Cooperativa Horizonte planea llegar a las 20 mil viviendas sociales en 2025

En el marco de su 40º aniversario, prevé construir 2.400 casas y generar 500 empleos entre 2022 y 2023. LNM dialogó con su fundador, Julián Benassi.
DSC_6519
El Contador Julián Benassi, fundador de Cooperativa Horizonte. Foto: gentileza.

Nacida en 1982, rayando el final de la dictadura en Argentina, Cooperativa Horizonte se ha convertido en una experiencia donde la solidaridad, el compromiso, y el éxito se entrelazan dando lugar a que el acceso al derecho de una vivienda digna, sea posible. Una experiencia colectiva, que este año celebrará su 40 aniversario, justamente, generando viviendas sociales y fuentes de trabajo.

Para ello, la cooperativa cuyo sistema es exclusivamente autofinanciado por sus asociados y asociadas, lanzó el Plan Bienal, con el que planea llegar al año 2025 con 20 mil casas entregadas. Y en el periodo 2022-2023, construir  2.412 nuevas casas, generar 500 puestos de trabajo y  ejecutar obras de infraestructura en 270 cuadras que implican pavimento, cordón cuneta, alumbrado público, etcétera.

De esta manera, 500 trabajadores nuevos se sumarán a los 1.600 operarios que ya trabajan en la organización y que han sido el motor de las 17 mil viviendas que la Cooperativa ha entregado hasta el momento, muchas de las cuales se convierten en su propio techo: es decir, trabajan pero también son asociados que a futuro acceden a una vivienda social. 

La Nueva Mañana dialogó con Julián Benassi, contador, fundador y asesor general de Cooperativa Horizonte, quien se refirió a los principales desafíos del Plan Bienal.

-¿Cuál es el objetivo del Plan y que expectativas tienen del mismo?

Nuestro principal objetivo es que el Estado y las empresas prestatarias de servicio sepan dónde y cuándo vamos a realizar el Plan Bienal, para que no tengan excusas a la hora de brindarnos las aprobaciones y prestaciones de agua y luz en tiempo y forma. Y por otro lado, buscamos el ordenamiento interno, es decir que los operadores sepamos qué vamos a hacer durante los próximos dos años; y que los asociados sepan dónde y cuándo se van a adjudicar las viviendas, y donde se van a ejecutar las obras de pavimento y alumbrado.

-¿Qué rol cumple el Estado en la Cooperativa?

Nunca, en 40 años, contamos con créditos, subsidios, financiamiento o cualquier otro tipo de apoyo por parte del Estado provincial, que pudiera facilitar nuestra tarea. Al contrario, sucede que en muchas ocasiones, la obra nuestra está completada, pero faltan las conexiones de agua y/o luz para que los asociadas y asociadas puedan habitar sus viviendas.

- Este último punto que menciona ¿puede ser un obstáculo en el objetivo de entregar las 2.400 viviendas propuestas en el Plan?

Sí, claramente. Porque nosotros generamos y planificamos todas nuestras acciones para concretar la entrega en tiempo y forma de las viviendas, pero no podemos hacer nada respecto a la instalación de la luz y del agua por parte de EPEC y Aguas Cordobesas, dos empresas provinciales.

Otro tema con el que nos toca lidiar, y que no tiene que ver con el Estado, es el faltante de material. Que a veces es real, y otras, la mayoría, es acopio que hacen las empresas, donde especulan con la inflación y los precios.

-¿Cómo les afecta el escenario actual, atravesado por la pandemia?

Vamos de a poco, viendo como se afianza la situación, pero sabemos que el tema inflacionario es un problema. Todo el piso se está moviendo, pero si vamos a esperar que se estabilice, vamos a pasar dos o tres años sin hacer nada. Por eso, preferimos trazar un plan con objetivos claros y alcanzables, que continúe garantizando el acceso a una vivienda digna a las personas que confían en nosotros y que ponen su fuerza para llegar a ella.

WhatsApp Image 2022-06-01 at 3.13.29 PM

Te puede interesar