“Tenemos como deuda democratizar los medios de comunicación”

“40 años de democracia: es hora de democratizar las comunicaciones” es el eje de la convocatoria que tienen las seis audiencias públicas regionales previstas para 2023.

Ed Impresa 05/05/2023 Pablo Javier Rodríguez Pablo Javier Rodríguez
Gustavo Bulla (Defensoría del Público)
La de Córdoba será la segunda de las audiencias públicas regionales; la primera se celebró en San Juan, para Cuyo. Fotos: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

 

La Nueva Mañana dialogó con Gustavo Bulla, coordinador de las Audiencias Públicas de la Defensoría del Público, que se llevarán adelante el 18 y 19 de mayo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UNC.

De las audiencias pueden participar todas aquellas personas y colectivos de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, interesados en sumar su experiencia, demandas y perspectivas sobre comunicación audiovisual.

“40 años de democracia: es hora de democratizar las comunicaciones” es el eje de la convocatoria para las seis audiencias públicas regionales previstas para 2023. La de Córdoba será la segunda; la primera se celebró en San Juan, para la región de Cuyo.

A media máquina

“Una de las deudas que tenemos es democratizar el sector de los medios de comunicación”, introdujo Gustavo Bulla la charla con La Nueva Mañana. “Tuvimos un período en el que se consiguieron avances significativos entre 2009 y 2015, a partir de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). Pero ya en ese entonces estuvo obstaculizada por el Poder Judicial. Y a partir de diciembre de 2015, el decreto del ex presidente Mauricio Macri le cercenó sus aspectos más antimonopólicos”, analizó.

El decreto al que hace referencia es el 267/2015, que dispuso la creación del Ente Nacional de Comunicaciones y, en una “maniobra muy astuta” de “imaginación frondosa”, como la define, “transformó las licencias de televisión por cable en licencias TIC, que tenían que ver con el transporte de datos y el acceso a internet”, en una convergencia entre la LSCA y la Ley Argentina Digital.

De esa manera, básicamente, dejó sin efecto “el límite numérico de acumulación de licencias de medios audiovisuales” y “las incompatibilidades previstas en la Ley” para combatir a los monopolios y los oligopolios.
Bulla subrayó que si bien están vigente la mayoría de los artículos de la Ley, “la legislación debe ser acompañada con la voluntad del Poder Ejecutivo de hacerla cumplir y no pareciera ser el caso, no sólo con Mauricio Macri, que retrocedió en las conquistas, sino también en el actual gobierno, que no avanzó demasiado en su aplicación”. 

Gustavo Bulla (Defensoría del Público) 2

La voz de las audiencias

-¿Qué pasa con el postulado de dividir al espectro radiofónico en tres partes iguales, entre medios privados, públicos y sin fines de lucro?

-La Ley sigue planteando los tres tercios, pero depende de cómo los nuevos concursos respetan esa proporcionalidad. En las audiencias públicas de las distintas regiones es un reclamo constante que no se respeta eso; como otro fenómeno, que es el de las emisoras desparramadas por todo el país que se dedican a retransmitir radios de Buenos Aires, en lugar de tener programación propia.

-En las audiencias más recientes, ¿cuáles son los temas más recurrentes o transversales a las diferentes regiones?

-Hay ejes que se reiteran, como la restitución de la ley completa, mejorar la infraestructura de fibra óptica, sobre todo después de la pandemia cuando se declaró servicio esencial a través del decreto 690 que está durmiendo el sueño de los justos en algún cajón del Poder Judicial. También aparece el rechazo a los discursos de odio, en redes sociales y medios digitales, pero también en los medios convencionales. Discursos dirigidos contra las mujeres, contra el colectivo LGTB, contra los pueblos originarios, los trabajadores o particularmente contra las mujeres en la política.

Bulla destacó que los que él llama “los actores fundamentales de la construcción política del campo de la comunicación popular”, a saber los medios comunitarios y alternativos, sectores gremiales, universitarios, del feminismo y de los pueblos originarios; están presentes en las audiencias y se movilizan en defensa de la Ley. Pero reiteró que la transformación será insuficiente si este sector no cuenta con “un impulso que necesariamente se debe dar desde la cúspide del poder político”. 

En términos objetivos, repasó que “cuando se sancionó la Ley, Facebook, Whatsapp, Tik Tok, Instagram o las plataformas de películas y series, o no existían o todavía no habían alcanzado la masividad que tienen hoy”. Por lo tanto, incluso por aggiornamiento a las demandas culturales y tecnológicas del presente “es imprescindible volver a discutir el tema y sancionar una nueva ley o mejorar la que está”.

Un escenario en disputa

-En este año electoral y ante la oferta política planteada, ¿qué riesgos corre la LSCA, su aplicación, su vigencia y los derechos que garantiza? ¿Cómo se hace para que no se convierta en letra muerta?

-El riesgo es mucho. Como pasa con otros derechos adquiridos, como los laborales, los previsionales. Hay un sector ubicado a la derecha del espectro político argentino que ha dicho que en los primeros 100 días va a eliminar o modificar la legislación. Así que es factible que se convierta en letra muerta, si es que lisa y llanamente no la derogan. Han hablado de cerrar medios públicos, como Télam, Radio Nacional, la TV Pública. Habrá que oponerse y seguir luchando. Lo que se concretó en 2009 no venía de dos días antes, sino desde finales de la dictadura y pasó por las oleadas de avances y retrocesos. Sabemos que la lucha por la democratización de la comunicación no termina nunca. Es una razón más para hacer lo imposible para no llegar a esa situación y lograr que a partir de diciembre haya un gobierno que esté dispuesto a enfrentar al poder mediático que ha mostrado todo su alcance, no sólo tirando para atrás parte de la ley, sino también con esta nueva estrategia de desgaste de gobiernos populares, conocida como Lawfare. 

Finalmente, Bulla consideró “un precedente muy preocupante” la ola de despidos que se registran en los últimos meses en medios de comunicación de todo el país: “La situación está difícil para el que cobra dos salarios todos los meses, imaginemos lo que debe ser la angustia de perder ese salario. En este caso, puede significar además no volver a trabajar en medios, porque se ha reducido dramáticamente la capacidad de generar empleo en la comunicación”.

Advirtió además esta situación como “un signo preocupante” de este contexto contradictorio de “expansión de la economía argentina, que es regresiva en distribución del ingreso; y la desocupación estadísticamente entre las menores desde la vuelta de la democracia, pero con salarios registrados por debajo de la línea de la pobreza”.

Detalle

La inscripción es requisito para quienes quieran participar en la audiencia pública como oradores u oradoras, en forma individual o grupal. Hasta el 15 de mayo a las 14 horas el formulario virtual está disponible en defensoriadelpublico.gob.ar. Ambas jornadas serán transmitidas por la página de YouTube del organismo.

  

 

Edición Impresa Nro.: 309

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Últimas noticias
Lo más visto