Lanzan campaña fotográfica a 10 años de la desaparición del "Rubio del Pasaje"

Al cumplirse una década de la desaparición de Facundo Rivera Alegre, lanzan campaña fotográfica con el lema “Una década sin Facundo, una década sin Justicia”.
Viviana Alegre
“La idea surgió para visibilizar la lucha, concientizar y refrescar la memoria”, explicó Viviana Alegre, la madre de Facundo, quien sostiene una incansable búsqueda desde hace una década (Foto by LNM)

El 19 de febrero se cumplen diez años de la desaparición de Facundo Rivera Alegre, “el Rubio del Pasaje”. Por tal motivo, se puso en marcha la campaña fotográfica “Una década sin Facundo, una década sin Justicia”.

“La idea surgió para visibilizar la lucha, concientizar y refrescar la memoria”, explicó a La Nueva Mañana Viviana Alegre, la madre de Facundo, quien sostiene una incansable búsqueda.

En rigor, la propuesta es convocar a la comunidad a sacarse fotos personales (selfies) con las manos delante, en cuyas palmas se puedan leer las inscripciones “Una década sin Facundo” y “Una década sin Justicia”.

Una condena sin cuerpo

En agosto del 2015, la Cámara 11ª del Crimen de la ciudad de Córdoba condenó a Pablo Rearte, de 31 años, a 12 años de prisión por el delito de "homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de 18 años de edad".

La hipótesis judicial es que Facundo Rivera Alegre fue asesinado en medio de una discusión por compra de drogas. Sin embargo, el cuerpo nunca fue encontrado. En 2019, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) confirmó la condena.

El fallo convalidó el análisis de la prueba efectuado por la Cámara en lo Criminal y Correccional de 11° Nominación que estableció que Rivera Alegre fue asesinado por un menor de edad mediante un disparo de arma de fuego efectuado a corta distancia, mientras el imputado Rearte mantenía la víctima inmovilizada.

Viviana Alegre sostiene que hay complicidad de la Policía y el Poder Judicial en el crimen y su encubrimiento. En un primer momento se denunció que el cuerpo de Facundo Rivera Alegre habría sido cremado, hecho por el que estuvo imputado por encubrimiento un empleado municipal.

"No lo buscan"

El año pasado, el fiscal General de la provincia le hizo saber a Viviana Alegre que si bien el juicio está concluido, no está cerrada la investigación por la desaparición de Facundo. “El hecho es que no lo buscan”, demanda la madre.

A lo largo de los años, Viviana Alegre ha recibido numerosos apoyos de organismos de Derechos Humanos y diversas organizaciones y personalidades. En la actualidad, cuenta con un equipo jurídico y el acompañamiento de Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga, joven desaparecido en Buenos Aires; de Pablo Pimentel de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza; y de un perito que entrena perros para búsqueda de personas.

También se han contactado con nosotros desde Amnistía Internacional, porque la búsqueda debe continuar. Han buscado muy por encima, apoyando y tapando al poder político, policial, judicial y civiles cómplices y responsables”, exige Viviana Alegre.

Sentimientos encontrados 

A diez años de la desaparición de su hijo, Viviana Alegre expresa que tiene sentimientos encontrados: “Por ahí te da ganas de no seguir, te agota, te cansa, ves que no es sólo el caso de Facundo”. Destaca con satisfacción que la historia de su hijo llegó a la Biblioteca Nacional de la mano del Teatro Nacional Cervantes con la obra “La ilusión del Rubio” (escrita por Santiago San Paulo, dirigida por Gastón Marioni y con la actuación de Martín Slipak) y al mismo tiempo, entre otras anécdotas, le genera tristeza recordar el último cumpleaños que compartió con su hijo, un mes antes de su desaparición.

Sobre esta década en la que tuvo que reinventarse para sostener la búsqueda de su hijo, repasa: “Aprendí que la lucha es larga. En su momento, dejé de lado todo, hasta mi salud. Tuve cáncer, logré salir, aunque siempre estoy cuidada y controlada porque puede volver a aparecer. Aprendí a disfrutar mis otros hijos y mis nietas. Dedicarme al trabajo. Soy profesora de piano, escribo mucho. Me inscribí en otra carrera. No sólo hay que darle prioridad a la salud física, sino también a la salud mental; porque la lucha va a continuar con altibajos, como ha sido hasta ahora".

Y concluye: "Conocí gente que me encantaría haber conocido en otras circunstancias, de quienes aprendo; madres, familiares; compañeros y compañeras de espacios sociales, culturales, académicos, que me enseñan día a día que la lucha debe continuar hasta encontrando a Facundo. Y ahí iniciará otro proceso”.

Quienes deseen sumarse a la campaña, deben mandar sus fotos a los números telefónicos 2664029641 y 3513958469, o mandarlas por mensaje privado a las páginas de Facebook e Instagram “Sin Facundo No Hay Justicia”.

Noticias relacionadas:

 Facundo Rivera Alegre by LNMRealizarán actividades en memoria de Facundo Rivera Alegre
facundo rivera alegreTSJ confirmó pena de condenado por el crimen de Facundo Rivera Alegre

Te puede interesar