Milei y una revolución que pretende arrasar con todo

La revolución que pretende instalar la nueva administración es una que desatiende y desampara completamente a los sectores populares.

País 23/12/2023 Flavio Colazo
milei01 © -ba
La revolución que pretende instalar Milei es una que desampara a los sectores populares. Foto: NA.

Desde el martes 13 hasta la fecha los anuncios expresados y las medidas adoptadas por la nueva administración nacional han colocado a la suma de la sociedad en un estado de aturdimiento y convulsión que la condujeron a llevar adelante una serie de manifestaciones en oposición al lineamiento general de las decisiones gubernamentales –y en particular a la mayoría de las medidas que se han tomado (o pretenden tomar)- que incluyeron desde marchas piqueteras de la izquierda, cacerolazos espontáneos y un sinfín de presentaciones judiciales pretendiendo poner un límite al avasallamiento absoluto de los derechos de los ciudadanos argentinos.

Diez días que estremecen al país

Tal cual se prometió en campaña lo que Milei -con sus ministros macristas- pretende instaurar, con la inmediatez –y capacidad destructiva fatal- del rayo, es una revolución cuyo plan en marcha no ha sido concebido por Milei, sino por el conjunto de empresarios aunados en AEA –quienes dejaron esto en claro en un comunicado del jueves- y fue concebido para a ser aplicado por un gobierno a cargo de Patricia Bullrich –el harto repetido “a todo o nada” de la ministra de Seguridad-.

Claro que -a diferencia de aquella revolución rusa que contó Reed en su inmortal relato- la revolución que pretende instalar Milei es una que desatiende y desampara completamente a los sectores populares –donde hay muchos votantes suyos- del país que preside. Como en toda revolución Milei pretende arrasar con todo el orden institucional establecido –el statu quo-, pero en este caso desde adentro del mismo sistema.

Si Milei no lograra desarticular – vaya uno a saber de qué modo- prontamente el sistema institucional –y constitucional- de gobierno se arriesga a correr similar destino al de la anarco capitalista Liz Truss en Reino Unido quien, al intentar aplicar medidas del tipo de la que él está pretendiendo imponer en Argentina, duró apenas un mes en el cargo. Prueba de lo que sostenemos es que en una entrevista televisiva –en la cual admitió haber sido él quien estuvo a cargo de la confección de DNU presidencial- Sturzeneger habló sobre un cambio de “régimen” (término que provoca un inmediato escozor) en Argentina a partir del nuevo gobierno. Es de manual el saber que cualquier imposición de un nuevo “régimen” -que pretende arrasar con los derechos adquiridos- no cierra sin una fuerte represión a la población movilizada. Lo que resta saber es si en caso que con represión no alcanzara el nuevo gobierno estaría dispuesto a que cierre con sangre y muertes.

Milei cadena nacional
Milei y parte de su gabinete durante la presentación del DNU. Foto: gentileza.

La liga de la justicia

Una barrera que podría resultar infranqueable para las pretensiones del “nuevo régimen” podría ser la de la Corte Suprema de Justicia (CSDJ). Porque más allá del conseguir –el DNU- la aprobación en alguna de las dos cámaras legislativas es el organismo superior de la justicia el que puede poner un parate a cuantos artículos del DNU (“repugnante”, en consideración del radical Federico Storani) considere inconstitucionales, o que no atienden a instancias urgentes y necesarias, o bien que se entromete –el Poder Pjecutivo- en temas como lo tributario, que no le son propios. En tal sentido el  presidente de la CSDJ se ha referido a esto con un ejemplo aclaratorio expresando que si, por ejemplo, la mayoría de la población atravesara por algún tipo de situación en que se viera afectada por insoportables dolores de cabeza, la CSDJ no tendría facultades para oponerse a la decisión del Ejecutivo sobre qué tipo de analgésico decidiera proveer a la ciudadanía para aliviar el malestar; lo que no podría aceptar la CSDJ- y entonces estaría en condiciones de frenar la medida- es que el Ejecutivo decida cortarle la cabeza a quienes padecieran las migrañas. Igualmente ha advertido –Rosatti-  que para dolarizar se debiera primeramente cambiar la Constitución nacional.

Elefantes

Si para esconder a uno de estos paquidermos se sugiere conseguir una manada de los mismos, para esconder una manada de elefantes ya es necesario quitar la atención de los observadores. Tal vez obligarlos a mirar hacia arriba con cualquier motivo, o lanzarles jaurías de perros que los obliguen a concentrase en cómo repeler sus mordidas, o algo por estilo. Dentro de un DNU tan voluminoso -como es el que pretende el Presidente que le aprueben- habrá que saber distinguir muy claramente cuáles son los puntos que obran a modo de distractores para que pase la manada de elefantes que se encuentra en seno del citado decreto.

