Del “deseo de ser boxeadora” a campeona nacional

Ed Impresa 16/09/2022 Por Marcos Villalobo
La joven pugilista, oriunda de Villa Carlos Paz, “Laurita” Gigena, con sólo 22 años es una de las grandes promesas del boxeo femenino de Córdoba y el país.
Laura Gigena
“Laurita” Gigena pelea en hasta 60 kilos o en hasta 64 kilos. En ambas categorías se adapta. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

 

La Tierra de las Anécdotas cuenta que una tarde cualquiera, cuando ella creía que solo estaba cumpliendo un trámite al visitar a su hermana en el gimnasio, su vida cambió para siempre; porque a veces, el sendero se bifurca en momentos que el camino no anticipa.

“Quiero ser boxeadora” fue la sentencia que se instaló en el pensamiento de Laura Gigena hace unos años siendo una adolescente. “Quiero ser boxeadora”, es la frase que se dice la carlospacense, ahora que es campeona nacional y acumula sueños por doquier.

¿Qué significa ser campeona nacional?

- Significa mucho, ya que fue algo que me propuse lograr desde que me enteré del campeonato. Veníamos trabajando fuerte y a conciencia para lograr este resultado.

Campeona

Laura Gigena nacida el 28 de agosto de 2000, desde Carlos Paz se proyecta, paso a paso, en el boxeo femenino. La talentosa deportista viene mostrando un alto nivel dentro del cuadrilátero. En julio de este año se quedó con el título de la Federación Cordobesa de Box. Tras haberse consagrado en Córdoba, participó de un campeonato regional en Rafaela, Santa Fe y se impuso ante las representantes locales y las pugilistas de Entre Ríos en la categoría 60 Kg. Y hace unas semanas participó del Nacional de Boxeo, que se llevó en la provincia de San Juan, donde se enfrentaron todas las campeonas de las distintas regiones del país, y se alzó con el título. ¡Campeona!

Lo primero que sintió cuando se consagró fue una frase interior. “Lo logré”. Se lo confesó a La Nueva Mañana y explicó: “Lo primero que pensé fue eso. Valió la pena todo lo que pasé y aguanté, porque no fue fácil”.

Por estas horas disfruta su presente. Evita hablar mucho de eso que aguantó o pasó. “La mayoría de los boxeadores no charla mucho que digamos”, escribió Gay Talese. Y es cierto. Se mueven en otros ámbitos del lenguaje. Para “Laurita” son tiempos de cosechar lo logrado, seguir sembrando, y pensar en las cosas buenas, sin olvidar, por supuesto, para darle gasolina a los sueños.

¿Cómo fue que empezaste en el boxeo?

- Un día común y corriente fui a visitar a mi hermana y justo ella se iba al gimnasio y bueno, la acompañé; cuando entré a ese lugar quedé enamorada y pensé “quiero ser boxeadora”. En ese momento me costó mucho poder empezar porque no querían que practique ese deporte, no recibía el apoyo de mi familia.

¿Te acordás de tu primer combate?

- Sí, fue en un campeonato nacional, ya que no conseguíamos rival en Carlos Paz ni en Córdoba. Entonces, salió la oportunidad de participar en ese campeonato y nos mandamos. Debuté contra una chica de Mar del Plata que tenía 22 peleas y me ganó por puntos. Pero todos mis compañeros me felicitaban de la pelea que había hecho, eso me acuerdo, porque yo estaba retriste porque había perdido... Ahora, con el tiempo, ya con más experiencia, me acuerdo y digo ‘que ovarios que tuve, nunca me achiqué ante una chica con varias peleas y le di guerra hasta el último’ jaja.

Laurita Gigena 1
“Los puños bien fuertes, la mente llena de sueños y un corazón valiente”, se describe la boxeadora.

Una “princesita” guerrera

Gigena, con sus 22 años recién cumplidos, es una de las grandes promesas del boxeo femenino cordobés y nacional. Anteriormente le decían la “Princesita”. Así la había bautizado su entrenador. Pero ahora es “simplemente Laurita”, dice. La pugilista ahora es entrenada por una mujer: Verónica Buselli. 

A propósito, resaltó: “Ella en su momento también fue boxeadora. Me siento muy cómoda con ella, ya que ha estado arriba de un ring también y siendo mujer me sabe entender mejor. Yo soy muy transparente con ella, sabe todo lo que me pasa. Entonces, busca siempre busca la manera que llegue bien en todo sentido, siempre busca la forma de ayudarme en lo que sea”.

“Laurita” dice que le tiene mucha fe al boxeo femenino nacional. “Hay un muy buen nivel”, resalta; y el hecho de tener una entrenadora mujer es todo un símbolo y un mensaje al ambiente.

Hace unas semanas en su cuenta de Instagram escribió: “No importa cuánto dolor tenga que pasar, yo lo voy a lograr”. Y vaya que tiene sueños grandes.

¿Cuál es tu mayor virtud en el cuadrilátero?

- Creo que es mi técnica a la hora de boxear. También subo muy tranquila y confiada en el trabajo que se hace en el gimnasio, manejo bien mi distancia y me gusta mi golpe recto de mano atrasada.

¿Y ahora qué se viene?

- Ahora seguir entrenando y preparándonos para lo que sea. No tenemos fecha de pelea aún, pero hay un campeonato en Córdoba en breve que seguro vamos a participar.

¿Cuáles son tus sueños ahora?

- Mi sueño es, primero, ser integrante de la Selección argentina de boxeo, porque sueño con representar nuestros colores y dejar bien alta la bandera argentina. Y bueno, también, el sueño de todo boxeador: ser campeona del mundo en profesional.

 

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 276

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"