2024

El ex presidente es el único candidato en las elecciones internas que realiza el PRO este martes y la premisa del nuevo mandato es unificar el partido tras lo que fue la interna en 2023 entre Bullrich y el entonces jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante la campaña presidencial.

Lo más visto