Ecuador: ya son 18 los atentados y hay cinco policías fallecidos

El presidente se instaló en Guayaquil. Todo se originó en el rechazo de bandas criminales al traslado de sus integrantes entre penitenciarias.
WhatsApp Image 2022-11-02 at 16.45.22
Los allanamientos fueron en las provincias de Esmeraldas y Guayas. Foto: gentileza.

Autoridades de Ecuador aumentaron a 18 los atentados que sufrieron principalmente dependencias policiales desde este jueves en tres estados, hechos que dejaron cinco agentes muertos y 28 detenciones, tras una serie de allanamientos, mientras el presidente Guillermo Lasso se instaló en Guayaquil para encabezar las operaciones.

"Las unidades técnicas y tácticas de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas realizaron varios allanamientos, obteniendo: 28 detenidos; 8 armas de fuego; 227 municiones; 3 fusiles: 13 celulares; 600 sobres de sustancias sujetas a fiscalización: 60 cápsulas detonantes. 8 barras de dinamita", informó el Ministerio del Interior.

Los allanamientos fueron en las provincias de Esmeraldas y Guayas, en las que ayer Lasso decretó el estado de excepción, aunque los ataques ocurrieron también en Santo Domingo de los Tsáchilas.

En el cantón Piñas, de la provincia de El Oro, fueron incautados en un camión 16.416 tacos de explosivos, 1.200 tacos de dinamita y 150.000 cápsulas detonantes, material que, según Interior, proviene de una fábrica de Perú. En este caso hubo dos detenidos.

El ministro del Interior, Juan Zapata, informó a medios locales que el último atentando reportado en el sector de la Prosperina, en Guayas, dejó un policía herido y un sospechoso fallecido, y repudió el ataque a un centro de salud en el sector de Bastión Popular, también en Guayas.

"Son centros de paz; en un acto terrorista, personal médico y pacientes han sido atacados", señaló, de acuerdo a la agencia Sputnik.

El comandante general de la Policía Nacional, Fausto Salinas, confirmó que suman cuatro policías heridos y cinco fallecidos como resultado de los ataques con armas de fuego.

Dijo que adicionalmente se produjeron varios enfrentamientos en Durán y fueron capturados ocho personas.

Las provincias de Esmeraldas y Guayas son escenarios de la actual crisis de inseguridad debido al enfrentamiento entre bandas delincuenciales, vinculadas al narcotráfico, al interior de las cárceles y en las calles.

Aparentemente, la serie de atentados se originó en la intención del Ejecutivo de trasladar a presos a otras cárceles.

Lasso está en Guayaquil al frente del llamado Puesto de Mando Unificado instalado para dirigir las operaciones, después de visitar a policías y militares heridos, a quienes agradeció la “valentía y vocación de servicio”.

Anoche, el mandatario firmó el decreto que estableció, por 45 días, un nuevo estado de excepción y toque de queda para las dos provincias más impactadas por la ola de atentados.

El ministro de Defensa, Luis Lara, informó de la llegada de un contingente militar para reforzar la seguridad en Guayaquil, para sumarse a los 1.400 que ya están en la zona.

“Esta violencia criminal está asociada al narcotráfico y al terrorismo y las Fuerzas Armadas están movilizándose para apoyar a la Policía”, aseguró Lara, reiterando la línea discursiva del Gobierno.

Mientras, esta mañana debió evacuarse el Complejo Judicial de Latacunga, ante la amenaza de una bomba, y la Dirección del Consejo de la Judicatura en Guayas decidió hoy trabajar en la modalidad mixta de presencial y virtual.

La Embajada de Estados Unidos en el país alertó a su personal sobre la situación de violencia en Guayaquil y Esmeraldas, y pidió tomar precauciones adicionales, evitar reuniones y mantener perfiles bajos en esas ciudades.

La oficina diplomática, que toma como base las informaciones del Ejecutivo ecuatoriano, advirtió que “grupos criminales trasnacionales y pandillas locales llevaron a cabo una serie de crímenes violentos en Guayaquil y Esmeraldas” durante el martes.

Anoche hubo también otros atentados en Santo Domingo de los Tsáchilas, en los dos casos en estaciones de servicio en las que estallaron sendos coches-bomba, según el sitio Primicias.

En el mismo cantón, la Policía decomisó 108 armas, entre ellas fusiles, dentro de un vehículo, y el alcalde Wilson Erazo pidió al presidente Lasso incluir a la provincia en el estado de excepción.

El cuadro de situación obligó a suspender la parada militar que, por los 202 años de la Independencia de Cuenca, iba a hacerse después de tres años de su suspensión.

Fuente: Télam

Te puede interesar