Tres escapadas cercanas para aprovechar el finde largo en Córdoba

A unos pocos kilómetros de la capital hay destinos que conjugan actividades al aire libre, gastronomía, paisajes inigualables y patrimonio histórico.

Ed Impresa 24/03/2023 Vanina Boco
Turismo - Escapadas

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

Arrancó un nuevo finde largo, el segundo del año, y si todavía sentís nostalgia por las vacaciones que seguramente ya te tomaste, te invito a contrarrestar esa sensación haciendo una escapadita a distintos lugares de las sierras.

Hay destinos hermosos muy cerca de Córdoba capital que vale la pena visitar, aunque sea para pasar el día. Por eso seleccioné algunos de esos lugares que conjugan paisajes, actividades al aire libre, gastronomía y otros atractivos que te harán pasar un gran momento. ¡Tomá nota!

Colonia Caroya

caroya 2 © turismocba

Esta es la tierra del vino y de los sabores producidos ahí mismo, esos que se transmitieron de generación en generación, que bajaron de los barcos junto con los inmigrantes friulanos y que hoy llegan cada día a la mesa de cada restaurante o tienda de delicatessen.

Colonia Caroya es el lugar indicado para hacer turismo enogastronómico ya que brinda la posibilidad de visitar bodegas destacadas como la tradicional La Caroyense o la más moderna Terra Camiare. Ambas ofrecen visitas guiadas y degustaciones y además la posibilidad de comprar sus vinos y diversas producciones.

También esta ciudad, distante a unos 50 kilómetros de Córdoba capital, cuenta con lugares que rescatan la historia de los inmigrantes como el Museo Copetti, ubicado en dirección a la zona rural, por la calle 60 Norte. En una casona antigua que data de 1880 se rescata la forma de vida de las familias friulanas, con exhibición de elementos de trabajo, muebles y hasta un almacén en un sótano donde guardaban lo que producían.
Para completar la visita se puede ir a comer a restaurantes especializados en pastas o carnes y no hay que olvidarse de pasar por una tienda de productos regionales para traer a casa un buen salame o algún dulce.

Villa Flor Serrana

Villa Flor Serrana 2 (2)

Una de las joyitas del valle de Punilla es este poblado, ubicado a unos 60 kilómetros de la capital cordobesa. Dueño de una sencillez y belleza únicos, este pueblo ofrece un río con cascadas y formaciones rocosas de diversos tamaños que brindan lugares ideales para sentarse a tomar unos mates y contemplar el paisaje. Y si el clima lo permite, darse un chapuzón también.

Para llegar hay que dirigirse por la ruta 28, que va hacia Tanti, y antes de llegar a esta ciudad se debe desviar hacia la izquierda por un camino de ripio de unos cuatro kilómetros. 

Uno de los paseos imperdibles de este pueblo es la Reserva Natural Privada Los Chorrillos que alberga una de las cascadas más altas de la provincia: tiene unos 115 metros. Para acceder hay que abonar una entrada y hacer una caminata de 14 kilómetros (entre ida y vuelta), de dificultad media. ¡El premio vale la pena!

Copina

Puente Colgante

En la ruta 34 que va hacia las Altas Cumbres hay un desvío por un camino de tierra que nos lleva a recorrer la zona de Copina. 

Este camino cargado de historia fue construido para unir los valles de Punilla y Traslasierra, y fue también uno de los más transitados por el Cura Brochero. 

Algunas casas se ubican al costado de la calle, hasta llegar al inicio del recorrido de los Puentes Colgantes que fueron vitales para el traslado por esta zona en las primeras décadas del año 1900. Son cinco en total, aunque uno está inhabilitado. 

El área de Copina ofrece muchas opciones para salir a hacer trekking y descubrir algunas de sus cascadas ocultas. Estas actividades es recomendable hacerlas con guías habilitados para no perderse y realizarlas por caminos seguros.

Algunas de las cascadas se pueden apreciar desde la misma calle, por ejemplo, a la altura del segundo puente hay dos que se ubican a ambos lados. 

Todo alrededor es una postal: el camino entre las sierras, la vegetación típica de la Pampa de Achala, las vistas panorámicas de las ciudades más cercanas y del lago San Roque, y estas construcciones centenarias ahí sobreviviendo al tiempo. Como un plus, si tenés suerte y prestás atención, podés encontrarte con algún zorrito colorado que es endémico de la zona. 

  

 

Edición Impresa Nro.: 303

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Últimas noticias
Lo más visto