Talleres venció a Sarmiento en el debut, en el mediodía del Kempes

Deportes 05/06/2022 Por Federico Jelic
Fue victoria 2 a 0 ante el conjunto de Junín, que presentó batalla. El elenco que dirige Caixinha inicia la Liga Profesional con una sonrisa y con apuntes por corregir.
FUgG2sJXsAMI7eB

Ya cuando Enzo Díaz empujó la pelota a la red, de cabeza, recién ahí pudo festejar el hincha de Talleres. Es cierto que Sarmiento no inquietaba pero apuntaba con todo al empate, poniendo en riesgo la ventaja, pero al final los tres puntos quedaron en barrio Jardín.

El Albiazul superó 2 a 0 a los de Junín en el inicio de la Liga Profesional en el Kempes y tuvo un mediodía a puro festejo. Precisamente ante el rival que superó en la fecha final de la copa pasada, lo volvió a castigar esta vez a pura practicidad, y vuelve a encender la ilusión de su gente luego de un semestre dubitativo y con la Libertadores en el horizonte. 

El que primero golpeó en el amanecer del partido, antes del desayuno, fue Federico Girotti, quien reafirma su levantada. Esta vez recibió la pelota en la puerta del área, de parte de Matías Godoy, y casi de sobre pique fusiló al arquero para desatar el festejo en el mediodía albiazul.  

Y con el correr de los minutos tuvo dos acciones más con Michael Santos, una de cabeza y otra con el arco a su favor, para poder ampliar. Pero más allá de esa superioridad, en el juego hubo algunos ajustes que sirvieron pero solamente a corto plazo.

Porque Santiago Toloza no siente esa función casi de doble cinco junto a volantes muy ofensivos y en el retroceso no tuvo comodidad. Godoy arrancó por izquierda y Esquivel por derecha y estuvieron a la altura, aunque no lograron sostener el rendimiento. Sarmiento de contra tuvo lo suyo como el cabezazo furibundo de Toledo que tapó magistralmente Guido Herrera. Lisandro López jugó retrasado casi de media punta, sin tanto peso como otros juegos, apostando el DT Damonte a un mediocampo superpoblado pero sin verticalidad, algo que facilitó la tarea de la defensa albiazul. 

Este torneo representa una gran desafío para Talleres, porque llega el cruce por Copa Libertadores ante Colón, la lucha por llegar alto en la tabla pero no llegaron refuerzos (ni de jerarquía ni apuestas) para apuntar a esos objetivos.  Con esas dudas el equipo de Caixinha salió a la cancha sin ceder su identidad, de presionar, de correr por alguna ventaja tempranera, algo que obtuvo y luego lo cuidó con el ingreso de Juárez por Toloza para acomodar la estantería en el círculo central.  

Si había algo de esperanza de ampliar por Talleres, siempre estuvo presente Girotti. Por momentos el albiazul abusó del toque intrascendente en el área rival, sin nadie que tome la decisión de patear, y eso fue en parte desgastando al ataque. A esa altura Sarmiento apostaba con Mainero desde el banco y con algún pelotazo con destino a Toledo, muy pocos argumentos como para llevarse algo del Kempes. 

El partido fue tornando a ordinario y Talleres manejó esa diferencia emocional. No mejoró con el ingreso de Martino ni de Garro, es decir, preservó la cosecha para arrancar el torneo ganando con todo el valor anímico que eso significa. El gol de Enzo Díaz, rebote del arquero tras un remate de Garro, fue para terminar de sedara un rival que hizo su gasto para empatar y quedó desmoralizado.  

Talleres fue cediendo la pelota, retrocediendo, a puro pragmatismo. Mientras el DT Caixinha espera refuerzos, al menos los primeros tres puntos quedaron en casa y eso no es para desvalorizar en absoluto, aunque lo mismo hay conjeturas por corregir si quiere volver a ser protagonista. 

 

Fuente: Télam

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"