Documental narra la lucha por inclusión de una joven con discapacidad

En Córdoba y Villa María proyectarán el documental “La Ire”, que repasa la lucha de una joven altagraciense para que APROSS garantice su inclusión social y educativa.
Irene Cuevas, captura del documental La Ire
Se proyectará en Córdoba en el Cine Club y la Facultad de Ciencias Sociales, y en el Espacio Incaa de Villa María. Foto: captura

El 24 y 25 de junio proyectarán en Córdoba y Villa María el documental “La Ire”, que narra la lucha de la altagraciense joven con discapacidad Irene Cuevas, de 19 años, para que la obra social APROSS reconozca sus derechos a la inclusión social y educativa.

La película se proyectará el viernes 24 de junio en el Cine Club Municipal Hugo del Carril (Boulevard San Juan 49) a las 10 y a las 18 en el Aula Maestra de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba (Avenida Enrique Barros, ex Valparaíso, de Ciudad Universitaria).

El sábado 25, a las 11, será la última función en el Espacio Incaa de Villa María (Gobernador Sabattini 200). La actividad es organizada por la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) y la Mesa de Trabajo en Discapacidad y Derechos Humanos.

Todas las proyecciones serán con entrada libre y gratuita y contarán con un espacio de debate al final, del que participarán la realizadora Verónica González Bonet y la protagonista, Irene Cuevas; la cofundadora de REDI, Ana Dones; la ex diputada Nacional Gabriela Troiano; e integrantes de la Mesa de Trabajo en Discapacidad y Derechos Humanos.

La Nueva Mañana dialogó con Irene Cuevas, con su madre Alicia Maurelli y con la realizadora del documental, la periodista Verónica González Bonet, para dimensionar la importancia de dar a conocer este testimonio de vida.

En primera persona

Irene Cuevas nació hace 19 años con una parálisis cerebral que devino en múltiples discapacidades. En la actualidad, con notable esfuerzo personal y familiar, y pese a numerosas vulneraciones, está terminando la secundaria en la Escuela Normal Superior de Alta Gracia, milita en organizaciones vinculadas a la discapacidad y el feminismo, y proyecta estudiar la carrera de Comunicación Social.

Su historia y la de su familia están atravesadas por la lucha para que la obra social APROSS le garantice los profesionales y las herramientas que necesita para desarrollarse en la comunidad.

Entre 2018 y 2019, Verónica González Bonet, que ya conocía esta historia por haberla retratado para su programa de la Televisión Pública, y por haberla acompañado en reclamos internacionales a través de REDI; registró voces y testimonios de la familia, el equipo de apoyo y compañeras y compañeros de la escuela de Irene. Ese material devino en “La Ire”.

Para la joven, poder difundir el documental “va a permitir que toda la sociedad tome conciencia de que las personas con discapacidad tenemos derecho a desarrollarnos, a ser autónomos, a ser felices”.

- ¿Cómo fue para vos la experiencia de contar tu propia historia en el documental?

- Fue maravilloso. Me sentí muy feliz y agradecida, porque me permitió visibilizar mi experiencia y, a través de ella, la de muches otres niñes y jóvenes con discapacidad a quienes nadie ve.

- ¿Qué importancia tiene poder difundirlo y abrir debates en cada presentación?

- Parte de mi lucha es visibilizar lo que nos pasa como personas con discapacidad. Abrir debate en cada presentación es muy valioso, porque a través del intercambio de ideas podemos construir. Pero también creo que puede ser un espacio para que les personas en general, el Estado, profesionales, docentes puedan conocer y aprender. La única forma de producir cambios que nos favorezcan a todes es visibilizar nuestras experiencias y capacitar.

Derechos con apoyos

Verónica González Bonet es periodista especializada en género y autora del Manual de Buenas Prácticas en Comunicación y Discapacidad y Respeto por la Diversidad.

