Condenan a taxista por robarle su jubilación a un pasajero de 91 años

En juicio abreviado, fue condenado a ocho años por robo doblemente calificado por el resultado lesivo y el uso de arma impropia.

Córdoba 14/02/2023 Redacción La Nueva Mañana Redacción La Nueva Mañana
Taxi (Justicia Córdoba)
Foto: Justicia Córdoba

En el marco de un juicio abreviado, la Sala I de la Cámara en lo Criminal y Correccional de 6° Nominación de la ciudad de Córdoba condenó a ocho años de prisión a un taxista que le robó la jubilación a un pasajero que tenía 91 años.

El tribunal declaró a Maximiliano Andrés Peralta autor del delito de robo doblemente calificado por el resultado lesivo y el uso de arma impropia, en concurso ideal.
 
Según la acusación, Peralta condujo a Adolfo Mario Romero desde la intersección de las calles 25 de Mayo y Rivadavia hasta barrio Maldonado, en la ciudad de Córdoba. Antes de ingresar en la calle Cuba, detuvo la marcha del rodado y le indicó a su cliente que no podía continuar porque el camino era de tierra.
 
Cuando la víctima se dispuso a descender del vehículo, el chofer le arrebató una bolsa que contenía el dinero de su jubilación, que acababa de cobrar. A continuación, reanudó de inmediato su marcha, lo que produjo que el damnificado se cayera. Pese a ello, alcanzó a sujetarse del asiento trasero del vehículo.

El acusado, lejos de detenerse, continuó acelerando y arrastró al jubilado por unos metros. Mientras lo hacía y para deshacerse de él, tomó un palo de madera y le efectuó varios golpes en las manos hasta hacerlo caer al suelo. Todo ello le produjo lesiones que pusieron en peligro su vida.

El jubilado murió tres meses después de estar internado por una sucesión de problemas de salud, pero los médicos descartaron la relación de causalidad con el riesgo a la vida originado en las lesiones ocasionadas con el ataque.
 
En la sentencia, el camarista Enrique R. Buteler consideró como agravante la calidad de adulto mayor de la víctima y el aprovechamiento de esta situación por parte de la del autor del delito. En ese sentido, destacó la asimetría de fuerzas existentes entre el agresor, de 34 años de edad, y el agredido, de 91. También, “el carácter inicialmente engañoso y sorpresivo del ataque”.
 
Asimismo, agravó la pena que fuera el propio chofer del taxi quien cometió el delito. “Se trata de un trabajo en un servicio público de pasajeros al que la población recurre para transportarse, no solo de manera más cómoda y veloz (que a pie o en colectivo), sino también, en forma más segura”. Y destacó que, los adultos mayores dependen  con más frecuencia de estos medios de transporte público.

Noticias relacionadas:

Te puede interesar
Lo más visto