Ataque a CFK: la jueza Capuchetti rechazó excarcelación de Agustina Díaz

Se trata de la amiga de Brenda Uliarte detenida el miércoles en San Miguel, en la causa que investiga el intento de magnicidio.
agustina diaz
La decisión de la magistrada fue en la tarde del jueves, informaron fuentes judiciales. Foto: gentileza

La jueza federal María Eugenia Capuchetti denegó hoy la excarcelación a Agustina Diaz, la tercera detenida de la causa en la que se investiga el intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner, informaron fuentes judiciales.

El pedido de excarcelación, rechazado por "riesgos procesales", había sido solicitado el miércoles por los dos abogados particulares de Díaz, Javier Molina y Marcelo Herrera, al finalizar una declaración indagatoria de dos horas de la imputada.

Díaz quedó bajo la lupa de la justicia luego de que los investigadores detectaran que Brenda Uliarte, una de las principales sospechosas de la causa, había conversado con ella sobre las formas posibles de atacar a la Vicepresidenta.

Esas comunicaciones les fueron exhibidas a la imputada en el marco de la declaración indagatoria en la que buscó despegarse del hecho al afirmar que nunca tomó en serio lo que le decía Uliarte, a quien definió como "fabuladora".

Uliarte se presentó como la novia de Fernando André Sabag Montiel, el hombre que le apuntó a la cabeza a la Vicepresidenta con una pistola Bersa calibre .32 que tenía cinco balas en el cargador.

"Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro"

La conversaciones entre Uliarte y Díaz revelan que desde hacía tiempo venían planificando el atentado y que habían fracasado en una tentativa anterior.

"Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro", dice un mensaje de WhatsApp que Uliarte le mandó a Díaz el 27 de agosto de este año, según surge del expediente judicial y de la prueba que hoy se le exhibió a la tercera detenida del caso.

"Una bronca, te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo, basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi", le dijo Uliarte en el mismo intercambio.

Los diálogos en ese tono habían comenzado bastante tiempo antes y se prolongarían hasta después de que Sabag Montiel fracasara en la intentona magnicida del pasado 1° de septiembre, oportunidad en la que Díaz le indicó a Uliarte que borrara de su teléfono todo lo que pudiera vincularla al ataque.

"Che, pero que onda que falló el tiro? No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos dónde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?", le preguntó Díaz a Uliarte el 2 de septiembre.

"En lo de una amiga. No boluda, andá a saber si me allanan", le respondió Uliarte, a lo que Díaz le devolvió, en cuatro mensajes consecutivos: "Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo".

En aquellos intercambios, incluso, Uliarte le confirmó a Díaz que tenía un arma y hasta le mandó fotos, algo que fue confirmado durante la indagatoria por la propia imputada.

Por estas horas, solo una parte del expediente judicial en el que se investiga el intento de magnicidio se encuentra bajo secreto de sumario, según confirmaron a Télam fuentes de la investigación que encabeza la jueza Capuchetti, y en la que interviene el fiscal Carlos Rívolo.

Fuente: Télam

Noticias relacionadas:

Guillotina en marcha contra el gobierno (NA) 2La AFI aportó audios que comprometen al grupo "Revolución Federal"

Te puede interesar