Confrontando al viejo paradigma que atribuye la discapacidad a las personas y no a los entornos que vulneran derechos y posibilidades, González Bonet afirmó: “El necesitar apoyos en lo motriz y para comunicarse, no restringen la autonomía de Irene. En realidad, ella no cuenta con el equipo que requiere porque la obra social no brinda las prestaciones y entonces es ahí cuando sus derechos se vulneran”.

El reclamo por Irene Cuevas supo llegar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con el acompañamiento de importantes entidades vinculadas a la discapacidad y el acceso igualitario a la Justicia. El organismo internacional ordenó una medida cautelar para que el Estado Nacional garantizara que la obra social le brindara a la joven todas las prestaciones necesarias para su desarrollo. Una serie de incumplimientos encadenados ha bloqueado tal requerimiento.

Ante la pregunta sobre la importancia que reviste la difusión del documental “La Ire”, en el marco del debate nacional que se está dando por la nueva Ley de Discapacidad, González Bonet apuntó: “Es importante desde lo individual por la situación de Ire, para que de una vez por todas el Estado se haga cargo de cumplir con la medida cautelar, que lleva seis años incumplida. Desde lo colectivo tiene importancia para mostrar que la educación inclusiva es posible con los apoyos necesarios. No es sólo recibir a los chicos y chicas en las aulas, sino que estén las condiciones necesarias para que estudien en igualdad de condiciones con sus pares”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LA IRE (@ire_4_cuevas)

Vulneraciones que no cesan

Finalmente, Alicia Maurelli, madre de Irene Cuevas, recordó las sensaciones que la atravesaron cuando unos cuatro años atrás surgió la posibilidad de rodar el documental: “Sabíamos que iba más allá de Irene y era en defensa de un montón de chicos que no tienen otra oportunidad”.

Asegura que como familia les costó mucho más exponerse en sucesivas marchas de reclamos que se hicieron en Alta Gracia y Córdoba, y en las entrevistas con medios a través de las cuales fueron haciendo visible el reclamo.

“Gracias a eso, Irene pudo hacer la escuela primaria y hoy está completando la escuela secundaria. Con los mismos traspiés, porque sigue sin sus apoyos y no puede ir con regularidad a la escuela”, agregó.

Destacó Maurelli la receptividad que tuvo la escuela y las compañeras y compañeros de Irene para sumarse a participar del documental.

Sobre la situación actual de la joven, precisó que las adecuaciones que requiere son muy complejas, tanto en lo motriz como visuales y auditivas: “Los profesionales tienen que estar muy formados porque Irene no verbaliza y todo se realiza a través de dispositivos, como un celular, una tablet y una notebook”.

El no contar con todos los profesionales requeridos, explica Alicia Maurelli, impide a Irene completar el trayecto escolar correctamente y también recrearse acorde a lo que demanda, con sus 19 años: “Le gusta salir con sus amigos, le gustaría ir a bailar a los boliches. No lo quiere hacer conmigo. Ella necesita asistencia total para comer, para ir al baño, para trasladarse de un lugar a otro. Por ende, necesita un asistente personal. Se ve privada de muchas salidas por eso. No tiene cuidadores nocturnos porque APROSS no quiere cubrir”.

Finaliza Maurelli que “la difusión del documental expone a APROSS ante la comunidad, y también a la Justicia provincial y al Estado Nacional”. Además, destaca que permite “mostrar en la comunidad cómo las personas con discapacidad son vulneradas” y “concientizar a la gente de que la lucha colectiva encuentra fuerzas para dar los cambios necesarios en la sociedad”.

Noticias relacionadas:

DiscapacidadProrrogan el vencimiento de certificados de discapacidad por un año
Cuidados gerontológicos (Gobierno de la Provincia)La Provincia activó un Registro de Cuidadores Gerontológicos




 

Te puede interesar

Boletín de noticias

360-x-360

 

 

HINS-Energía---360x150

 

PyL_Neum-360x150

 

2022-09-01 - Muni VM - 360x150

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"