Importante premio para el libro “Patitos degollados”, de Gustavo Borga

Ed Impresa 22/07/2022 Por Mauricio Micheloud
El poeta oriundo de Villa Nueva recibió un premio de alcance internacional con su libro que habla del horror y la violencia en la infancia.
Patitos degollados - Gustavo Borga

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

El Banco del Libro de Venezuela es una institución que lleva 62 años trabajando en pos de la promoción de la lectura infantil y juvenil. Sus actividades cobran relevancia internacional al igual que su reconocimiento. Es una institución de fuerte vinculación con las Bibliotecas venezolanas y que forma medidores de lectura alrededor de todo el mundo. 

Además, cada año, realiza una importante selección de libros de la cual participan editoriales de todos los países de habla castellana. En “Los mejores de 2022” ya tiene su veredicto y seleccionó libros en las categorías Infantil, Juvenil, poesía, informativo y rescate editorial, tanto en idioma original o traducciones.

Para llegar a la selección de los mejores libros se recibieron 257 títulos de los cuales se tomaron 185 postulaciones. En esta instancia quedaron postulados libros de tres editoriales cordobesas: Apócrifa, Comunicarte y Mascarón de Proa. Posteriormente se eligen los libros para cada una de las categorías. 

Finalmente, la novedad para tierras cordobesas es que el libro “Patitos degollados” de Gustavo Borga quedó entre los mejores de poesía.

El poeta ferroviario de Villa Nueva, una localidad colindante con Villa María, se lleva el galardón por este poemario que lleva varios años de publicación, primero con una autoedición en el año 2002, que por ese entonces fue galardonada con el Premio Provincial de Literatura Glauce Baldovin, y luego con la actual edición de Mascarón de Proa.

“Patitos degollados” es un libro con poemas que atraviesan momentos oscuros de algunas infancias y lo hace sin suavizar las palabras ni entrar en rodeos. Cada poema golpea y duele porque no se puede salir ileso de su lectura: “Todas / las noches / me degüellas/ Padre / ¿Qué soy? / ¿Niña o cordero?

Así pasan los poemas de Borga, breves pero contundentes, que con precisión se encarga de describir el horror: “Con una mano / escribe / Con la otra / asfixia / a un niño.”

¿Cómo recibiste la noticia de la selección del Banco del Libro de Venezuela?

- Con sorpresas. En Argentina hay poetas enormes que escriben mucho mejor que yo. En Córdoba capital y la provincia hay grandes poetas. Sobre todo mujeres. Algunas muy jóvenes. Siento un gran placer al leerlas. 

Patitos degollados, previo a la actual edición, tuvo una primera autoedición y fue tu primer libro. ¿Volver a publicarlo implicó alguna reescritura?

- Sí. Tuvo una edición de autor. Hice muy pocas correcciones. Ínfimas. Quería que quedara así. Que se leyera como en el momento que lo escribí. Que sonara como en esa época. Si lo hubiera corregido hubiera echado todo a perder. Quizás su único mérito es que es un libro auténtico. Yo respeto mucho al muchacho que se decidió a escribirlo. Corregirlo sería como una traición.

El libro mantiene una identidad temática que va recorriendo cada poema, ¿cómo fue el proceso de escritura?

- Un día me desperté a la mañana (boca arriba, completamente relajado) y me vino un recuerdo horrible de la infancia. Estoy hablando de abuso sexual. No sabía qué hacer. Un amigo me aconsejó hacer terapia. La psicóloga me dijo que lo mío era la literatura. ¿Cómo no me había dado cuenta? Yo no podía escribir. Leía todo el tiempo pero no me salían las palabras.  Fui a un taller literario. Algo se destrabó. Todos los días escribía un poema. Fue como un vómito.

La obra tiene una atmósfera oscura. ¿Lo habías pensado para la lectura de jóvenes?

- No pienso en nadie en especial cuando escribo. Ni antes ni ahora. Pero sé que a muchos jóvenes les gusta lo que escribo.

¿Qué estás escribiendo actualmente?

- Escribí en los primeros meses de la pandemia una obra de teatro que se llama: “Los superhéroes no cortan yuyos”. Está inédita. Cada tanto sale algún poema.


El veredicto

En el blog oficial del banco de libros se pueden leer los veredictos de Los Mejores de 2022

“La poesía ocupa un lugar de excepción en la muestra de libros infantiles y juveniles. Se ha consolidado como un género ineludible para los editores que apuestan a la recuperación y redimensión del diálogo lector en torno a la sugerencia poética”, dice el veredicto de la categoría y a continuación nombra a los seleccionados.

Álbum de familia. Alejandro Pedregosa/Ilustración Carole Hénaff. Editorial Kalandraka. Pontevedra, 2021
Cristina juega. Micaela Chirif/ilustración Paula Ortiz. Cataplum libros. Bogotá, 2021
El vuelo infinito. Fran Pintadera/ ilustración Editorial Kalandraka. Pontevedra 2021
Patitos degollados.  Gustavo Borga. Editorial Mascarón de Proa. Cordóba Argentina, 2021
Un año… Poemas para seguir las estaciones . Ángeles Quintero/Ángeles Vargas. Editorial Yekibud. Barcelona, 2017 (fuera de fecha).

 

 

LNM - Edición Impresa 268

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"