El encuentro entre Blinken y Lavrov no logró bajar la tensión en Ucrania

Mundo 21/01/2022
Los responsables de la política exterior de Rusia y Estados Unidos, coincidieron en que las conversaciones celebradas este viernes en Ginebra resultaron "útiles y sustanciales".
Rusia-EEUU by Télam
Serguei Lavrov (der.) y Antony Blinken (izq.) se reunieron en Ginebra para tratar la crisis en Ucrania. Foto: Télam

Los jefes de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, y estadounidense, Antony Blinken, concluyeron en Ginebra conversaciones "útiles y sustanciales" sobre la actual tensión en Ucrania, aunque sin mostrar algún tipo de avance concreto para apaciguar la crisis en el este europeo. Tras el encuentro todas las partes involucradas en la confrontación enviaron mensajes hostiles.

Blinken afirmó, tras la reunión, que la semana que viene dará una respuesta escrita a Rusia sobre sus preocupaciones en materia de seguridad ante el avance de las operaciones de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) en Europa del Este.

"Estamos comprometidos con la vía de la diplomacia para intentar resolver nuestras diferencias. Pero si eso resulta imposible y Rusia continúa con la agresión contra Ucrania, daremos una respuesta unida, rápida y severa", afirmó Blinken en la conferencia de prensa posterior a la reunión. 

Por su parte, Lavrov reiteró su llamado a Washington a influir en Kiev para cumplir con los Acuerdos de Minsk, documentos que sientan la base para una solución pacífica del conflicto en el este de Ucrania.

"Otra vez, tanto hoy como cuando recibimos a la ministra de Exteriores alemana y en contactos con nuestros colegas franceses, destacamos con firmeza que es hora de dejar de tolerar lo que hace el régimen de Kiev y obligarlo a cumplir con lo que no fue simplemente prometido, sino fue aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Lavrov. 

Pese a mantener sus diferencias, los diplomáticos coincidieron en calificar como "útiles y sustanciales" las conversaciones que mantuvieron por más de dos horas en un hotel de lujo a orillas del lago de Ginebra.

Rusia apoya desde hace años a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania en un conflicto que dejó más de 13.000 muertos desde 2014, el mismo año en que Moscú se anexionó Crimea, en respuesta a una revolución prooccidental en Kiev.

En tanto Ucrania acusó este viernes a Rusia de seguir aumentando el envío de armas, municiones y equipos militares al territorio controlado por los separatistas en el este, incluidos "varios tanques".

Fuente: Télam 

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"