Fotografiar para conservar

Cultura 13/12/2017 Por Redacción La Nueva Mañana
La naturaleza salvaje está en peligro y los ecosistemas, amenazados. Asumida esta problemática, la conciencia sobre la necesidad de preservar el medioambiente llega en formato fotográfico de la mano del cordobés Maximiliano Oro.
Maximiliano-oro00001
Maximiliano Oro, un caminante de paraísos

chapa_ed_impresa_01

Hacer reflexionar sobre la importancia de conservar la naturaleza es la premisa para este fotógrafo. Maximiliano Oro, de 48 años, es naturalista de formación, diseñador, profesor, cronista y retratista de la naturaleza por vocación.
Dedicado a la generación de proyectos de divulgación y conservación de la naturaleza a través de la investigación y la documentación fotográfica, Maximiliano nos cuenta: “Es imprescindible que comencemos a construir un nuevo presente para que las generaciones futuras puedan realmente convivir en un mundo habitable. Es hora de recapacitar, el planeta y su futuro pertenecen a todos los seres vivos no solo a una especie”.


Con esta premisa, a lo largo de más de diez años Maximiliano ha retratado un variado conjunto de entornos naturales con el fin de documentar sus paisajes, su flora y su fauna, invitándonos a pensar seriamente sobre la protección del patrimonio natural y la conservación de la naturaleza. “Soy fotógrafo de naturaleza y desarrollo proyectos educativos de documentación fotográfica e investigación para la divulgación y conservación del patrimonio natural y cultural”, nos cuenta.
Su último proyecto, Salvaje Naturaleza, de algún modo sintetiza su trabajo y nos ayuda repensarnos como especie y el lugar que ocupamos en este mundo.

Caminante de paraísos

Maximiliano ha recorrido las bellezas de nuestro país una y otra vez, como si no pudiera despegarse del todo de los sitios que visita. “La fotografía de naturaleza tiene esta cuestión que no se puede resolver cuando uno quiere, sino cuando la naturaleza otorga ese momento mágico. La luz no es la adecuada, los animales no están… hay diversos factores que te hacen volver a los lugares para poder obtener la imagen que estás buscando”, dice Maximiliano a LA NUEVA MAÑANA. Además, a vuelo de pájaro, enumera algunos lugares de Argentina y Latinoamérica que pudo conocer llevado por su pasión de fotografiar y concientizar.

“He recorrido muchísimo la Patagonia argentina... la conozco de arriba para abajo y de abajo para arriba. Especialmente Chubut, Santa Cruz y Península de Valdés, donde trabajé con el Instituto de Conservación de Ballenas en tareas de campo y como fotógrafo. Puerto Deseado es otro lugar de la Patagonia que conozco muchísimo”


“También he viajado al norte, por Jujuy y Salta. Y también Formosa, Misiones, La Rioja, San Juan, la selva paranaense , entre Misiones y Brasil, Catamarca, Corrientes, Entre Ríos, Córdoba, Mendoza, todos los Glaciares argentinos, Amazonas brasilero y boliviano, Chile, Paraguay, desiertos, salares…”, enumera Maximiliano reflejando toda esa inmensidad de imágenes mezcladas en su cabeza.

El contacto con la gente vive adentro de una postal

“He recorrido muchos y remotos humedales andinos, donde conocí gente del lugar y a raíz de este trabajo me he contactado con una científica que se encarga de estudiar los humedales andinos”, refiere Maximiliano. “Me he relacionado en muchas oportunidades con comunidades aborígenes, por ejemplo en Formosa, y gente nativa de cada lugar al que he arribado. Hoy, por ejemplo, sigo en contacto con un guía Tacano de la selva boliviana. Justamente en enero viajo a hacer un trabajo en la zona del Madidi, el Amazonas boliviano. Es un trabajo de características etnográficas”, manifiesta.

Una sonrisa, una foto, una historia...

“Cuando uno viaja de esta manera te encontrás con realidades diferentes, algunas te pegan fuerte, otras son pintorescas, otras interesantísimas... es que el hombre es un animal muy complejo y la vida cambia tumultuosamente, pero sigue siendo maravillosa”, dice Maximiliano mientras parece recordarlo todo cuando habla de los caminos recorridos.
“Siempre te contactás con gente por más que vayas al fin del mundo. Y esas personas que conocés en general, están dispuestas a brindarte ayuda, información, su casa, comida, un relato, una anécdota. Y esto es maravilloso”, se entusiama Maximiliano.

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 

[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"