Argentina, Yugoslavia y la disolución de las naciones

Yugoslavia fue una potente nación/estado que surgió ni bien terminada la Primera Guerra Mundial. Se constituyó como un fuerte país en todos los aspectos –económico, socioculturales, con FFAA de gran envergadura, etc.-. Entonces no había entre su población conflictos religiosos o territoriales algunos. Era una nación que vivía en armonía, progreso y prosperidad. Pero tras la caída de bloque soviético el traumático traspaso desde el socialismo hacia el sistema capitalista comenzó a presentarle dificultades de orden económico en diversas regiones –o naciones integrantes- para lo cual se acudió al Fondo Monetario Internacional. El organismo comenzó a enviar fondos al gobierno central para que éste los distribuyera entre las regiones a su arbitrio. No pudiendo frenar el descalabro producido por los reclamos regionales en la distribución de los fondos, -de modo súbito- el FMI decidió desconocer al estado central como interlocutor válido para las negociaciones y comenzó a negociar directamente con cada región/nación. La historia ya se sabe. Con fondos propios cada región empezó a  armarse por su cuenta, luego estalló el conflicto que devino en una guerra incruenta como pocas, el territorio fue invadido y controlado por la OTAN, y hoy las regiones/naciones que conformaron aquella potencia europea no son más que un racimo de minúsculos estados/nación en constante separatismos cuya única salida es entregar sus recursos a las corporaciones internacionales, mientras los jóvenes salen hacia la Europa central a acumular euros que luego le permitan –quizás- transitar su vejez con cierta tranquilidad. El destino de aquel importante país europeo quizás sea atendible a la hora de considerar cuáles son los planes que viene a llevar a cabo la reciente administración argentina.

Ya hay rumores pesados sobre la emisión de cuasi monedas en varias provincias, que no se preguntan si van o no a emitirlas sino cuándo, toda vez que piensan que de intentar hacerlo de inmediato algún juez pueda frenar la medida. En tal sentido especulan que cuando los jueces vean como los pobladores de esas provincias estén totalmente desesperados no se atreverán a impedir la emisión de estos valores provinciales.

Por otra parte, la tentación de muchas provincias de comenzar a negociar por su cuenta con organismos internacionales de crédito está a la vuelta de la esquina. A quienes piensen que más allá de todo lo que pueda hacer el nuevo gobierno la actual conformación física e institucional de Argentina- en tanto nación/estado- está plenamente garantizada pareciera importante recordarles echar una mirada sobre la historia reciente de Yugoslavia.  

Kristalina Georgieva by Reuters
Kristalina Georgieva,  Directora Gerente y Presidenta del Directorio del FMI.

El nuevo gobierno, Argentina y el mundo

En tanto las convulsiones internas –en todas las esferas que involucran a la sociedad en su conjunto- no dan respiro y no permiten concentrase en medida alguna porque -todo el tiempo- inmediatamente están apareciendo nuevos y más catastróficos hechos y anuncios producto del accionar de la nueva administración –desde caceroleos espontáneos, a intervenciones policiales en asambleas de trabajadores y llegando hasta la filmación de periodistas- a nivel relaciones exteriores el descalabro es de tal magnitud que los medios del mundo dedicados a las noticias y a los análisis internacionales no alcanzan a atinar ni un esbozo de comprensión acerca del nuevo rumbo- si es que lo tuviera- en política internacional del nuevo gobierno argentino.

Lo que se ha hecho hasta ahora desde la administración –mediante la cancillería a cargo de Mondino- es retirar gran cantidad de personal diplomático de muchos destinos- embajadores, personal presente en los organismos internacionales como la ONU, la OEA y otros- sin ser reemplazados. Y lo que se ha logrado es que, primeramente, China desistiera de acercar 6.500 millones de dólares -del SWAP pendiente de administración Fernández-.

Fernández y Xi Jinping by PresidenciaChina suspende el swap por u$s 6.500 millones que había acordado con el anterior Gobierno

Es posible pensar que la diplomacia china le expresara aquello que Milei les dijo a los damnificados de Bahía Blanca: “Estamos seguros que sabrán resolver la situación de la mejor manera posible con los recursos existentes”.  Luego también se “logró” que Brasil aumentara voluminosamente la compra de trigo –grano argentino por excelencia- a Rusia. Y hablando de Rusia, si la decisión presidencial de haber recibido a Zelenski en la asunción de la presidencia ya había molestado a Moscú, el regalarle a Ucrania dos helicópteros para apoyarla en el conflicto ha despertado un malestar en Putin cuyo alcance negativo para el país aún no se ha manifestado. Por otra parte, el alineamiento directo de Argentina con Israel –abandonando la tradicional postura de neutralidad- tampoco se sabe a qué puede conducir –aunque ya hay antecedentes de costos a pagar en el pasado siglo-. Por último, como para decorar el escenario –y ya más allá de determinaciones gubernamentales argentinas- llega la noticia de que Uruguay ha firmado recientemente un –muy engorroso- tratado con EEUU en cuanto a la instalación- y/o acción colaborativa- de posibles bases militares estadounidenses, acá nomás, cruzando el Río de la Plata.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
clases by NA

Receso escolar: publican las fechas oficiales de las vacaciones de invierno 2024

Redacción La NUEVA Mañana
País 17/04/2024

La mitad del país, incluida la provincia de Córdoba, comenzará el receso invernal el lunes 8 de julio y se extenderá hasta el viernes 19 del mismo mes, mientras el restante, entre ellos Ciudad y provincia de Buenos Aires, tendrá vacaciones desde el lunes 15. En esta nota, todas las fechas según los distritos.