El Quilmes Rock tuvo un intenso cierre de su edición del regreso

Cultura 02/05/2022
Divididos, Nathy Peluso, Los Auténticos Decadentes y Catupecu Machu protagonizaron este domingo la última jornada del Quilmes Rock, en el predio de Tecnópolis, en Buenos Aires.
Divididos en Quilmes Rock 2022
Divididos ofreció un set de rock en estado puro, cien por ciento tracción a sangre Foto: Captura

Divididos, Nathy Peluso, Los Auténticos Decadentes y Catupecu Machu se repartieron este domingo los protagonismos en la segunda y última jornada del Quilmes Rock, en el predio de Tecnópolis, en Buenos Aires: lo que le otorgó un carácter fiestero y demoledor, en similares dosis, a ese cierre.

Según la organización, unas 60 mil personas fueron parte de esta jornada.

Divididos, el trío conformado por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella, renovó su mote de "la aplanadora del rock". 

Peluso, la argentina radicada en España, conmovió con su hipnótico manejo escénico; y Los Auténticos Decadentes puso en marcha su ajustado carnaval sonoro.

Por su parte, Catupecu Machu tuvo un reencuentro histórico con casi todos los que pasaron por la banda en algún momento, para recordar la intensidad que le insufló a la escena local y, por otro lado, para homenajear a Gabriel Ruíz Díaz.

En los dos escenarios principales, estuvieron también Turf, Lit Killah, Dante Spinetta, Los Tipitos y Juan Ingaramo. Por los escenarios alternativos, pasaron también Massacre, La Franela, Kapanga, Barbi Recanati, Bándalos Chinos, Celeste Carballo, Richard Coleman, Guasones, Lara 91K, Sr. Flavio, Ella es tan Cargosa, Los Brujos y Los Súper Ratones, entre otros.

Hacia la mitad de la tarde, cuando el público comenzaba a llegar de manera masiva, como si alguien hubiera subvertido el orden de la música en una fiesta y hubiera empezado por el carnaval carioca, Kapanga, Turf y Los Auténticos Decadentes animaron un vespertino baile colectivo.

Nathy Peluso tuvo un arrollador paso en lo que fue su primer show en el país desde que cuenta con un reconocimiento mundial que la convierte en una requerida figura en grandes festivales internacionales.

En tanto, en tiempos en donde las pistas grabadas son moneda corriente en cualquier show, Divididos se diferenció con un set cien por ciento tracción a sangre, en donde el rock en estado puro dijo presente.

Los decibeles subieron al máximo en un repertorio que incluyó "Haciendo cosas raras", "Narigón del siglo", "Alma de budín", "Azulejo", "Salir a comprar", "Rasputín", "Paraguay", "Paisano de Hurlingham", "Ala Delta" y "El 38", entre otros clásicos.

El incendiario set que se inició con un video de Mollo en guardapolvo blanco cantando el Himno Nacional Argentino junto a la Orquesta Filarmónica de Mendoza, dirigida por Gustavo Fontana; concluyó a puro pogo con la lectura hardcore de "Cielito lindo".

La energía siguió a pleno con Catupecu Machu, en una versión que mostró juntos a Fernando Ruíz Díaz, Abril Sosa, Macabre, Sebastián Cáceres y Agustín Rocino, a los que se sumaron los Vanthra Charlie Noguera y Juli Gondell.

De esta manera, la edición del Quilmes Rock que marcó su regreso a la presencialidad desde 2013 y luego de un encuentro virtual en 2020, llegó a su fin con un balance satisfactorio.

En un año en que otra vez se pudo disfrutar del Cosquín Rock y de Lollapalooza Argentina, y en el que se anuncia el desembarco del prestigioso Primavera Sound con una impresionante grilla, el Quilmes Rock ya se anota entre los grandes encuentros musicales que nutren la agenda anual festivalera.

Fuente: Télam

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"