Murió Ana María "Nené" Peña, la militante bancaria del Cordobazo

La Asociación Bancaria Córdoba comunicó el fallecimiento. Su historia fue reflejada en el libro "El Cordobazo de las Mujeres", de Bibiana Fulchieri.
Nene Peña by La Bancaria
Nené Peña, la "mujer del Cordobazo", falleció este jueves. Foto: La Bancaria

"La Asociación Bancaria Córdoba lamenta comunicar el fallecimiento de la compañera 'Nené Peña'. Mujer trabajadora bancaria, protagonista de la gesta obrera del Cordobazo y ejemplo que marcó el camino en la lucha gremial", dice el comunicado distribuido este jueves por el gremio donde militó.

Nené Peña fue una de las mujeres que vivieron el Cordobazo desde adentro. A sus 20 años, militaba en el Movimiento Bancario Base, la organización que formó junto a sus compañeras.

La ex dirigente bancaria participó de una actividad en el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación, a propósito de cumplirse los 50 años del Cordobazo. En la oportunidad contó que por aquella época, en los gremios y sindicatos, se vivía una amarga sensación de quita de derechos y que, por eso, en las juntas internas ya se había hablado de militar sindicalmente y con el deseo de “terminar con aquellos que se sientan en un sillón y que no hacen lo que se debe hacer”.

Nene Peña en El Cordobazo

La foto que inmortalizó a "Nené" Peña, marchando el 29 de mayo de 1969.

Mi recuerdo más grande es la unidad. Primero, la que hubo entre los bancarios de trabajar con la misma idea. Y también la unidad de los gremios con los estudiantes. Fue la primera vez que estuvimos juntos, muy juntos”, recordó sobre sus tiempos de militancia sindical en la charla que dio en el Cispren.

"Mi mamá fue correo entre John William Cooke y Perón en el exilio, esto lo digo para que se entienda el porqué de una militancia tan temprana”, cuenta Ana María “Nené” Peña en el libro El Cordobazo de las Mujeres, de Bibiana Fulchieri. De cuna peronista, la política atravesó la historia de quien sería la única mujer condenada por un Consejo de Guerra durante el Cordobazo, “el bautismo de fuego” para ella y para miles de personas que ese día sintieron la revolución en el cuerpo.

Sus restos son velados en la Sala Despontín, Hipólito Yrigoyen 510, este viernes desde las 8.30 y hasta las 11. 

Te puede interesar