Atentado a Cristina: imponen el secreto de sumario en la investigación

Así lo dispuso la jueza federal María Eugenia Capuchetti, a cargo de la investigación del intento de magnicidio a la Vicepresidenta.
Marcha por Cristina en Cba by Miriam Campos /LNM
La vicepresidenta Cristina Fernández fue atacada ´por Fernando Sabag Montiel. Foto: Miriam Campos/ La Nueva Mañana

La jueza federal María Eugenia Capuchetti impuso este domingo el secreto de sumario en la causa en la que se investiga el intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández por parte de Fernando Sabag Montiel.

En las últimas horas, se conoció que el teléfono de Sabag Montiel podría perder información, porque fue formateado cuando apenas lo incautaron, por lo que peritos especializados de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) declararon hoy ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

Fuentes judiciales señalaron a NA que esa es un posibilidad latente, pero confían en que "pueda recuperarse toda la información" del aparato".

La magistrada recibió además durante la jornada en los tribunales federales de Retiro declaración a los peritos informáticos que explicaron las razones por las cuales el celular de Sabag Montiel hizo un "reseteo" y volvió a "estado de fábrica", informaron fuentes judiciales.

La magistrada tomó declaración a los peritos informáticos de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes explicaron lo que hicieron con el celular del acusado, su tarjeta SIM y el chip. En el caso de estos dos últimos se extrajo el contenido que "se encuentra bajo análisis".

En relación al reseteo del celular a estado de fábrica, los peritos detallaron los motivos por los cuales pudo ocurrir y no descartaron que pudiera haberse activado de manera remota o bien por algún error al intentar acceder al dispositivo. En su caso, no se logró la extracción de información.

En tanto, terminó el peritaje sobre la computadora laptop HP que se secuestró en el domicilio del acusado y se ordenó analizar el material obtenido.

El celular que portaba Sabag Montiel sufrió un reseteo en los momentos en que la Justicia intentaba extraer información, por lo que esa prueba fundamental para la investigación corre riesgo de perderse.

El hecho generó criticas del oficialismo y la oposición, que reclamaron "respuestas" a la Justicia en medio de versiones encontradas entre el juzgado a cargo de la causa y las fuerzas de seguridad, fundamentalmente la PSA.

Para explicar ese evento técnico declararon desde las 9 los dos técnicos de la PSA a los que les apareció la leyenda que daba cuenta de un posible formateo del teléfono y luego lo hicieron los policías federales que manipularon el aparato.

El reseteo fue detectado cuando el equipo llegó a manos de la PSA el viernes por la noche, en el marco de la causa por el atentado sufrido por la Vicepresidenta el jueves último.

Esa fuerza recibió el dispositivo de manos de la custodia personal de Capuchetti: estaba encendido, dentro de un sobre abierto y no está confirmado que hubiera sido acompañado por algún tipo de documentación.

Las medidas de prueba apuntan, entre otras cosas, a saber si la acción fue planificada o, cuanto menos, comentada previamente por el agresor con su entorno.

Sabag Montiel no habría actuado solo

Por otro lado, los portavoces señalaron que se sospecha que el hasta ahora único acusado por el intento de magnicidio no habría actuado solo, en base a los primeros resultados de los análisis de cámaras de seguridad, teoría que es uno de los motivos por los cuales se impuso el secreto de sumario.

En ese contexto, los investigadores analizan si Sabag Motiel llegó acompañado al lugar de los hechos.

Esta es una de las hipótesis que se manejan en base al análisis de las filmaciones registradas por cámaras de seguridad en la zona del barrio de Recoleta donde está el edificio en el que vive Fernández. La reconstrucción se hacía de manera "secuencial" para recomponer los pasos del imputado antes de acercarse a la Vicepresidenta.

En tanto, declaró un hombre identificado como Mario Bongarelli, quien dijo ser "conocido" del acusado, y aseguró bajo juramento creerlo "capaz de cometer el hecho", informaron las fuentes.

El testigo entregó de manera voluntaria su teléfono celular para que sea peritado, en presencia del fiscal Carlos Rívolo y del defensor oficial de detenido, Juan Hermida. Antes de declarar, Bongarelli dio una nota en televisión donde se presentó como "amigo" de Sabag Montiel.

Fuente: NA y Télam

Noticias relacionadas:

cristina fernandez by telamCFK se presentará como querellante en la causa por intento de magnicidio

Te puede interesar